Web de Metal JUDAS PRIEST – Unleashed In The East (1979) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

JUDAS PRIEST – Unleashed In The East (1979)

by Alba

Inglaterra
Heavy Metal

unleashed in the east 11. Exciter
2. Running Wild
3. Sinner
4. The Ripper
5. The Green Monalishi (with the Two-Prongred Crown) (Fleetwod Mac Cover)
6. Diamond and Rust (Joan Baez Cover)
7. Victim of Changes
8. Genocide
9. Tyrant
10. Rock Forever
11. Hell Bent for Leather
12. Beyond the Realms of Death

.

.

Rob Halford – Cantante
Glenn Tipton – Guitarra
K.K Downing – Guitarra
Ian Hill – Bajo
Les Binks – Batería

unleashed in the east 2A finales de 1978 y durante gran parte de 1979 la banda se embarcó en la gira Killing Machine tour, en promoción al álbum homónimo de 1978. Dicha serie de conciertos les permitió tocar por segunda vez en Japón con tres presentaciones en Tokio y dos en Osaka la cual fue escogida por CBS para grabar un eventual álbum en vivo. Finalmente su grabación se llevó a cabo en dos conciertos realizados en Tokio; uno celebrado el 10 de febrero en el recinto Tokyo Kōsei Nenkin Kaikan —en ocasiones también denominado como Koseinenkin Hall— y el otro el 15 del mismo mes en el Nakano Sun Plaza.

Por su parte la producción quedó a cargo de la misma banda y de Neil Kernon en primera instancia, pero este último prefirió trabajar como ingeniero de sonido ya que se sentía más cómodo en esa posición. Por ello CBS le solicitó a Tom Allom el puesto de coproductor ya que tenía más experiencia en trabajos de heavy metal, porque fue el ingeniero de los tres primeros discos de Black Sabbath y además ya había trabajado con Judas Priest, en el álbum Sin After Sin de 1977. Por último su masterización y mezclado se realizó en los Starling Studios en Ascot cuyo proceso duró un poco más de seis meses

Es un álbun tan perfecto que levantó suspicacias de todo tipo, pero es real como la vida misma. Os recomiendo su versión remasterizada del 2001 con Bonus. Este álbum destaca la importancia del directo en el Heavy Metal, al contrario de otros estilos musicales, para mi gusto el metal no tiene sentido si no se toca en vivo y Judas siempre fue una banda de directos, la perfección hecha directo en este caso. Hay trabajos en directo que son de mesilla de noche y dignos de analizar: El Strangers in the Night de Ufo, el Tokyo Tapes de Scorpions, Made in Japan de los Purple y este Unleashed in the East me parecen las joyas de la corona.

Además una banda sabe cuándo está haciendo algo más que un álbum en directo, Judas Priest tocó un concierto simplemente perfecto, inmaculado, y es la prolongación de su mejor época. Porque en este directo se dan cita temas del Sad Wings of Destiny, Sin After Sin, Stained Class y Killing Machine, la época setentera, para gustos colores pero sin duda una etapa creativa y única para la banda.

El arranque del directo no puede ser más agresivo con Exciter tenemos una piedra de toque que dio el pistoletazo de salido para un género como el Heavy Metal que de aquella aún estaba en pañales, Black Sabbath creó el monstruo y Judas Priest lo perfeccionó. Tema a tema no bajan nunca el nivel, Running Wild introduce épica, melodía y garra, un tema directo al grano y tocado por una varita mágica, parece sencillo pero no lo es. Sinner es otro corte muy importante en la carrera de los Priest además lo alargan en este directo y cambian algo los riffs. The Ripper contiene uno de los riffs más asesinos de la historia del Metal y Halford simplemente toca el cielo con las manos en este tema.

Volvemos a coger el mechero y el público nipón corearía este tema, épica, ritmos al galope y twin guitars echando humo, pocas covers hicieron en su carrera, pero las convirtieron en himnos. Diamonds and Rust es un tema que cuando escuché en directo hace 10 años no pude evitar que se me cayeran las lágrimas. Es un tema que tiene diferentes versiones a mí la que más me gusta es la acústica con final metalero.

Pero sin lugar a dudas los temas estrella de este directo es la trilogía que encierran: Victim of Changes, Genocide y Tyrant, sin lugar a dudas estos tres temas merecen estar en la lista de los 100 mejores temas de metal de la historia y es la prolongación del espíritu del Sad Wings of Destiny, seguramente el mejor álbum de la historia. Para los que digan que este álbum está retocado, os recomiendo que pilléis el Sad Wings of Destiny y le peguéis una oída al Genocide y después pongáis el Genocide de este directo, cambian muchas cosas, la magia del directo y el dejarse llevar por la emoción del momento.

Rock Forever y Hell Bent for Leather introducen el rock y el colofón es el baladón por excelencia de la historia del metal. Lo único que no me gusta de este directo, es que incluía White Heat, Red Hot y Take on the World, no entiendo la razón por qué no las incluyeron.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *