Web de Metal JUDAS PRIEST – British Steel (1980) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – British Steel (1980)

by Alba

Inglaterra
Heavy Metal

british steel 11. Rapid Fire
2. Metal Gods
3. Breaking the Law
4. Grinder
5. United
6. You Don’t Have to Be Old to Be Wise
7. Living After Midnight
8. The Rage
9. Steeler

Rob Halford – Voz
K.K. Downing – Guitarras
Glenn Tipton – Guitarras
Ian Hill – Bajo
Dave Holland – Batería

british steel 2El British Steel es el álbum más importante de la historia del heavy metal, el que supuso un boom en nuestra música, a partir de este trabajo, todas las bandas del planeta se lanzaron a intentar captar el sonido de Judas. Simplemente este álbum es perfecto, lo tiene todo.

Rapid Fire, es un tema icónico. Los riffs tan agresivos, hicieron que a raíz de este tema naciera el Thrash. Bandas pioneras en el thrash como los Overkill y los daneses Artillery  basarían sus primeras demos en el sonido de Rapid Fire. También los Slayer se basaban en este tema.

Metal Gods es un himno que aún acompaña a los Judas haya por donde pisan, toda una  declaración de intenciones, cosa que a los Judas Priest, siempre se les dio genial. Somos Judas y vamos a romper con todo, es la actitud de los Judas lo que les hace diferentes del resto de bandas del planeta, ellos creen en lo que hacen. Breaking the Law, es el mismo caso que Metal Gods, un himno, no de Judas, si no de toda la comunidad metalera, uno de esos 10 temas, que siempre se relacionarán con el heavy metal, el videoclip por cierto, es muy gracioso. Grinder comparte el mismo cartel que Rapid Fire , sólo que al relantí, un tema pionero del puro acero metálico, nace una era. 

Qué decir de United. Uno de esos himnos que aportan siempre alegría. Recuerdo escucharlo dos veces en directo, una vez con Halford al micro y otro con Ripper, las dos veces me emocioné, es un tema de comunión metalera entre headbangers y la banda,  parte de su éxito, es que siempre supieron cómo hacer sentir especiales a su público, partícipes de algo grande.

You Don’t Have to Be Old to Be Wise puede que a algunos les parezca un tema menor pero no lo es, uno de esos “Pequeños temas”, que soñaría con componer cualquier banda de éxito. Un tema que sirvió de molde para lanzamientos futuros como Some Head Are Gonna Roll. Living After Midnight siempre fue el tema que menos me gustó de la discografía de los Priest. Es un tema que compusieron en una noche de borrachera y fiesta en el estudio, y es que las genialidades siempre salen libremente, sin pensarlas previamente, es lo que los artistas llaman la chispa, este álbum fue compuesto en una semana, otro de esos temas que todo el mundo conoce, tema festivalero. 

The rage, tiene unos ritmos setenteros, y sirve de conexión con el pasado, lo que es su anterior obra, el Killing Machine o Hell Bent for Leather  como prefiráis llamarlo. Steeler es una conexión con el futuro, un tema que anticipa en cierta manera lo que después sería el Screaming for Vengeance.

En el plano individual, cada músico tiene su espacio. Halford está en perpetuo estado de gracia, él es cpmo la santa trinidad, siempre está ahí, el título de Metalgod, no es gratuito, se lo gana con cada show en vivo que hacen los de Birmimgham. Pero en este trabajo se le notaba que quería más, que podría aspirar a mucho más y efectivamente llegarían Screaming y Defenders donde Halford está sencillamente sublime, un escalón por encima del resto de la humanidad.

Las twin guitars de siempre, marca patentada de los Priest. KK y Glenn, se entienden con una simple mirada, es cómo si fueran sólo uno. Este álbum aún está a caballo entre el hard heavy, y deja entrever el nacimiento de otros estilos como es el speed metal y el thrash, creados por obra y gracia de los Dioses del metal. Las guitarras aún están comedidas en cierta manera, no tan desatadas como sería el caso de futuras obras. Pero aún así brillan a un gran nivel.

Ian Hill es el hombre que parece que nunca está en la banda, el actor secundario. Pero es vital para entender la existencia de esta banda. En el plano personal e íntimo, es un hombre de lo más tranquilo, que ejerce de pegamento entre los posibles roces inevitables de una convivencia. El sonido Priest siempre potenció las guitarras. Él acepta este rol secundario y ayuda a elevar ese sonido guitarrero.

La batería corre a cargo del señor Dave Holland ex batería de los Trapeze (banda donde estuvo otro grande como es Glenn Hughes). Un trabajo inmaculado, sin peros, mucho más potente que Les Binks, aunque no tanto como haría en el futuro el señor Travis. Con Holland en la banda, los Priest encontraron por fin un line up que todos nos aprenderíamos de memoria, estabilidad para el puesto de la batería.

Roslav Szaybo fue el artista que creó la portada basándose en la empresa siderúrgica del mismo nombre: British Steel Corporation, cuya división producía acero inoxidable para la elaboración de hojas de afeitar, por cierto que Glenn Tipton trabajó 5 años en esta fábrica.

Puesto número cuatro en los uk album chart, la posición más alta hasta el día de hoy para una producción de la banda en su propio país y más tarde sería disco de plata. En el billboard americano alcanzó la posición 34, al cabo de un año en Usa, ya era disco platino al vender más de un millar de copias. Los sencillos de este álbum fueron Living After Midnight, United y Breaking the Law.

La gira promocional del álbum, fue un auténtico acontecimiento, girando con Iron Maiden como teloneros en Inglaterra y en Usa con Scorpions y Def Leppard, como teloneros.

¿Qué más añadir? Simplemente es el álbum perfecto. Portada icónica, temas nacidos para convertirse en hits. Y es que cuando fluye la creatividad en un músico, no hay quién lo pare. Los Priest parían obras maestras una detrás de otra con una facilidad pasmosa. El álbum más icónico de toda la historia del heavy metal, ellos son el Heavy Metal.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *