Web de Metal ARIA – Baptizing With Fire (2003) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ARIA – Baptizing With Fire (2003)

by Alba

Rusia
Heavy Metal

aria 91. Patriot
2. Baptizing with Fire
3. Colosseum
4. The Hangman
5. Your New World
6. There High Above
7. White Flag
8. The Battle
9. Dark Count Feast

Vitaliy Dubinin – Bajo
Arthur Berkut – Cantante
Sergey Popov – Guitarra
Maxim Udalov – Batería
Vladimir Holstinin – Guitarra

Los Aria tocaron en el festival moscovita de Nashestvie donde tocaron por primera vez con una orquesta sinfónica. Lo que quería hacer Holstinin es hacer una gira con una orquesta y lanzar un álbum en directo que nunca se llegó a grabar debido a la tensión que durante la gira hubo entre ellos mismos y los managers.

Kipelov no quiere grabar otro álbum con Aria y abandona la banda y arrastra con él a Terentiev. Pero le une un contrato con Moroz Records y se ve forzado a regresar a la banda, eso sí, sus relaciones con el manager de Aria y con Holstinin están rotas.

Kipelov cumple su contrato con Moroz y graba un álbum más con Aria, “Chimera”, que fue un éxito, como un profesional realizó la gira y después abandonó la banda, lo que era su deseo desde hace años para crear su propio proyecto individual que dura hasta nuestros días y que… todo hay que decirlo, no tiene ni la mitad de fama que Aria, no le salió la jugada del todo bien.

Sergey Popov substituye a Terentiev y lo hace con mucho acierto. Popov era el alma de Master, la banda que rivalizó siempre con Aria, recordemos que los Master son una banda más enfocada hacia el Thrash/Speed por lo tanto, Popov le da un aire más agresivo a la música de Aria.

Arthur Berkut es el nuevo vocalista de la banda, lo descubrió Mavrin (ex guitarrista de Aria) que para su proyecto individual contó con este cantante ucraniano. Holstinin se lo birló a Mavrin con el consecuente cabreo del guitarrista y estuvo en Aria hasta el 2011, fecha en la que decidió irse para emprender un nuevo proyecto, Forced United.

Holstinin tiene una habilidad innata para rebelarse contra el sino de su banda. Cuando Kipelov abandonó el barco, muchos ya daban por muerto a Aria y de repente se saca este Bautismo de fuego de la chistera que cuenta con los riffs más metaleros, esto es metal en toda su esencia y más que estar influenciado por Iron Maiden lo está por Judas Priest.

Ahora bien, es uno de los álbumes que peor supo envejecer de la carrera de Aria. En su día sonaba como un bombazo pero ya no es lo mismo con el paso de las escuchas. Lo primero hay que criticar la producción, la voz de Berkut se escucha muy baja. El sonido del bajo que siempre fue protagonista en Aria pasa a un segundo plano y la batería se escucha con un sonido blando y nada contundente. Todo queda pues al servicio de la dupla Holstinin/Popov y lo que ellos puedan crear.

The Hangman, Patriot y The Battle son los tres temas que merecen especial mención en este trabajo. Un álbum de metal clásico inglés pero con estribillos épicos y melancólicos de la escuela rusa. Quizás es el álbum más olvidado de la historia de los Aria y no debería ser así, porque por ejemplo es muy superior al último trabajo de la banda y tiene un par de buenas ideas, como esos coros que potencian los estribillos y el aire groove de los riffs.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *