Web de Metal HELSTAR – Multiples of War (1995) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HELSTAR – Multiples of War (1995)

by Jordi Thunder

USA
Speed Metal

helstar 11. No Second Chance (In the Angry City)
2. Will I Catch It Again
3. Lost to Be Found, Found to Be Lost
4. When We Only Bleed
5. Reality
6. Good Day to Die
7. Beyond the Realms of Death (Judas Priest cover)
8. Save Time
9. Black Silhouette Skies
10. The Last Serenade

James Rivera – Cantante
Aaron Garza – Guitarra
Michael Heald – Guitarra
Jerry Abarca – Bajo
Russell Deleon – Batería

En la década de los noventa o te vendías o lo dejabas, no había término medio. Los Helstar optaron por venderse y sacar un trabajo acorde con los gustos musicales que imperaban en la época. El resultado no puede ser más patético. Sus viejos fans le dieron la espalda y no ganaron nuevos adeptos, porque hicieron un híbrido entre estilos incomprensible.

helstar 2Larry Barragan dejó la banda y llegaron dos nuevos guitarristas que no aportan nada. Por si fuera poco, cambian el sonido de la batería y optan por ese sonido blando típico de la época. Incluso Rivera cambia su forma de cantar, temas con demasiado estribillo, donde Rivera hasta rapea y opta por quiebros en su voz muy similares a los que se utilizan en el crossover, prescinde por completo de su espíritu metalero.

Nunca entendí muy bien lo que trataron de hacer en este trabajo y no lo vais a encontrar en opiniones enfrentadas porque todo el staff de Metalbrothers.es consideramos que este trabajo es malo con avaricia. Por cierto, que el propio Rivera dice que para él es como si no existiera.

Tratan de hacer una mezcla extravagante entre Speed, Thrash, Crossover, a ratos me recuerdan a Sacred Reich. No Second Chance (In the Angry City) es un tema para echarse las manos a la cabeza. Un medio rapeo de Rivera, un estribillo en el que no se calla nunca y una producción pésima. Will I Catch It Again podría ser un buen tema, los riffs doblados limpios y épicos aportan atmósfera, pero no acompaña ni Rivera, ni la base rítmica ni la resolución del tema.

Lost to Be Found, Found to Be Lost es un corte que recuerda mínimamente a los viejos Helstar. El speed metal y el toque más oscuro en el riff, pero no hay magia. When We Only Bleed es un caso extravagante. Pretenden darle una atmósfera a lo Metallica con los riffs pero por otra parte hay pinceladas de Grunge, dentro de la extensa lista de bandas que se bajaron los pantalones, éste es uno de los peores álbumes, donde demuestran que si les sacan de lo suyo, naufragan por completo.

Reality es una intro acústica melódica, que es uno de los pocos momentos realmente normales y donde la voz de Rivera por fin suena natural. Good Day to Die es el clásico mediotiempo Groovy y con cierta oscuridad, tratan de dotar de solos agudos al tema, tirando del legado de Nosferatu, lo intentan al menos y hay un par de cortes salvables dentro de este naufragio. Beyond the Realms of Death, es la versión más descafeinada que escuche en mi vida de Judas Priest. La producción y la base rítmica matan al tema, calcan el gran solo pero sin ninguna pasión. Helstar es una banda que siempre emuló a los Priest y había ganas de escucharlos y defraudan, al menos en esta ocasión. Save Time vuelven a apostar por un groove crudo y con un estribillo entre los Agnostic Front y todas aquellas bandas de los noventa, al menos el tema tiene un intervalo acústico que sube la calidad. Black Silhouette Skies arranca con unos coros infantiles para luego tirar de un mediotiempo y solos acelerados pero con un sonido flojo. The Last Serenade es un intento de tirar de acústicas durante un minuto, epitafio instrumental metido con calzador. Exceptuando cuatro temas, realmente flojo este álbum.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *