Web de Metal CROSSFIRE – See You In Hell (1983) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CROSSFIRE – See You In Hell (1983)

by Vpower

Bélgica
Speed Metal

Crossfire 11. Demon of Evil
2. Killing a Cop
3. Magnificent Night
4. Danger of Earth
5. Fly High
6. Lover’s Game
7. Starchild
8. See You in Hell

.

Patrick Van Londerzele – Bass
Chris De Brauwer – Drums
Marc Van Caelenberge – Guitars
Peter De Wint – Vocals
Rudy Van de Sype – Guitars

Una banda que tuvo una carrera intensa pero discreta, seguramente se merecían más pero estaban en la época dorada y era muy difícil sobresalir. La banda se fundó en 1981 en la pequeña ciudad de Aalst. Esta es una ciudad flamenca a orillas del río Dender que queda tan solo a 30 kilómetros de Bruselas, la capital belga. Esta ciudad es famosa por su carnaval, cada año se elige a un “príncipe” al azar, siguiendo la tradición medieval de la ciudad, que gobierna la ciudad durante cuatro días.

Volvamos a Crossfire en sus primeros tiempos se denominaban The Onion Dolls y eran una banda de Punk, nada raro, a finales de los setenta era lo que se llevaba en Inglaterra y los Crossfire llevaban otro rollo. El Speed belga tiene dos vertientes, por un lado las bandas de Speed puro y duro que estaban influenciadas por el Speed alemán, ejemplos: Acid, Warhead solo por citar dos y otras como Crossfire de orientación inglesa o los Ostrogoth con ritmos más orientados hacia el Heavy Metal, claro que hubo otras bandas de Speed metal belgas a nivel underground y de Thrash: Cyclone, Target, Sixty Nine, Black Shepperd, Lethal Impact, X-Creta, Trouble Agency… etc.

Vamos ya con los Crossfire. Banda activa del 81 al 87 con tres largas duraciones y un álbum en directo. El cantante de esta banda, Peter De Wint tenía una voz cascada que me recuerda a los cantantes que pasaron por Krokus como Marc Storace. Actualmente sigue ligado al mundo del metal como productor y trabajó para Wasp, Twisted Sister, Joe Lynn Turner, Glenn Hughes… etc. Todos los miembros de Crossfire siguen vivos y la mayoría de ellos siguen ligados a la música, así que no sé porqué nunca se han planteado un regreso, aunque solo sea para tocar en algún festival que otro.

Tocaron con los más grandes, Judas Priest, Raven, Accept, Anvil, Scorpions, Saxon, con todos esos compartieron escenario y con muchos más. Los temas de este trabajo pues si me refiero a técnica no son brillantes pues son temas de notable gusto pero nada más pues son de lo más previsibles. Tampoco eran una banda de Speed Metal al uso, quiero decir que te podías encontrar en su set list con temas más orientados hacia el Heavy Metal y otros hacia el Rock incluso, debido a la voz de su cantante.

El típico metal de principios de los ochenta, mucha guitarra, solos interminables y pasajes veloces a toda pastilla combinado con otra clase de temas a medio tiempo más blandos, el típico eurometal de aquella época. Se parecían un poco a Saxon en los temas más lentos y en los ritmos veloces tirando de la influencia del Speed alemán. Los temas más destacados de este trabajo son: Magnificent Night por la garra que muestra su guitarrista y Starchild, el tema más ambicioso del álbum, por cierto, genial portada a cargo de Johan Stuyk, es un artista gráfico que también hizo portadas para Ostrogoth y los ingleses Wolf entre otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *