Web de Metal BATHORY – Under the Sign of the Black Mark (1987) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BATHORY – Under the Sign of the Black Mark (1987)

by Hombre Rancio

Suecia
Black Metal

bathory 11. Nocternal Obeisance
2. Massacre
3. Woman of Dark Desires
4. Call from the Grave
5. Equimanthorn
6. Enter the Eternal Fire
7. Chariots of Fire
8. 13 Candles
9. Of Doom……

.

Quorthon – Cantante, Guitarra, Bajo, Teclados
Paul Lundburg – Batería
Christer Sandström – Bajo

Este es el álbum que hizo inmortal a Quorthon, el álbum que todos imitan y nadie logró igualar jamás. Obra maestra y uno de los mejores trabajos del metal extremo de la historia, simplemente Quorthon demuestra que está tocado por una varita mágica algo que solo los genios tienen.

Este álbum salió publicado por el sello Black Mark Production, el productor del álbum fue Stig Börje Forsberg, alias Boss, el padre de Quorthon, que por cierto sigue vivo, tiene 73 años. Nunca entendí el odio que parte de la comunidad metalera tiene a Quorthon, mitad venerado, mitad odiado. Fue acusado de enchufado por trabajar con su padre, algo que ocultó en sus inicios pero que después salió a la luz, el trabajo de este artista habla por sí solo. También fue acusado de falta de técnica y que su música era puro ruido, sobre todo sus tres primeros álbumes, no coincido para nada.

Digamos que en sus dos primeros álbumes Quorthon estaba buscando su sonido, mezclando el legado de Discharge con Motörhead que no Venom (banda que no le gustaba demasiado a Quorthon) y de esa argamasa salió el Black Metal. Pero es con “Under the Sign of the Black Mark” cuando el genio nos regaló el Black Metal pulido, el estilo ya preparado para ser imitado por cientos y cientos de bandas y es que el Black nórdico se lo debe todo a Bathory.

Nocternal Obeisance es una intro oscura y cadavérica que sirve para introducir Massacre… un solo riff y ritmos de Thrash/Death acelerado y machacón en la base rítmica con la máxima distorsión en las guitarras. Sencillo a más no poder, no se puede negar.

Woman of Dark Desires es más de lo mismo pero con dos elementos añadidos. Primero la distorsión brutal de las guitarras que hacen un acercamiento al Crust Punk y es que Quorthon siempre fue un fanático del Punk, el solo desbocado y ese trabajo de teclados todavía sin pulir que trata de dar atmósfera al tema sin llegar a conseguirlo del todo.

Call from the Crave es el mejor tema de todo el álbum, un Blackened Doom que sí que tiene mucho de Hellhammer y aunque no le gustaran, algo de los Venom, pero sobre todo de la banda de Suiza. Una mayor técnica y sobre todo los ritmos más oscuros y primitivos de todo el trabajo, el riff de este tema es sencillamente matador.

Equimanthorn tiene el mismo ritmo lento, una voz donde literalmente se desgañita, un trabajo de batería que suena potente y estridente y unos riffs agudos muy metaleros que introducen la épica, simplemente son dos temas inmortales que no han encontrando contestación en ninguna banda, Quorthon creó un estilo pero nadie logró superarlo.

Enter the Eternal Fire hace honor a las raíces de este artista y abarca el Crust Punk más acelerado. Chariots of Fire retoma la energía y la sencillez compositiva máxima, lo que más me gusta no es la oscuridad sino el toque Punk que tienen todos los temas. 13 Candles y Of Doom…… experimentan con los teclados y sin querer nos introducen en la siguiente etapa de la banda, más orientada hacia el Viking Metal. Simplemente una obra maestra.

https://www.youtube.com/watch?v=rdj4FgcjrDI  álbum completo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *