Web de Metal BLACK SABBATH – Paranoid (1970) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLACK SABBATH – Paranoid (1970)

by Hombre Rancio

Inglaterra
Heavy Metal

485

/

/

/

1. War Pigs – 7:57
2. Paranoid – 2:52
3. Planet Caravan – 4:32
4. Iron Man – 5:58
5. Electric Funeral – 4:52
6. Hand of Doom – 7:07
7. Rat Salad – 2:31
8. Fairies Wear Boots – 6:15

Ozzy Osbourne – vocales
Tony Iommi – guitarra
Geezer Butler – bajo
Bill Ward – bateria

índiceCaballeros, éste para mí, a pesar de no incluirlo en mi top ten quizás porque era demasiado obvio, puede que detrás del Wellcome to Hell de Venom y el Sad Wings of Destiny, sea el mejor álbum de metal de todos los tiempos. No hace falta irse a ninguna época concreta, sólo a los primeros álbumes de los 70 y 80, hay unos 10 ó 15 álbumes icónicos, y no necesitas más que conocerlos, para darte cuenta que el resto simplemente giran entorno de ellos.

El disco se iba a llamar War Pigs, pero la discográfica no les dejó porque les parecía que hacía referencia a la guerra del Vietnam, y no quisieron líos, así que cambiaron de portada y de título.

Fairies Wear Boots está inspirada en una anécdota que les pasó a Ozzy y Geezer, que fueron perseguidos e insultados por skinheads. así se escribían antes las canciones, por ejemplo el Living After Midnight de Judas Priest está escrita en una noche de juerga y borrachera del grupo.

Paranoid es un disco icónico, que nos abre puertas hacia el futuro, aunque también tenga algo del pasado, esa psicodelia, ese rock bluesero.

Desde la minutera War Pigs, con sus míticas paradas, y ese estribillo que todos hemos coreado, estribillos made in Ozzy, sólo él puede cantar estos temas.  La labor de la batería, las arrancadas, con fijaos ese riff que es el que cambió la historia del metal, es la firma Sabbath, riff distorsionado con algo de groove, y a improvisar punteos y riffs con una base rítmica muy rica en matices.

Quizás War Pigs tenía algo de eco del pasado, ese blues. Pero Paranoid nos trae los nuevos tiempos, tema más rápido, con un estribillo muy adictivo, y una letra como la de los primeros tiempos de Sabbath que es una pasada. Paranoid es un tema que va directamente al grano.

Planet Caravan versionada por Pantera, imitada por cientos de bandas, son las “baladas” por llamarle de alguna forma, psicodélicas de la banda. Y quizás su tema acústico más famoso, después de dos temas cañeros, hacía falta un reposo. Planet Caravan es como un oasis en medio del desierto, es un tema en el que alcanzas por completo la paz.

Iron Man, es mi tema favorito de heavy metal de todos los tiempos. Desde esa voz distorsionada de Ozzy en el principio, y ese comienzo completamente doom., Y sobre esto habría que matizar. El concepto doom, se lo puso una revista por el tema Hand of Doom, un crítico musical dijo que Black Sabbath había inventado un estilo nuevo el doom metal. Posiblemente Iron Man tenga la base rítmica y el riff más famoso de todos los tiempos, que no es otra cosa que satanizar un riff clásico de Jimi Hendrix. En cuanto al estribillo, es de las pocas canciones que me sé la letra de memoria, un tema para escuchar a todo volumen. con un Bill Ward absolutamente estelar, y la aceleración final.

Electric Funeral quizás es el tema que menos me gusta del álbum, aunque está bastante bien, ese ritmo rápido y cañero. Pero en Hand of Doom, volvemos a tener al diablo dentro, a los Black Sabbath de las grandes ocasiones, también es uno de los temas más famosos no sólo de la banda, sino del heavy metal, tema icónico.

Me encanta ese sonido de bajo y la batería, ese rock-jazz fussión música suave con una letra protestando contra la guerra del Vietnam, revolucionario. Arrancando poco a poco y cambiando de ritmo por completo, nos da la sensación de estar ante dos temas muy diferentes, yo me quedo con la primera parte del tema, aunque la segunda no desmerezca, sobre todo por el punteo. Iommi nunca fue de punteos, él es el master del riff, en eso no tiene rival, de punteos siempre fue de segunda fila, salvo en este tema, que puede que sea su punteo más inspirado. También el riff agresivo y cavernícola del cambio de sección rítmica es absolutamente brillante.

Con Rat Salad volvemos a un tema instrumental, éste más cañero con un punteo absolutamente setentero, como dije mucha inspiración de Jimmy Hendrix. y un solo de batería del señor Ward, muy bueno.

Abro un parçentesis en la crítica del álbum para hablar de la influencia que ejerció el álbum sobre otras bandas. Pues crearon estilo, de echo este álbum les hizo de oro, y les abrió las puertas de USA de par en par. Por esta época Iommi se hace productor y produce a bandas tan buenas como los Necromandus, y su disco absolutamente remarcable “Orexis of death”. Las revistas dijeron que crearon un nuevo estilo el doom metal. Ellos lo que hicieron simplemente con este álbum, es satanizar la música de Hendrix, Deep Purple y Led Zeppelin. Los Black Sabbath, quieren una música más oscura inspirada en los Coven americanos, para ellos practican un rock típico de la época pero a ritmo más lento y con guitarras distorsionadas. Es un álbum imitado hasta la saciedad por cientos de bandas. Si os fijáis estamos en el 2014, ya no existe la originalidad porque dentro de nuestro rollo está todo inventado, así que lo único que se hace es volver una y otra vez al pasado.

Lo que me fascina del álbum, es lo fácil que entra por la oreja, desde la primera escucha tienes la sensación de que nos están contando una historia a través de sus temas, es un álbum que entra fácil, que se te queda grabado, y que desprende fuerza. Muy sólido, y genialmente mezclado, cada tema está en su sitio, esa es parte de la maestría de este trabajo. Esos riffs icónicos y la inmensa labor de Bill Ward, jamás reconocida, sólo hay que ver como lo trataron los otros miembros del grupo en la reunión. Y sólo hay que ver el último álbum de Sabbath, el 13, que es un intento fallido de emular el sonido primitivo Sabbath de su primer álbum y del Paranoid, hasta intentando autoplagiarse el tema Planet Caravan, pero ya veis que la inspiración en la vida tan sólo se tiene una vez.

Y cerramos con broche de oro, quizás con los riffs más majestuosos del álbum, los de Faires Wear Boots, tema antifascista y antiskinheads.  Con una base rítmica muy jazzistica y una guitarra más rockera, después consigue coger un ritmo muy macarra, y machacón, esa es la clave de este álbum los ritmos y los riffs. Siempre consiguen el ritmo, son canciones inmortales tarareables, y con calidad, y los riffs son asesinos.  Es un álbum revelador, uno de los mejores de todos los tiempos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *