Web de Metal BOLT THROWER – Mercenary (1998) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BOLT THROWER – Mercenary (1998)

by Mr Old School

Inglaterra
Death Metal

bolt thrower 61. Zeroed
2. Laid to Waste
3. Return from Chaos
4. Mercenary
5. To the Last….
6. Powder Burns
7. Behind Enemy Lines
8. No Guts, No Glory
9. Sixth Chapter

Karl Willetts – Cantante
Gavin Ward – Guitarra
Baz Thomson – Guitarra
Jo Bench – Bajo
Alex Thomas – Batería

El peor álbum en la historia de Bolt Thrower… y aún así no baja de un siete. Los cambios siempre son dramáticos. La historia es que cambiaron de sello se pasaron de Earache Records que siempre fue su casa y con los que alcanzaron sus cotas más altas como banda a Metal Blade Records. Vosotros/as pensaréis, solo es un cambio de sello ¿qué más da? pues no da igual. Cuando una banda cambia de sello sobre todo si es una banda grande o considerada grande (en el caso de Bolt Thrower son grandes) es como si volvieran a empezar de cero, están en la obligación de hacer algo diferente.

Bolt Thrower es una banda con un estilo muy definido por lo tanto de álbum a álbum solo cambia ciertos aspectos sin perjudicar nunca a su estilo musical, entraré más prolijamente a reseñar esos cambios más adelante. Lo que sí cambió es la producción que hoy en día resulta vital y como os decía, más en estas altas esferas donde se juegan el pan las grandes bandas. Metal Blade Records es su nueva casa e intentaron un cambio de producción que resultó ser falta. Es una producción muy sucia que no aporta nada.

Lo primero que cambia el sello es el trabajo de batería que resulta horrible. Veníamos de unos trabajos donde la batería tenía un especial protagonismo, hace dos álbumes tirando de los elementos más técnicos en la trayectoria de la banda y en su anterior álbum, sin técnica pero con un sonido potente y rudimentario. En el caso de este trabajo la batería no tiene ningún peso compositivo como no lo tiene el bajo de Jo Bench, un hecho que resulta finalmente fatal para que este álbum decepcione un poco y decepciona por culpa de Bolt Thrower que se pone el listón siempre tan alto que esta vez no lo pudieron saltar. El trabajo tan blando de batería recuerda a Morbid Angel, siempre me pareció un punto débil en esa banda americana.

Vamos con los riffs, tiran de distorsión total y oscuridad, pretenden seguir la línea del anterior álbum pero no hay esa chispa compositiva ni esa atmósfera épica que había en su anterior trabajo, que quizás sea su obra maestra y digo quizás porque para el gran público su obra maestra es su segundo álbum.

Hay falta de originalidad en el desarrollo de los temas, no cumplen en ese aspecto, no hay excesivo riesgo y por momentos se hace algo monótono el desarrollo de los temas como es el caso de Laid to Waste que para mí resume un poco todos los males de este álbum. La mala producción, la reiteración de ideas constantes, un desarrollo que se hace monótono y la falta de pegada y oscuridad a la que nos tenían acostumbrados.

Querían sonar más sucios y a Death/Thrash, era lo que se llevaba en aquel momento con tirar de Groovy en todos los riffs del álbum. A finales de los noventa los clásicos del Death Metal estaban un poco anquilosados y hacía falta una renovación, los Bolt Thrower también llegaron cansados a estos finales de los noventa. Pero tengo que decir que pese a que es su peor álbum, no baja del siete o del seis, lo cuál tiene mucho mérito y nos habla a las claras de quienes fueron estas leyendas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *