Web de Metal Backmasking – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

Backmasking

by Luna

Esta historia es muy vieja. El “Backmasking” conocido como mensajes al revés. es una técnica sonora en la cual, los sonidos son grabados a la inversa sobre una pista musical planeada para ser tocada hacia delante… así de sencillo.

Los inicios del “Backmasking” se remontan a la década de los cincuenta con la música electrónica, implicaba fragmentos de sonidos naturales y automáticos. Los Beatles fueron de las primeras bandas en incorporar esta técnica. La idea se le ocurrió a John Lennon que grabó el tema “Rain” a la inversa, pero George Martin no estaba de acuerdo y finalmente solo se grabó la última parte al revés. Los efectos invertidos eran también utilizados por los productores, después para darle un toque comercial se añadieron cientos de leyendas urbanas que hablaban de mensajes satánicos en las canciones, cuando simplemente se trata de un juego de niños en un estudio de producción.

En 1969 Rusell Gibb que trabajaba en la radio americana recibió una llamada anónima que dio origen a una leyenda urbana que aseguraba que Paul McCartney había muerto y que su muerte había sido anunciada por los propios Beatles, pues aparecía en esas grabaciones al revés como mensaje subliminal. El álbum blanco era el acusado de contener estos mensajes “Paul is dead man, miss him, miss him, miss him”.

Obviamente esta “polémica” les venía genial a las bandas y el mundo del Rock no tardó en imitar a los Beatles. Los primeros en subirse al carro fueron los Led Zeppelin, en Stairway to Heaven puede escucharse “Oh here is my sweet Satan. The one whoe little path would make me sad, whose power is Satan. He Will give those with him 666”. Aunque la discográfica de Led Zeppelin, Swang Song declaró que “Nuestros tocadiscos sólo tocan en una dirección, hacia adelante”. Como dejando caer que era algo sobrenatural… lo que hay que hacer para vender más discos.

Acusados de poner mensajes subliminales están artista del Pop como Chayanne, Britney Spears…. prácticamente todos quieren jugar a eso. Desde bandas sesenteras como Eagles o Black Oak Arkasansas pasando por todas las bandas de metal de los ochenta, sobre todo en Usa, en Europa, exceptuando Inglaterra en los setenta, el Backmasking no tuvo tirón ninguno.

De todos los mensajes subliminales, para mí el más original es el de Pink Floyd “Acabas de descubrir el mensaje secreto del diablo, comunícate con el viejo, enhorabuena”. El Backmasking nació en los cincuenta y el mundo del rock y el metal (influenciados por los Beatles que fueron los pioneros) le dieron ese toque satánico.

No hubo quién alimentó una polémica que no es más que un juego de niños, en un país como Usa donde prolifera la locura es normal tomarse en serio estas cosas. El predicador cristiano fundamentalista, Gary Greenwald afirmaba que los mensajes enmascarados pueden ser escuchados subliminalmente pudiendo inducir a los oyentes al sexo o el uso de las drogas. Poco después a esto se le unió la campaña que inició la mujer de Bush contra las bandas de metal, la cruzada contra las letras “soeces” en las canciones y de ahí nació la etiqueta “Parental Advisory” de contenido explícito.

Hay que decir que la relación de Satán con el Rock es una simple coincidencia. El satanismo se puso de moda en los años sesenta en Estados Unidos gracias a Anton LaVey que fundó la iglesia satánica y se hizo un personaje muy mediático en Estados Unidos. En el cine, en la literatura, hubo un auténtico boom de satanismo y misticismo apoyado también por la proliferación de drogas psicodélicas y del movimiento Hippie que buscaba la experimentación total. El Rock simplemente se dejó influenciar por esta moda y hasta nuestros días sigue ligado al satanismo.

De todas las historias de mensajes grabados subliminalmente el más sangrante es la acusación de Judas Priest con su famoso mensaje de “Do It” (Hazlo) que incitó a dos jóvenes al suicidio en Nevada escuchando un tema del Stained Class. Las familias de los jóvenes perdieron el juicio claramente porque la acusación de inducir al suicidio, no había por donde cogerla.

El músico que utilizó el Backmasking con más inteligencia fue Frank Zappa que en sus primeros álbumes utilizó frases subliminales donde criticaba por no decir insultaba a todos los críticos que le ponían a parir día tras día, pero la censura se cebó con él y los eliminó todos.

Hagamos un breve repaso final. El satanismo se puso de moda en Usa por LaVey en los sesenta, los Beatles o más concretamente John Lennon incorporaron mensajes satánicos a sus canciones en los sesenta. En los setenta los AC/DC, Pink Floyd, Black Oak Arkansas, Frank Zappa y Led Zeppelin se unieron a la moda. En cuanto al Metal, los Judas Priest fueron acusados aunque de forma injustificada. En la Nwobhm se sumaron los Venom a los mensajes ocultos satánicos y en Usa los Slayer en el álbum Hell Awaits. En el Black Metal obviamente no van a poner un mensaje grabado al revés que sea satánico cuando las letras son ya de por sí demoníacas, así que se dedican a mensajes anticristianos como el de los Darkthrone “En el nombre de Dios que los templos ardan”. En definitiva, el Backmasking y los mensajes satánicos que tanta polémica generaron, un simple juego de niños en el estudio de grabación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *