Web de Metal VENOM – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

VENOM

by Hombre Rancio

Venom se estableció como parte de la escena musical del heavy metal británico con su demo de 1980 “Demon” el cual les dio cierta reputación en ámbito underground (esta grabación seria la única del grupo como cuarteto). En 1981 lanzan su álbum debut Wellcome to Hell  el cual alcanzó un éxito independiente (época en la que la NWOBHM se popularizaba en Reino Unido), además es considerado el primer disco de black, thrash e incluso death metal  y es considerado un prototipo esencial en estos géneros. En 1982 el grupo alcanzó el verdadero éxito en el heavy metal con su álbum black metal  el cuál fue una gran influencia para varios estilos que engloban al metal extremo como el thrash metal el death metal , y el black metal  (El título del disco bautizo el venom1nombre de este último genero) pese a que el disco presenta un sonido completamente propio de la nwobhm, pero en la más sucia y agresiva de sus versiones, y es considerado uno de los mejores pilares del heavy metal En 1981 una banda británica lanzó al mercado un álbum muy extraño. Se llamaba Welcome to Hell, una obra de heavy metal que lograba proyectar un sonido punk latente muy particular y con canciones que podían ser descritas como un ruido infernal que atraería a una jauría de seguidores sedienta de la música extrema y la lírica llena de alabanzas satánicas que ofrecía el disco. Era diferente con toda intención. Todos los músicos querían sonar como las bandas de éxito del momento, querían ser Iron Maiden y Judas Priest… pero alguien quería tener su sonido propio. 

vemon2

Venom originalmente se formó como un quinteto (una voz, dos guitarras, un bajo y una batería) bajo el nombre Guillotine en 1978. Sus influencias originales, o quizás debamos decir las de su guitarrista líder Jeff Dunn, quien comandaba musical e ideológicamente a la banda, fueron la concreción musical entre el punk y el metal, los agresivos y rápidos riffs, la atracción por lo oculto y el dramatismo visual.

Luego de que el vocalista y el baterisvenom3ta originales, abandonaran al grupo por diferencias personales (el baterista Chris McPeters decidió casarse y el vocalista Dave Blackman se molestó cuando en un ensayo del grupo, su jardín terminó incendiado por fuegos artificiales), el azar determinó que Jeff Dunn conociera en un concierto de Judas Priest en Newcastle a los que para entonces eran miembros de la banda Oberon, el batería Tony Bray y el vocalista Clive Archer. Tras observar que ambos mostraban un descontento con la escena del metal del momento, donde las bandas más pesadas pasaban por ser Judas Priest y Mötorhead, Dunn les ofreció a ambos músicos audicionar por las posiciones vacantes en la banda. 

A finales de 1979, el segundo guitarrista de la banda, D. Rutherford decidió abandonar también el proyecto por razones personales y la posición de segunda guitarra fue ocupada por Conrad Lant  a quién Dunn había conocido en casa de un amigo común. Con la llegada de Lant Venom había definido completamente el carácter musical y lírico por el cual sería conocido, la banda cambió el nombre de Guillotine por el de Venom y sus integrantes adoptaron los nombres sacrílegos por los que hoy se les conoce (Cronos: Conrad Lant, Mantas: Jeff Dunn, Abbadon: Tony Bray, y Jesuchrist: Clive Archer). Por esa época el bajista original, Dean Hewitt, fue sustituido por el recién llegado Alan Winston.

 

vemon4

Winston terminaría por dejar la agrupación en menos de un año, una semana antes del primer concierto de la banda en el Club Meth en Wallsend, Inglaterra. A partir de ese momento Cronos asumió la responsabilidad de interpretar el bajo, diciendo simplemente que “tocar el bajo no podía ser tan difícil después de todo”. Venom se convirtió de esta forma en un cuarteto con una voz líder (Jesuchrist), un guitarra (Mantas), un bajista (Cronos) y un batería (Abbadon).

vemon5

En abril de 1980, esta formación entró al estudio para grabar la primera de sus demos incluyendo otros tres temas clásicos, «Angel Dust», «Raise the Dead» y «Red Light Fever». Pero esta sería la única grabación conocida de Venom como cuarteto, porque Clive Archer dejaría la banda poco después. A continuación el grupo se concentraría en componer nuevos temas y en ensayar los que ya tenían, mientras conseguían una nueva voz líder.

Fue durante uno de estos ensayos, que Cronos tomó el micrófono para acompañar uno de los temas recién compuestos por Mantas (Live like an Angel) y en seguida, Mantas y Abbadon reconocieron que esa combinación de cánticos guturales y alaridos era precisamente el sonido que estaban buscando para su banda.vemon6

La banda que trajo consigo la bienvenida al infierno se llama Venom, un power trío formado por el bajista/vocalista Cronos, el guitarrista Mantas y el baterista Abbadon, no se trataba de músicos virtuosos de ninguna manera, eran solamente unos tipos inconformes con el heavy metal del Reino Unido y que tenían la determinación de cambiar el modo en que se realizaban las cosas excediendo los estándares permitidos por el estilo tradicional que limitaba la escena metal. Su misión era el exceso, ser más pesados que Motorhead, más oscuros que Black Sabbath, visualmente más impactantes que Judas Priest y con un espectáculo que pudiera rivalizar con Kiss. Resultaba una misión pretenciosa tomando en cuenta que desarrollaron esta ambición antes de ser una banda, pero lo cierto es que lo lograron y la reputación de satanistas que se ganaron al comienzo de su carrera sólo logró hacer más exitosa su misión. Venom nació formando parte de la New Wave Of British Heavy Metal (NWOBHM) y cuando su música llegó a Estados Unidos inspiró a bandas como Slayer, Metallica o Megadeth a seguir una línea extrema en sus composiciones generando Thrash Metal; en Noruega, su música fue la base principal de un movimiento musical, autotitulado Black Metal Noruego, desarrollado durante la década de los 90. Del mismo modo son precursores importantes del Death Metal. 

Venom le dio a la sociedad lo que ésta buscaba: una banda que adoraba al diablo en escena. Durante toda su historia el rock ha sido calificado como música diabólica por los sectores conservadores de la sociedad, pero esto nunca ha sido abiertamente cierto. Las bandas en general nunca se autoproclamaron aliados del infierno (de hecho se autoproclamaban lo contrario) hasta que apareció Venom, que directamente utilizaba el simbolismo infernal como un elemento positivo. Mientras otros decían “ten miedo del poder de la oscuridad”, Venom decía “Nosotros somos el Diablo, sé nuestro amigo”. Su primer disco está plagado de una temática sobre alianzas con el diablo y su poder, expuesta principalmente en las canciones Sons of Satan, Welcome to Hell e In League With Satan.

La crítica los discriminaba y decía que no sabían tocar sus instrumentos pero, la opinión de los críticos evenom7s algo que siempre debe tener sin cuidado al artista. Venom ya tenía una audiencia bien establecida que estaba creciendo y defendía su ruido demoníaco, aquel que conquista un segmento del mercado tiene ganada gran parte de la batalla. En 1982 lanzan el disco Black Metal, un disco histórico que años después serviría para dar nombre a una nueva variante del metal y que marcó una pauta a seguir en el metal extremo, entre los temas más interesantes encontramos Black Metal, Countess Bathory, Teacher’s Pet y Don’t Burn the Witch. La letra (resultado de una imaginación sucia) continúa teniendo una temática extremadamente oscura y sexual, con referencias a la historia universal y la literatura. La producción del disco es mejor que en el disco anterior y los riffs son más concretos. Una obra maestra carente de maestría, un disco sucio hecho por manos poco virtuosas, indispensable en la historia del metal extremo precisamente por ser tan sucio como quiso ser. Incluso la escena del metal comercial del momento y la crítica que tanto los odiaba tuvieron que voltear y contemplar lo que Venom acababa de hacer. 

Eran la última innovación de la música de terror y la pirotecnia. Venom provocaba que incluso los propios admiradores se asustaran y reflexionaran si estaban haciendo algo malo al comprar uno de sus discos. Hoy en día no existe ese problema, pues han sido superados por sus discípulos a lo largo del tiempo. Ver una grabación de los 80s estelarizada por Venom ya no tiene el mismo efecto que tuvo en su momento. Los miedos sociales cambian con el paso del tiempo, evolucionan con la sociedad y, aunque la época de terror sea recordada con respeto, llegará el día en que la figura aterradora será asimilada por la sociedad y perderá el efecto que llegó a causar.

El siguiente disco At War with Satan fue elaborado con mayor precisión técnica y fue lanzado en 1983. Todo el mundo estaba sorprendido, nadie esperaba que Venom pudiera componer un álbum conceptual, lo cual fue una reacción estúpida, pues no se necesitavenom8 ser un genio para hacer un disco conceptual, cualquier persona con iniciativa puede hacerlo. La primera canción lleva el título del álbum, una explosión de poderosos riffs y lírica satanista que dura 20 minutos, una de las creaciones más geniales de Venom, posiblemente la primera canción de larga duración del metal extremo. El tema del disco es la guerra entre el cielo y el infierno y sus creadores dicen que el título En Guerra con Satán puede interpretarse de dos modos que dependen totalmente del punto de vista de quien lo escucha, uno es ir a la guerra del lado de Satán y el segundo es ir a la guerra contra Satán. El último tema Aaaaaaarrghh es exactamente lo opuesto al primer tema, es un experimento de 2:22 minutos donde predominan los sonidos guturales y el ruido. 

El primer disco era una compilación de demos arreglada para presentarse como un Full Length Album, el segundo fue un clásico demoledor y el tercero es épico y poderoso. La banda se volvió increíblemente importante y al mismo tiempo, gracias a su imagen no convencional, logró esquivar la popularidad decadente del mainstreem. Legendarios sí, comerciales no. Cuando su gira llegó a Estados Unidos, la audiencia metalera americana recibió a los británicos como héroes y Slayer ejerció el papel de telonero en los shows. América los trató de un modo que ningún país de Europa nunca hizo y les mostró el rumbo que estaba tomando el metal. El objetivo inicial de Venom se cumplía mientras el metal americano se tornaba más extremo.

Desde el comienzo juraron no dar conciertos en el Reino Unido hasta tener organizado un concierto masivo. Esto ocurrió en 1984, el debut de Venom en Inglaterra como banda en directo en el Hammersmith Odeon en Londres con el lugar repleto.

La decadencia llegó por fin en 1985 con el álbum Possesed. Los seguidores no recibieron el disco con agrado y la unidad del grupo estaba en problemas, había desacuerdos respecto a la música. Mantas había perdido el interés en la banda y finalmente terminó por abandonar Venom para iniciar su carrera como solista. En su reemplazo Cronos y Abbadon contrataron a dos guitarristas, uno americano, Mike Hickey y uno británico, Jim Clare. 

En 1987 Venom lanza el Calm Before de Storm, para esta época la escena del metal extremo que habían contaminado con su influencia se había desarrollado a otro nivel. El nuevo disco no tuvo el impacto que Cronos y Abbadon hubieran esperado. Entonces Cronos decide crear un proyecto alterno a Venom. Al suceder esto Abbadon y Mantas se reúnen y rescatan el nombre de Venom para realizar un nuevo disco llamado Prime Evil, lanzado al mercado en 1989. A partir de aquí hay muchos cambios en la alineación de la banda, basta decir que en algún momento Cronos regresó y es el únicovenom9 de los miembros fundadores que continua en Venom hasta el momento (2009).

Este nuevo Venom tan inestable ha dejado una lista de álbumes que a pesar de no ser tan impactantes como sus tres primeras creaciones, son extremadamente respetables: Temples of Ice (1991), The Waste Lands (1992), Cast in Stone (1997), Resurrection(2000), Metal Black (2006) y Hell (2008).

Su nombre y leyenda han crecido y sido alimentados de manera insaciable con los años. Bandas del calibre de Metallica y Slayer han mencionado la importancia del legado de Venom, cientos de bandas están en deuda con la creatividad de Cronos, Mantas y Abbadon. 

Mike Hickey dejó la banda durante 2007  por motivos personales. Fue reemplazado por Stuart Dixon (alias “Rage”), un joven y desconocido guitarrista de Nescastle  Con su nueva formación, Venom continuó su camino y publicaron en 2008 el álbum Hell . A pesar de la relativa falta de originalidad, fue un álbum de relativo éxito. venom10Venom no hizo una gira tras la publicación de este álbum. Sin embargo, el grupo realizó algunos conciertos importantes, principalmente su participación como cabezas de cartel del festival francés Hellfest en 2008. El grupo no tocaba en Francia desde la década de los años 80. La banda también encabezó el Rock’Em All Festival en Atenas, acompañada por Iced Earth. 

En 2009, Antton, batería de Venom desde 1998, anunció su salida del grupo. Antton declaró que estaba satisfecho con su papel de sucesor de Abaddon, pero que necesitaba más tiempo para su proyecto DefConOne. Cronos encontró a su sutituto en Danny Needham, un joven batería que tocaba en el proyecto en solitario de Tony Martin (ex vocalista de Black Sabbath ). Needham eligió como apodo “Danté”.

El grupo realizó en diciembre de 2009 una mini-gira de 5 fechas por Sudamérica llamada The South American Dates Of Hell 2009. Este tour fue un evento pequeño, porque la banda no tocaba en América del Sur desde la gira del álbum Calm before the Storm en 1988. En febrero de 2010, anunciaron la publicación de un nuevo álbum en verano. En agosto participaron por primera vez en el festival noruego de metal extremo hole in the sky como cabezas de cartel. Los últimos álbumes de la banda no añaden gloria a su leyenda, pero ahí siguen al pie del cañón, para mi su último buen álbum fue Hell, en los dos últimos no lograron tocar con la tecla.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0