Web de Metal IRON MAIDEN – Piece of Mind (1983) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

IRON MAIDEN – Piece of Mind (1983)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

Iron_Maiden_-_Piece_Of_Mind 11. Where Eagles Dare
2. Revelations
3. Flight Of Icarus
4. Die With Your Boots On
5. Trooper
6. Still Life
7. Quest For Fire
8. Sun And Steel
9. To Tame A Land

.

Bruce Dickinson – Vocals
Nicko McBrain – Drums
Adrian Smith – Guitars
Steve Harris – Bass
Dave Murray – Guitars

iron maiden 2Cuarta entrega de los Maiden. No es superior al anterior trabajo, el primero con Bruce Dickinson, el cuál considero una obra maestra, para mi gusto, este álbum tiene una cara A brillante y una cara B que baja el nivel bastante. En su portada aparece su clásico Eddie de las portadas de los álbumes del grupo, esta vez en un manicomio atado a las paredes de una celda con paredes acolchadas y con camisa de fuerza. Claramente se logra apreciar en unas pocas portadas de Iron Maiden, un extraño símbolo como el que está en esta portada ¨Piece of Mind¨ en el cual es apreciable un círculo grande con uno más pequeño en medio de él, una flecha apuntando hacia una raya y dos círculos en los lados. Aun así la gente no lo logra ver en la contraportada, en una parte del collar de fuerza, que aún es demasiado pequeña para ser visto. También en otras portadas como el debut de la banda, que es más apreciable en el muro de atrás. Este símbolo es la firma de Derek Riggs. Los Maiden estaban en la cresta de la ola cuando sacaron este disco al mercado, después del gran éxito de su Number of the beast. Como novedades en la formación nos encontramos la entrada de un nuevo batería, el señor Nicko, ahí se sentó y nunca nadie lo movió de su sitio.

El disco sigue muy en la línea de su anterior trabajo, ninguna novedad le encuentro a este trabajo, de hecho para mí éste es superior al Number, eso sí, si nos olvidamos de las cuatro últimas canciones que no me aportan nada en absoluto y matan el disco de forma criminal. Pero si nos quedamos con los 5 primeros temas, y especialmente con Tropper y Flight of Icarus, estamos ante un ataque despiadado de puro heavy metal ochentero, con un Bruce sobresaliente, perfectamente metido en su papel de showman. Guitarras que brillan en las melodías y ritmos galopantes.

Un buen disco pero que de nuevo se queda a las puertas de ser un gran disco, al igual que le pasa al Number, porque hay temas de por medio que llevan más relleno que un cojín de Ikea. Eso sí, los tipos seguían (como ahora) arrasando en el mercado y vendiendo todo lo que se puede vender y más. Los conciertos de Maiden de entonces eran muy intensos, se puede decir que era una gran banda en directo, mucho más natural e impactante de lo que son ahora.

Un disco más y un éxito más en su carrera, aunque el trabajo se quedase cojo de una pata, cara A y cara B, ochentero a tope. Por supuesto, en este disco ya no queda reminiscencia alguna de los dos primeros discos del grupo, ese sonido sucio, punk o garajero por momentos, deja paso a un sonido más heavy, más pulido y más estándar también. Un buen album, pero no matador, aunque con temas muy buenos es un disco creo que sobrevalorado por la mayor parte del público. 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *