Web de Metal JUDAS PRIEST – Demolition (2001) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – Demolition (2001)

by Hombre Rancio

Inglaterra
Heavy Metal

judas demolition 11. Machine Man
2. One on One
3. Hell is my Home
4. Jekyll and Hyde
5. Close to You
6. Devil Digger
7. Bloodsuckers
8. In Between
9. Feed on Me
10. Subterfuge
11. Lost and Found
12. Cyberface
13. Metal Messiah

.

Ripper Owens – Cantante
Glenn Tipton – Guitarra
K.K Downing – Guitarra
Ian Hill – Bajo
Scott Travis – Batería

judas priest demolition 2Un trabajo que sufre el olvido absoluto, empezando por la propia banda que hace como si nunca hubieran compuesto estos temas y siguiendo por los fans, pero ¿Realmente merece el olvido? para mí no, y si el único delito que tiene este trabajo es que no lo canta Halford, pues apaga y vámonos. Obviamente es un álbum muy inferior al Jugulator y seguramente el trabajo más discreto que compuso Judas Priest en toda su carrera, pero aún así es un buen trabajo.

El rechazo por esta fecha, Halford había vuelto al metal con su Resurrection y de forma velada clamaba por volver a Judas, Ripper también anhelaba la vuelta del Metalgod, y K.K tenía sus dudas. La prensa también hizo campaña para que volviera el Metalgod y digamos que entre presión popular y propio deseo sus caminos se volvieron a juntar. Fue en un concierto cuando Halford se cruzó con Glenn, después de más de 12 años sin dirigirse la palabra, se fundieron en un abrazo y se escribieron una carta que leyeron en la intimidad (carácter reservado inglés) Así volvió la vieja maquinaria a funcionar.

Para mí este trabajo significa mucho en lo personal, no soy de tirar de anecdotario íntimo a la hora de escribir una reseña, pero Judas es mi banda. El Ram it Down es el álbum que me hizo metalero con tal solo 7 años de edad (mis hermanos mayores lo pinchaban a todas horas) y este Demolition, supuso mi bautismo de fuego, la gira de este álbum les llevó hasta Madrid y allí vi a Judas Priest por primera vez, acudí a muchos conciertos, pero ninguno como ese, fue simplemente apoteósico.

Retomemos el álbum, Ripper estaba sentenciado desde el momento que se lanzó el álbum al mercado, por decoro y profesionalismo acabó la gira, pero ya se sabía que Halford volvía a Judas durante la gira del Demolition. No fue una marcha polémica ni mucho menos traumática, Ripper sabía que era una especie de substituto temporal y que Halford volvería. Habla muy bien de Ripper la energía con la que hizo la gira.

El trabajo es muy inferior al Jugulator, es un álbum irregular con algún que otro tema destacable, sobre todo los primeros. Machine Man fue el adelanto de este álbum, todo un trallazo y declaración de intenciones. One on One …. de la gira de este álbum, sin lugar a dudas el tema que mejor suena. Sigue la estela compositiva del Jugulator, con su distorsión de guitarras y su atmósfera industrial. Hell is My Home en los directos sin descanso detrás del One on One, y son como hermanos gemelos, el tío del mazo nos visita como diría Perico.

Bajan el listón con Jeckyll and Hyde, aunque se agradece sus aires oscuros, Close to You es un tema que me emociona muchísimo, porque tiene uno de los mejores solos de los últimos años de los Judas Priest, es un medio tiempo con aires de balada decadente preciosa y emotiva como pocas, temazo auténtico.

Es como una montaña rusa este trabajo con bajones considerables como Devil Digger que tira de atmósfera industrial aunque en directo suena que atruena, Bloodsuckers es un quiero y no puedo, un nuevo intento de sonar a Jugulator pero no le alcanza. In Between en cambio es muy similar al One on One, y sí que consigue sonar como busca la banda, ese sonido del Jugulator que creó escuela, aunque es un tema demasiado recargado en su atmósfera y poco natural. Feed on Me, tiene un estribillo que roza el Thrash que es trueno en la noche, sencillo pero potente y resucita un poco el trabajo.

Subterfuge no me dice nada es un tema muy de los noventa, llegan con una década de retraso, aunque el estribillo tiene feeling, los Judas trabajaron mucho el aspecto más comercial del álbum. Lost and Found es una balada acústica que me recuerda a esas bonus de los Judas, Cyberface es un nuevo disparo al pie, pero con Metal Messiah vuelven a pisar fuerte. Hay unos cuatro o cinco temazos en este trabajo y merece la pena rescatarlo.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *