Web de Metal BATHORY – Requiem (1994) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BATHORY – Requiem (1994)

by Jordi Thunder

Suecia
Thrash

bathory 661. Requiem
2. Crosstitution
3. Necroticus
4. War Machine
5. Blood and Soil
6. Pax Vobiscum
7. Suffocate
8. Distinguish to Kill
9. Apocalypse

.

Quorthon – Voz, Guitarra
Kothaar – Bajo
Vvomth – Batería

En 1994 sale a la venta “Requiem”, tres años después de su anterior trabajo, donde regresan con nuevas ideas, suena tan brutal como caótico y tratan de reflejar la energía de sus primeros álbumes. Su música fue escrita en dos semanas y sus letras hablan sobre ocultismo, letras que por cierto fueron censuradas por tal motivo fue producido y publicado sin ellas.

Hay que entender esta época, tanto el “Requiem” como el “Octagon” son dos álbumes completamente diferentes. Quorthon quería emprender una carrera en solitario y lo hizo, orientado hacia el Avantgarde y con ramalazos de Grunge llegó a editar dos álbumes con su nombre. Pero retomó Bathory y eso que dijo que no quería editar más álbumes con este nombre. Aún así regresó pero lo hizo a su manera, dejando aparcado el Viking Metal y realizando… vamos a decir un Thrash Metal muy a la brasileña.

“Requiem” es un trabajo de Thrash metal con un sonido muy metálico en la batería que casi parece programada, típico de los noventa. Riffs sucios y agresivos que abarcan desde el Thrash pasando por el Hardcore y el Crust Punk. Vuelve a mirarse al espejo de los Motörhead y Discharge, sus dos principales inspiraciones en los primeros tiempos y lo combina con la energía brasileira de Minas Gerais y la suciedad de los Sarcófago.

Me parece adictivo el álbum, soy consciente de que los fans odian este trabajo porque querían otro álbum de Viking Metal, pero eso sería no entender al genio, él necesitaba crear siempre algo diferente y vaya si lo hizo.

Requiem y Crosstitution son dos temas que son hermanos gemelos y van de Thrash/Crust Punk acelerado y sin miramientos. Lo que más destacado de este álbum es que es caótico y directo a la yugular sin miramiento alguno. En Necroticus nos encontramos el primer mediotiempo y un trabajo a los teclados que trata de darle un toque atmosférico al tema pero sin perder la suciedad y sin rastro alguno melódico. Con War Machine recupera los ritmos acelerados en la base rítmica y monotemáticos sin cambios de ritmo y tirando de solos acelerados que recuerdan a los Motörhead de los setenta.

Me gusta el Groove en Pax Vobiscum y lo primitivo que llega a sonar. Bathory nunca fue una banda de directos pero estos temas en directo deberían sonar atronadores. Tienes la sensación de que todos los temas son uno solo y que es Quorthon que te está pasando el rodillo.

Comparar este álbum con su época de Viking Metal es el gran error que cometen muchos y es que no tienen nada que ver. Es como si “Requiem” y “Octagon” fueran dos álbumes independientes dentro de la discografía de Bathory y hay que entenderlos así. Estamos en los noventa y las bandas se vieron obligadas a cambiar de estilo por la oleada comercial imperante pero Quorthon no tuvo presión alguna de su sello discográfico ya que el jefe de su sello era su padre, simplemente cambió de estilo musical porque le dio la gana. Temazos como Distinguish to Kill no pueden pasar desapercibidos para los fans. Hay que redescubrir este “Requiem”, es brillante.

https://www.youtube.com/watch?v=ffuJZduyGmA  álbum completo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *