Web de Metal LIVING DEATH – Protected from Reality (1987) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LIVING DEATH – Protected from Reality (1987)

by Vpower

Alemania
Speed Metal

46821. Horrible Infanticide (Part One)
2. Manila Terror
3. Natures Death
4. Wood of Necrophiliac
5. Vengeance (Horrible Infanticide Part Two)
6. Intruder
7. The Galley
8. War of Independence
9. Eisbein (Mit Sauerkraut)

Thorsten Bergmann – Voz
Frank Fricke – Guitarra
Reiner Kelch – Guitarra
Dieter Kelch – Bajo
Atomic Steif – Percusiones

imagesPuede que uno de los álbumes más maduros de la banda, desde luego en cuanto a las letras de los temas es un gran paso adelante. Las letras evolucionan hacia el mundo psicológico, el terror clásico y el asesinato, más psicológicas, buscando el lado más retorcido de la mente humana, y la música se empapa de la oscuridad de las letras.

Muchos piensan que Living Death era una banda de Thrash, nada más alejado de la realidad. Las raíces de esta banda son muchas y variadas, beben de aguas inglesas, de la nwobhm, pero de su lado más oculto y siniestro, bandas como Wytchfinde o Wytchfinde General. También están influenciados por Venom y ellos a su vez influenciaron a las primeras bandas de death metal, concrétamente al gran Dave Schuldiner y su banda death. También tienen la base rítmica thrasher, pero es una banda muy alejada del tridente alemán del thrash: Sodom-Kreator-Destruction, pertenecen a una leyenda más underground como Hallows Eve, Iron Angel, Vendetta, Necronomicon o Mekong Delta.

Lo primero que destaca es la personalidad del cantante, Toto es un tío con una voz rasposa, hiriente, me recuerda mucho a la voz del cantante de Cirith Ungol. Destaca la atmósfera del álbum, siempre caótica, oscura, escúchate esta banda, o a los lituanos Katedra, ellos influenciaron a todas las bandas del Under actuales.

Los riffs, beben del rock más oscuro, base rítmica thrasher, quiero destacar el demoledor sonido que ofrecen bajo y batería durante todo el álbum, y los punteos oscurísimos a lo nwobhm. Es su álbum más maduro, me resultaría imposible destacar algún tema, el tercero, Natures Death es instrumental y te deja sin aliento, ni los Venom, más oscuros son capaces de crear una música que descarga maldad por los cuatro costados. El trabajo es variado, Infanticide es thrasher, en la onda clásica a lo Sodom pero Intruder es puro speed metal, similar a Vectom.

Qué decir de Necrophiliac con sus guitarras acústicas, a lo Wasp años ochenta, sin melodía, pero con su oscurantismo, intensidad absoluta. Y los punteos que te dejan con la boca abierta, todo esto aderezado con el cantante, copia absoluta de Cirith Ungol.

Destaquemos las letras, también, letras oscuras, que son el preludio del death metal. Cero comerciales estos chicos. La producción sucia, típica de la época.

Aderezos de esta rica receta: oscurantismo nwobhm, base rítmica thrasher, punteos rockeros, voz Cirith Ungol, hacen de los Living Death una banda completamente diferente.

Este trabajo lleva en mi mesilla de noche años y es imposible sacarlo de ahí, y se me viene a la mente una reflexión. El metal se muere, reflexión póstuma que hago. Se muere porque los grandes van cayendo uno a uno y las bandas de ahora, sólo imitan a los del pasado, sin aportar nada nuevo. El metal acabará sobreviviendo, en el mundo underground nada más, pero el día que Judas y Sabbath cuelguen la guitarra, el circo se habrá acabado para siempre. Al menos para mí, yo cuando Judas se jubile, cuelgo el hábito. Discazo de principio a fin, Living Death eran una banda completamente diferente en todos los sentidos. En lo compositivo, en el plano musical, en sus ideas de qué es el heavy metal…. simplemente lo vivían de otra forma, y por eso son una leyenda.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *