Web de Metal JUDAS PRIEST – Killing Machine (1978) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – Killing Machine (1978)

by Alba

Inglaterra
Heavy Metal

killing machine 11. Delivering the Goods
2. Rock Forever
3. Evening Star
4. Hell Bent for Leather
5. Take on the World
6. Burnin’ Up
7. Killing Machine
8. Running Wild
9. Before the Dawn
10. Evil Fantasies

Rob Halford – Cantante
Glenn Tipton – Guitarra
K.K Downing – Guitarra
Ian Hill – Bajo
Les Binks – Batería

killing machine 2Es un trabajo muy importante para la banda. Cada miembro de Metalbrothers.es tiene su álbum favorito de los Judas Priest, por ejemplo Vpower es del Turbo y del Defenders of the Faith, el Hombre Rancio que es el más fanático de la banda es fan de la etapa setentera y se queda con su segundo trabajo, en cuanto a mí, yo me quedo con este Killing Machine.

Es un trabajo importante para estos ingleses. Para empezar cambiaron completamente de imagen. Durante la gira del Stained Class los Judas Priest giraron por primera vez en Japón y a Halford se le ocurrió cambiar de vestimenta, darle a la banda una nueva imagen. Acudió a una Sex Shop: Fustas, látigos, cuero en pantalones y chupas, botas….Halford incitó a sus compañeros a comprar en la Sex Shop Londinense “Mr. S”. En palabras del Metalgod: “Necesitábamos un cambio de imagen que simbolizara el poderío de nuestra música”. Es así como nace una imagen que siempre se identificó con el Heavy metal, vestir de negro y el cuero.

De esta guisa, la banda empieza a grabar el Killing Machine. Su grabación se realizó en los estudios Utopia, Basing Streets y CBS Studios durante los meses de agosto y septiembre de 1978, solo días después de culminar su primera visita a Japón en el marco de la gira Stained Class tour. Su producción quedó a cargo de la banda en conjunto con James Guthrie, que había trabajado previamente como productor en la canción «Better by you Better than me». Por su parte su mezclado se llevó a cabo en septiembre en los Utopia Studios de Londres.

El título original trajo varias discusiones con Columbia Records —el distribuidor de sus discos en los Usa- ya que según ellos el nombre podría tener «implicaciones asesinas» y que era demasiado agresivo para ponerlo a la venta. Además anunciaron que varias tiendas por departamento, entre ellas k-mart, les dijeron que si no cambiaban el nombre no lo pondrían en sus estantes. Por ello y para no tener problemas con los grandes compradores del mercado estadounidense, el sello les sugirió que cambiaran el nombre del disco, llamándolo finalmente Hell Bent for Leather y se puso a la venta no solo en los Estados Unidos, sino también en Canadá y en otros mercados menores. Esta edición incluyó como pista exclusiva una versión de «The Green Monalishi», original de Fleetwod Mac y que había sido escrita en 1970 por el guitarrista Peter Green semanas antes de su salida.

Para hacer hincapié en la nueva imagen de la banda, el artista Roslav Szaybo colocó un casco de motociclista de cuero sobre la cabeza de un maniquí. Además le agregó unas gafas de sol quebradas y cubiertas de sangre. Según él esto le daba unas claras referencias al aspecto de la banda, y cuando Columbia decidió cambiar el título a Hell Bent for Leather la imagen parecía encajar más. Por su parte retomó el logotipo que creó para la portada de Stained Class, agregándole una punta más al subrayado debajo de la palabra Judas y un puente más corto a la palabra Priest. Estos cambios son los que definieron al característico logotipo y es el que más se ha usado desde entonces.

Killing Machine es un álbum vital en la carrera de los Judas Priest. Supuso un cambio de imagen, después de este trabajo, vendría el primer álbum en directo de la banda y también supuso, lo más importante, un cambio en el plano musical. Estamos aún en los setenta, pero los Judas Priest fueron los primeros en despedirse de esta década, adiós a las letras oscuras, a las pinceladas de épica y psicodelia que había en las composiciones del Stained Class y hola a temas más sencillos, cortos hard heavy potente y speed metal, con algún que otro corte comercial como Taking the World o Rock Forever, los Judas Priest estaban pensando en arrasar en el mercado americano. Lo que más destaco de este trabajo, son los solos cortos que no superan los 10 o 15 segundos por temas, pero son pura alegría, hard heavy contagioso y por destacar algún que otro corte, quiero hablar de Burnin Up, Killing Machine y Evil Fantasies, tres temas que no son los hits que todo el mundo conoce del trabajo, pero que se salen.

Siempre consideré este álbum como el borrador del British Steel, el álbum más True metal de toda la historia, una especie de biblia para la historia del Heavy metal. Cada vez las influencias setenteras y su psicodelia son menos evidentes, aparecen en temas como Rock Forever pero a cuenta gotas o en Burnin Up.

Tenemos cortes bastante comerciales como Evening Star o Rock Forever. Himnos imperecederos como Delivering the Goods, The Green Monalishi o Running Wild, tres temas que persisten en su repertorio. Pero mi visión femenina me lleva a quedarme con los temas menos conocidos de este álbum. Siempre me emocionó los ritmos épicos de Les Binks y los coros melódicos/épicos de Take on the World, un borrador del United. Me encanta el Hard/Heavy de Burnin Up, para mí, el tema de más calidad, donde nos vamos a encontrar con unas guitarras que echan humo literalmente, el cambio de ritmo psicodélico y setentero…. simplemente mágico, si existe el cielo y se puede tocar con la yema de los dedos, solo lo podrás alcanzar con Burnin Up, mi tema favorito de los Dioses Judas Priest. Este álbum que tuvo título diferente en Norteamerica (Hell Bent for Leather) y en Europa (Killing Machine) tiene otro temazo como es Killing Machine. Siempre me encantaron los temas que dan título a los álbumes de Judas Priest y no entiendo como no se tocan en directo temazos como Screaming for Vengeance, Stained Class o este Killing Machine.

En definitiva un álbum que pule casi de forma definitiva el Heavy Metal tal y como lo conocemos, el perfeccionamiento absoluto llegaría con el British Steel pero eso es otra historia.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *