Web de Metal IRON MAIDEN – Fear of the Dark (1992) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

IRON MAIDEN – Fear of the Dark (1992)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

Iron_Maiden_-_Fear_Of_The_Dark 11. Be Quick or Be Dead – 03:24
2. From Here to Eternity – 03:39
3. Afraid to Shoot Strangers – 06:56
4. Fear Is the Key – 05:35
5. Childhood’s End – 04:41
6. Wasting Love – 05:51
7. The Fugitive – 04:54
8. Chains of Misery – 03:37
9. The Apparition – 03:55
10. Judas Be My Guide – 03:09
11. Weekend Warrior – 05:39
12. Fear of the Dark – 07:17

.

.

Bruce Dickinson – Vocals
Nicko McBrain – Drums
Steve Harris – Bass
Janick Gers – Guitars
Dave Murray – Guitars

iron-maiden-1992Corría el año 92, el metal en plena crisis, las bandas corriendo en estampida hacia lo desconocido o hacia el dorado que las casas discográficas les querían vender. Muchos intentaron la pirueta circense, la de ponerse zapatillas de bailarina e interpretar el lago de los cisnes en clave rockera alternativa. La mayoría se estrellaron contra los arrecifes y perecieron en el intento o al menos se les dio por desaparecidos. Sólo unos pocos se mantuvieron firmes en sus convicciones, y otros al menos tuvieron la decencia de hacer mutis por el foro y dedicarse a otra cosa.

Los Maiden no fueron una excepción a este fiasco generalizado, decepción que ya se había iniciado, y de qué manera, con su anterior disco, el intranscendente y anodino No prayer for the dying. Este Fear of the dark no haría si no empeorar las cosas. Un disco, largo, de casi una hora, que se hace eterno e insufrible de escuchar de principio a fin. Un disco sin pulso y con más paja que en los establos de la Jerusalén de Poncio Pilatos.

El disco da vueltas y vueltas sobre sí mismo sin despertar el más mínimo interés, con riffs sosos, punteos más sosos y ritmos de niñera. Encefalograma plano total. Los chicos de Maiden posiblemente se dieron cuenta que con su anterior disco habían metido la pata hasta el fondo y trataron de volver a reverdecer viejos laureles pero sin éxito alguno, salvo temas esporádicos. El mal rollo o el hastío, me la pela el nombre que se le quiera poner, empezaba a supurar en la banda y, claro, acabaría por explotar.

Realmente éste es un disco de tres canciones. Nos hubiesen hecho un favor a los fans, no los forofos que se tragan cualquier cosa, sino los que miramos con actitud crítica sus discos y los de cualquiera, si en vez de 12 temas lo hubieran dejado en estos tres: Be Quick or Be Dead, Afraid to Shoot Strangers, Fear of the Dark. Esta última es el Painkiller de los Maiden, es decir, la que te tocan en todos los conciertos, una auténtica pesadilla.

En resumen, un disco gris donde los haya, con tres buenos temas y se acabó. Horas bajas para la doncella, aunque lo peor aún estaba por llegar, que ya es decir. Lo mejor, la portada.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *