Web de Metal JUDAS PRIEST – Rocka Rolla (1974) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – Rocka Rolla (1974)

by Alba

Inglaterra
Hard/Heavy

judas priest rocka rolla 11. One for the Road
2. Rocka Rolla
3. Winter
4. Deep Freeze
5. Winter Retreat
6. Cheater
7. Never Satisfied
8. Run of the Mill
9. Dying to Meet You
10. Caviar and Meths

Rob Halford – Cantante
Glenn Tipton – Guitarra
Ian Hill – Bajo
K.K Downing – Guitarra
Jhon Hinch – Batería

judas priest rocka rolla 2No llegaron y besaron el santo, antes de poder llegar a editar este álbum, tendrían que luchar como cualquier banda que se inicia. Muchos cambios de formación, el último en marcharse fue Al Atkins, que compuso temas de este álbum y otros cortes que se quedaron fuera de la mezcla y los utilizarían para el Sin After Sin.

La llegada de Halford fue gracias a su hermana. Ella salía por aquel entonces con el bajista de la banda Ian Hill, una vez fue a comer a casa de los Halford, y al pasar por delante de la habitación de Rob Halford, escuchó como éste cantaba escuchando la radio, y lo tuvo claro desde el primer momento, con la primera audición para la banda, se quedó con el puesto. Al Atkins había dejado la banda porque había tenido un hijo y necesitaba trabajar, no ganaban dinero, la banda se había creado en 1970 y en cuatro años no habían conseguido vivir de la música.

El primer contrato con Gull Records fue muy problemático para la banda, mala producción, les cambiaron los temas de orden, no quedaron a gusto.

Los miembros de la banda trabajaron en los más diversos empleos, Halford de tramollista en un teatro y atendiendo una Sex Shop y el resto en diferentes empresas de Birmingham.

Se publicó un primer sencillo del álbum en agosto del 74. Sería en Septiembre de ese mismo año, cuando la banda lanzó por fin su primer trabajo. Un hard rock con toque de rock progresivo y muy influenciado por Led Zeppelin, Queen y los Black Sabbath. Así se inició el Rocka Rolla Tour, sería la primera vez que la banda saldría de Inglaterra, para tocar en Suecia, Noruega, Dinamarca y Holanda.

El álbum se grabó en los Olympic Studios de Londres y se financió con muy poco dinero, la producción es flojísima, algo que siempre disgustó a los Judas Priest. Problemas técnicos en el estudio, pésima calidad de sonido y mala relación con el productor del álbum Rodger Bain, que excluyó algunas canciones ya escritas para este disco como Epitaph, The Ripper y Tyrant.

Vamos ya con el trabajo. El disco abre con One for the Road, un tema influenciado por los Black Sabbath , con un comienzo rockero muy oscuro, que va creciendo al paso de los minutos, de los mejores temas del disco. Rocka Rolla, es la canción más  comercial del plástico, con un riff facilón que entra a la primera.

Winter es una Intro, con los ingredientes de los años 70, una balada añeja, con unas guitarras suaves, acompañando a un Halford melodioso, qué voz… impagable. Deep Freeze es otra canción de un minuto de duración, muy de esta época, compuesta por distorsión de las guitarras y mucha psicodelia. La trilogía invernal finaliza con Winter Retreat con un Halford que se desgañita en cada estrofa.

Es el turno de Cheater, una canción repleta de fuerza donde nuestro sacerdote eterno toca la armónica, influencias muy setenteras, dejándose llevar por la época. Si hay un tema en este trabajo que los identifica como banda, que marcaría incluso el camino a seguir en próximos álbumes, es el mastodóntico Never Satisfied, un clásico que rescataron para la penúltima gira de la banda.

Run of the Mill es un tema de ocho minutos de duración, prestar atención a los dos últimos minutos y de nuevo el estelar Halford… en estos dos primeros álbumes acapara todos los focos y alcanza unos agudos absolutamente imposibles para el resto, es un privilegiado. Dying to Meet You, es un tema oscuro con un bajo audible, buena labor de Hinch a la batería, poco a poco se van introduciendo las guitarras en el tema, es un tema muy elaborado. Finalizamos con Caviar and Meths, es un tema escrito por Tipton y Atkins, en su primera versión duraba 14 minutos, la acabaron acortando a dos minutos y pasó a ser instrumental, Atkins en su discografía en solitario, rescató la primera versión del Caviar and Meths suena realmente interesante.

El sonido es flojo y no es el debut soñado para una leyenda como los Priest, en su segundo trabajo sí que nos dejarían su tarjeta de presentación, aún así el entrañable Rocka Rolla, nos deja un par de pinceladas de una calidad muy por encima de la media, Rocka Rolla es el nacimiento de una leyenda.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *