Web de Metal BLACK SABBATH – Black Sabbath Vol. 4 (1972) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLACK SABBATH – Black Sabbath Vol. 4 (1972)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

492/

/

1. Wheels of Confusion
2. Tomorrow’s Dream
3. Changes
4. FX
5. Supernaut
6. Snowblind
7. Cornucopia
8. Laguna Sunrise
9. Saint Vitus Dance
10. Under the Skin

Ozzy Osbourne – Voz
Tony Iommi – Guitarra, piano, melotrón
Geezer Butler – Bajo
Bill Ward – Batería

índiceParanoid es el mejor  álbum de Black Sabbath, y posiblemente el mejor trabajo  de la historia del metal, con el permiso del Wellcome to Hell  de Venom y el Sad Wings of Destiny de Judas Priest. El sonido que consiguieron en Paranoid, intentaron volver a él una y otra vez. Como cientos y cientos de bandas trataron de plasmar ese estilo unos con más suerte, otros con menos. La legión de fanáticos de los Sabbath, los alumnos más fieles a su estilo: IIron Man, Trouble, Saint Vitus, Pentagram. Los que lo llevaron a otros terrenos como los Candlemass, y el derivado del Stoner.

Los Sabbath nunca consiguieron volver al Paranoid, cosa que intentaron en el 2013, con su último trabajo, y sin ningún éxito. Su anterior álbum, el Master of Reality, más que ser sólido, lo que contenía eran temazos absolutos, temazos sueltos, de bellisima factura.

Este Volume 4, es quizás más sólido que el anterior, pero a su vez si hablamos de temas sueltos, no tiene los temazos del Master of Reality.
Es un álbum  muy rico en matices, donde cada músico aporta su granito de arena. Vemos quizás un Ozzy más contenido, con ritmos muy lentos en sus estribillos. Me gustan por ejemplo las aceleraciones de Wheels of Confusion, donde brilla con luz propia Bill Ward.

Lo que me parece fascinante, es como empalman un tema con otro, pareciendo otra parte de la canción. El empalme entre Wheels of Confusion y The Straightener es genial. Tema más rápido, con un solo de guitarras muy melancólico, muy de spaguetti western, con una base rítmica con acústica y batería con ritmos latinos, esta genial.

En Tomorrow’s Dream, volvemos a tener ese sonido de distorsión en los riffs tan groove, tan propio de los Sabbath, con una batería muy técnica, buenos cambios de ritmo, y un Ozzy más agresivo, como siempre digo los temas de Ozzy, tan solo los puede cantar el Madman.

Toda la sensación en este trabajo es que los Sabbath se hicieron más progresivos, y esta confirmación la tendremos en próximos álbumes. Por Ejemplo de esos estribillos como el de este tema, con partes acústicas y la intro de la eléctrica, no lo teníamos antes. Ya no suenan tan oscuros, tan primitivos, mucho más técnicos, los punteos, cosa que nunca se comenta, todos los punteos de este trabajo, están completamente influenciados por Jimi Hendrix.

Tomy Iommi, haciendo punteos es un guitarrista del montón, el siempre será recordado como el rey del riff, y en este trabajo no nos va a hacer cambiar de opinión.

La primera balada, la primera de unas cuantas, de la banda. Changes, un Ozzy más emotivo, teclados por primera vez, piano, suena bien….. pero yo en ellos siempre busqué la oscuridad. Aún así a los Sabbath les pasó lo mismo que a los judas priest con las baladas, que nunca se les valoró. Y los Sabbath con Changes, Planet Caravan, y todas las que contienen el Technical Ecstasy, merecen todo el reconocimiento. Al igual que los Judas Priest con su gloriosa: Beyond the Realms of Death, para mí la mejor balada de todos los tiempos. Sin desmerecer para nada: Angel, Lost Love, en los nuevos tiempos, o Last Rose of the Summer, United, Before the Down, Dream Deceiver en sus primeros tiempos. Dos grandes bandas, que compusieron baladas muy buenas, sobre todo los Judas, en este aspecto le dan mil vueltas a los Sabbath, y jamás fueron reconocidos.

Pero es cierto que Changes nos corta un poco el rollo, aunque produce el mismo influjo que Planet Caravan es como una rosa en el desierto, es el tema de descanso y desconexión, para volver después a ritmos más aguerridos.

Y hay temas más machacones que nos gustan como Cornucopia, de nuevo con un riff completamente influenciado por Hendrix, o Snowblind tema bandera de los Sabbath, que siempre está en su set list. En definitiva es un gran álbum, aunque yo añoro los años crudos, o sea sus dos primeros álbumes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *