Web de Metal DIO – Lock Up The Wolves (1990) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

DIO – Lock Up The Wolves (1990)

by Pescaíto Thrasher

USA
Heavy Metal

dio 11. Wild One
2. Born on the Sun
3. Hey Angel
4. Between Two Hearts
5. Night Music
6. Lock up the Wolves
7. Evil on Queen Street
8. Walk on Water
9. Twisted
10. Why Are They Watching Me
11. My Eyes

.

.

Ronnie James Dio – Voz
Rowan Robertson – Guitarra
Teddy Cook – Bajo
Jens Johansson – Teclados
Simon Wright – Batería

Craig Goldy dejó temporalmente Dio. Un guitarrista que tuvo la difícil misión de sustituir a Vivian Campbell y lo hizo con nota, nunca se lo reconocerán porque no tiene el nombre del primero, pero es un guitarrista de primer nivel. Dio en su época se obsesionó con el sonido de los Rough Cutt y fichó a muchos músicos procedentes de esta banda, Craig Goldy era uno de ellos. También hay que decir que está al frente de los Dio Disciples y que tocaba en directo con los Budgie.

dio 2Su sustituto fue Rowan Robertson un jovencísimo guitarrista de 18 años (por aquella) que Dio fichó con la idea de darle la alternativa y que se convirtiera en una estrella mundial, un poco similar a lo que hizo con Vivian Campbell… una auténtica operación de marketing, pero fue una jugada que no salió bien. Siempre pensé que Rowan Robertson (que por cierto, lo hizo bastante bien en su paso por Dio, vaya por delante que es un gran guitarrista) no supo aprovechar ni rentabilizar su breve paso por la banda de Dio. Dc4 y Serpent Tide son sus bandas en la actualidad y por supuesto se unió al proyecto de Goldy, los Dio Disciples que son rivales de los Last in Line, otra banda tributo a Dio liderada por Vivian Campbell que no duda en criticarlos y decir que su banda es la única que captura el legado de Dio… él, que ni siquiera le dirigía la palabra, será un genio pero su actitud deja mucho que desear.

“Lock Up The Wolves” es por lo tanto el estreno de Robertson y de tres músicos más: Simon Wright a la batería (AC/DC, Operation Mindcrime…. un clásico), Teddy Cook al bajo que procedía de bandas como Rondinelli, Great White o Virgin Steele. A las teclas Jens Johansson que ahora mismo está en la reunión de Rainbow y que pasó por Stratovarius…. no tenía mal ojo Dio a la hora de fichar músicos.

El problema de este trabajo es su falta de feeling, es como una montaña rusa con puntos altos y puntos muy bajos, unos temas demasiado largos y con poco feeling, pese a la renovación total que propuso en este trabajo y el portadón impresionante que tiene este trabajo, el material expuesto es flojísimo.

Wild One es el primer tema, simplemente esencia rockera y poco más. Lo único destacable de Born on the Sun es el gran solo de Rowan Robertson y el coro animado que hay en la parte final que le da al tema ese cebo comercial que siempre tuvo la música de Dio. Hey Angel es un mediotiempo en el que no pasa absolutamente nada y de nuevo vuelve a ser Robertson el que salve el tema de la quema.

Between two Hearts es un tema soporífero. Un cruce entre Rainbow y Sabbath, algo que intentó hacer durante toda su carrera. Trata de sonar rockero, trata de darle profundidad y atmósfera al tema pero se queda a medio camino de todo. Hay un socavón en mitad del trabajo, un vagar por el desierto que dura demasiados temas, Night Music al menos tiene garra en el estribillo por parte de Dio, pero musicalmente es un tema lineal y carente de ritmo.

Lock up the Wolves es un corte que dura ocho minutos que se hacen eternos, donde apuestan por una especie de Doom en cuanto al ritmo y de metal sencillito en el que no sucede absolutamente nada durante ocho minutos.

Evil on Queen Street es un tema que te hace pensar. Básicamente te encuentras la misma estructura de temas, los mismos ritmos en la base rítmica y tan solo cambia el estribillo, es un álbum simplemente soporífero y sin ninguna inspiración.

Al menos Walk on Water aunque es un calco de cualquier tema veloz de Dio, emulando al In Rock, al menos le mete algo de velocidad al asunto. Twisted vuelve a ser una nueva losa  para el oyente y el único tema destacable de este trabajo es Why are they Watching Me, que tiene pegada, poderío y agresividad por los cuatro costados. My Eyes acaba al menos con buen sabor de boca con una labor de guitarras de lo más clásica, con un cruce entre Hard Heavy y esencia bluesera, siempre desde el punto de vista oscuro y épico de Dio.

Es un álbum de más sombras que luces con solo tres temas potables y muchos otros que simplemente son aburridos. Fracaso en ventas y la banda que se separa ya que Dio recibe de nuevo la llamada de Black Sabbath.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *