Web de Metal BLACK SABBATH – Heaven and Hell (1980) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLACK SABBATH – Heaven and Hell (1980)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

5041. Neon Knights
2. Children of the Sea
3. Lady Evil
4. Heaven and Hell
5. Wishing Well
6. Die Young
7. Walk Away
8. Lonely is the Word

Ronnie James Dio: cantante
Tommy Iommy: guitarras
Bill Ward: batería
Geezer Butler: bajo
Geoff Nichols: teclados

tumblr_mgsxjsQ0ID1rk26ano2_r2_500Me gustó mucho un artículo que leí una vez en una revista inglesa que le llamaba a este álbum “The dark raimbow”, efectivamente es así.

Puede que los Sabbath necesitaran un cambio de aires, que para nada se solucionó con la marcha de Ozzy. Los problemas personales persiguieron a la banda. En la era Ozzy, los excesos con el alcohol, las drogas más el imposible carácter de algún miembro, resultó un cóctel explosivo, de ahí la gran bajada de nivel en los dos últimos álbumes.

Los Sabbath necesitaban desintoxicarse. Antes de fichar a Dio, la banda contó temporalmente con Dave Walker, ex Savoy Brown, ex Fleetowood Mac, por presiones de la discográfica, Ozzy volvió a la banda y la Warner le dijo a Iommi que quería un cantante primer espada. Ese era Ronnie James Dio, cantante que estaba en boca de todos, después de pasar por las filas de Raimbow y del insoportable Ritchie Blackmore. El italo-americano, pensaría que en Sabbath podría probar en otros terrenos metaleros y con los dos trabajos que editó, más el directo, le sirvieron para no volver a trabajar nunca más con nadie, ser su propio jefe y pasar él a ser el que corta el bacalao, que se lo digan a Vivian Campbell.

Tenemos al cantante, tenemos la portada echa por Lynn Curlee, imitada después por Dokken. Y ahora vamos con el estilo: el British Steel  salió el 23 de abril y el Heaven and Hell salió el 1 de abril, son dos discos que han cambiado la historia del metal. No porque sean los dos mejores álbumes de la historia del metal, sino porque ponen fin a una época, la setentera, y su hard rock potente o metalero con toques psicodélicos y letras psicodélicas, nace el heavy metal, con letras más accesibles, más cañero y más festivo.

¿Quién inventó el heavy metal? si no se ponen ni de acuerdo los inventores del rollo y tíos que te hacen sesudos análisis, apaga y vámonos. Yo tan sólo diré que los buenos músicos dejan pistas de lo que van a hacer en el próximo álbum. Y que nadie en concreto inventó el metal. Que obviamente Judas Priest y Black Sabbath mantuvieron un pulso épico, cada uno en su terreno, ambos influenciándose e intentando llegar a la meta antes que el otro, pero la historia del heavy metal y de lo que vendría después no se entendería sin estas bandas.

Si Iommi se imaginó que las aguas estarían calmadas tras la marcha de Ozzy, estaba muy equivocado. El primer problema se lo planteó Bill Ward, ya en la época Ozzy estaba completamente pasado de rosca, pero al parecer por esta época no estaba ni para acudir al estudio, por los problemas obvios que todos sabéis, a la larga dejaría la banda. El que la dejó temporalmente fue Geezer Butler, porque su relación con Iommi estaba por esta época muy deteriorada, Geezer corta absolutamente el bacalao en la banda, es una parte importantísima y ejerce de cicerone y mantiene contactos por ejemplo con Ozzy, tendiendo puentes para una posible vuelta. Él dejó temporalmente la banda y se hizo cargo del bajo, el teclista, Geoff Nichols.

Al final volvería Geezer a la banda a tiempo para grabar, me imagino que le ofrecerían un trozo de pastel muy apetitoso a cambio de que se tragara el orgullo. Geoff Nichols tiene una participación no reconocida, pero absolutamente vital, no sólo toca los teclados, y por cierto gracias a su labor le da nuevos aires a la banda, es cómo un balón de oxígeno que necesitaba la banda. También se ofrece a tocar el bajo cuando a Geezer le da la pataleta y escribe temas y aporta numerosas ideas, no se lo reconocieron jamás.

En cuanto a la música. Cambio de década, cambio de estilo, inviable que los Sabbath te sacaran un disco como el del 78, Never Say Die!. Los Judas a finales de los 70, habían sacado temas muy potentes en el Stained Class, y en el 78 el Killing the Machine, álbum pre-brittish steel. Fue el Killing Machine, lo que le hizo pensar a Iommi, que los tiempos cambiaban y que había que hacer algo más directo y fuerte y dejarse de tanta psicodelia.

No quiero entrar demasiado en los temas porque forman parte del folklore, de la cultura del metal. ¿Quién no conoce Lady Evil o Neon Knights? ¿Quién no se emocionó con el ritmo épico de Heaven and Hell? o qué decir del rockero Die Young… obviamente todo el mundo conoce todos los temas de este trabajo, porque es una pieza clave.

Así que los Sabbath cambian por completo de estilo, heavy metal clásico con toques hardrockeros, muy épicos, son los dark raimbow. Iommi trabaja más el punteo que el riff, Ward está menos experimental y ofrece más solidez y convencionalismo, muchos y buenos punteos, más melodía y menos oscuridad, mucha épica, como el inmortal mediotiempo Heaven and Hell. Es una colección de temas de la que no merece la pena hablar, porque todos las conocemos. Forman parte de la cultura popular, de nuestro folklore.

Acabo como empecé la crítica, con el British Steel es el trabajo más importante de la historia del metal, porque fue el que fundó una nueva época, y pistoletazo de salida para otros géneros, más gracias a Judas Priest, que fueron algo más arriesgados que los Sabbath con el British Steel que los Sabbath con su Heaven and Hell. En cuanto a la banda, pues si Iommi pensaba que había consolidado un roster fuerte, estaba muy equivocado, su relación con Dio, fue muy mala, aunque cuando peinaban canas acabarían fumándose la pipa de la paz, se echaría a Ward, y Geezer pasaría de todo, sin saberlo a Iommi le esperarían años confusos dónde la banda perdió la carrera por liderar el nuevo movimiento que se le avecinaba.

Pero con Dio, y su Heaven and Hell y mob rules y ese directo tan mágico, aunque retocado, tocarían el infierno con las manos.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *