Web de Metal ANGEL WITCH – Screamin’ n’ Bleedin’ (1985) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ANGEL WITCH – Screamin’ n’ Bleedin’ (1985)

by Vpower

Inglaterra
Nwobhm

angel witch 21. Who’s to Blame
2. Child of the Night
3. Evil Games
4. Afraid of the Dark
5. Screamin’ n’ Bleedin’
6. Reawakening
7. Waltz the Night
8. Goodbye
9. Fatal Kiss
10. U.X.V.

.

Dave Tattum – Vocals
Kevin Heybourne – Guitars
Pete Gordelier – Bass
Dave Hogg – Drums

Este fue el segundo trabajo de los Angel Witch. Otro gran álbum, aunque quizás llegó demasiado tarde. La banda tenía la idea de triunfar a lo grande y para ello hubo un cambio de vocalista, entra a la banda Dave Tattum, que es una voz mucho más melódica que Heybourne. Antes os decía que este trabajo llegaba demasiado tarde porque en 1985 la Nwobhm ya estaba dando sus últimos coletazos.

Who’s to Blame es el primer acercamiento melódico que hicieron los Angel Witch en su carrera. Recordemos que a mediados de la década de los ochenta, el metal vivía una época en la cuál el clasicismo cedía paso al aspecto más comercial, triunfaba el glam y las bandas metaleras debían apostar por temas más melódicos y las discográficas imponían a las bandas una balada en cada disco. Los Angel Witch construyeron temas más facilones como Child of the Night o Evil Games, son un claro ejemplo de la época en la que transcurre este álbum. Lo mejor de todo es que los Angel Witch siguen siendo reconocibles en su estilo. Renunciaron a la influencia de Judas Priest y esa influencia setentera que estaba muy presente en su álbum de debut.

Afraid of the Dark es mi tema favorito de todo el plástico. Cuando los Angel Witch tiran de lentitud es cuando Heybourne ofrece su mejor versión como guitarrista. Digamos que este tema es una balada, pero nada comercial, más bien todo lo contrario. Esta es la época dorada del metal, ya no se hacen temas así.

La única pega que le puedo poner a este trabajo es la producción, que no me termina de convencer y el escaso protagonismo de la batería y el bajo a lo largo del álbum, en el caso de la batería, siempre se muestra lineal y con los mismos ritmos en todos los temas. Pese al pésimo sonido, la calidad compositiva surge en temas como Goodbye o Waltz the Night.

Es un trabajo que entra más fácil que el primero, tiene más gancho comercial y los Angel Witch trabajan mucho más las melodías y estribillos. Hay menos creatividad y están más comedidos, me gusta mucho más su primer álbum, pero hay que admitir que su segunda obra no tiene puntos flojos. En esta época de la banda, me recuerdan muchísimo a los Diamond Head, prácticamente siguieron los mismos pasos desde el principio. Finalizo esta reseña como la empecé. Es un gran álbum, pero es un álbum víctima de su época. Cambios en la formación, cambio en la orientación musical, gran trabajo pero la Nwobhm ya estaba dando sus últimos coletazos y los Angel Witch como banda también.

https://www.youtube.com/watch?v=c3hiJ9VOsGk  álbum completo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *