Web de Metal BOLT THROWER – Honour, Valour, Pride (2001) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BOLT THROWER – Honour, Valour, Pride (2001)

by Mr Old School

Inglaterra
Death Metal

bolt thrower 71. “Contact – Wait Out”
2. Inside the Wire
3. Honour
4. Suspect Hostile
5. 7th offensive
6. Valour
7. K-Machine
8. A Hollow Truce
9. Pride

Dave Ingram – Cantante
Gavin Ward – Guitarra
Baz Thomson – Guitarra
Jo Bench – Bajo
Martin Kearns – Batería

Tiempo de cambios para la banda. El cantante más conocido de esta banda siempre fue el señor Willets, que empezó siendo el conductor de la furgoneta que transportaba su material para los conciertos. Se vieron en un apuro al dejarles su nuevo cantante en la estacada y de camino a un concierto el señor Willets iba cantando y decidieron contratarlo sobre la marcha. Pero Willets decidió partir su camino y probar nuevas aventuras y tuvieron que contratar a Dave Ingram. Da Ingram es todo un veterano de la escena inglesa, este hombre salió de su Birmingham natal, donde se concentra lo mejor de la escena del metal en Inglaterra. Es conocido por su paso por Benediction, banda hermanada con Bolt Thrower, casi diría aquello de hermanos de sangre, pues la relación entre las dos bandas siempre fue magnífica y lo sigue siendo, siempre se hicieron favores mutuos. Giraron juntos una infinidad de veces y en la actualidad, miembros de Bolt Thrower y Benediction colaboran en proyectos paralelos. La trayectoria de Ingram en Bolt Thrower fue del 98 al 2004, en la actualidad está en la radio con su programa de metal y tiene más de cinco bandas en activo, quizás su proyecto más sugerente sea Echelon.

No es la única curiosidad del álbum, también cuentan en sus filas con Martin Kearns a la batería, este tiene una historia curiosa. Empezó a tocar la batería con 14 años en bandas de Reggae y se acabaría pasando al Heavy Metal. Llamó la atención de Gavin Ward que es quien corta el bacalao en Bolt Thrower y a los 17 años tocó un par de veces en directo con ellos pero no sería hasta 1994 cuando ingresaría de forma oficial en Bolt Thrower. Lo dejaría en el 97 para dedicarse a otros proyectos y regresaría en el 99 y estaría hasta su triste fallecimiento en el 2015, murió a los 38 años cuando dormía, le apodaban “Kiddie” (porque era el miembro más joven de la banda), decidieron dejarlo para siempre aunque hay que decir que la trayectoria de Bolt Thrower llevaba en punto muerto al menos diez años, así que solo hicieron oficial lo que ya era una evidencia.

Este es el segundo trabajo para Metal Blade Records, mejora de forma ostensible al primer lanzamiento pero tampoco logra sonar como los antiguos álbumes de Bolt Thrower. El problema principal vuelve a ser la falta de una producción acertada. Metal Blade Records y Bolt Thrower cuentan con todos los medios a su disposición para hacer una gran producción, el problema es que no acertaron con el sonido que buscaban. El segundo problema es la falta de creatividad en unos temas que al igual que el anterior trabajo, vuelven a ser bastante lineales y eso es lo que acabó con Bolt Thrower, la falta de ganas como que ya habían ofrecido lo mejor de ellos. El caso es que aún así hay un par de temas que son un bombazo pero es lo que os decía, unos Bolt Thrower en horas bajas, nunca bajan del notable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *