Web de Metal MACE – The Evil in Good (1987) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MACE – The Evil in Good (1987)

by Jordi Thunder

USA
Crossover/Punk

mace 11. Gutripper
2. Intent to Kill
3. The Evil in Good
4. Daddy’s Girl
5. War
6. Thinning the Herd
7. Choose Your God
8. When the Screaming Stops
9. Poison Gases
10. Blonde Obsession

Kirk Verhey – Cantante
Vern White – Bajo
Shane White – Batería
Dave Hillis – Guitarra

The Evil in Good es el segundo y último trabajo de los Mace. En su primer trabajo los Mace mezclaban el Thrash, Crossover, Speed Metal y Hardcore, mezcla sin pulir y sin calidad pero con actitud. En su segundo álbum cambian por completo de concepto.

mace 2La producción es flojísima, la estructura de los temas es común para todos los temas, cortes cortos de dos minutos de duración cuando en su primer álbum nos encontrábamos con temas de larga duración. Esto es un Crossover con raíces Punk y de temática Política/Social-económica, es decir, canción protesta de toda la vida.

Mace era una de esas bandas de los ochenta que practicaban un Thrash inspirado en el punk. Para que entendáis de qué se iban estos tíos, os daré un par de referencias y os ubicareis rápidamente. Son una mezcla entre los Exodus de los primeros días con los Dead Kennedys, la banda más influyente de Punk de Estados Unidos.

En este segundo trabajo se pasan básicamente al Hardcore Punk en su esencia más primitiva, con una pizca de Thrash que básicamente aparece en las aceleraciones de los temas, en su base rítmica y poco más. La guitarra siempre está distorsionada, el sonido del bajo está amplificado y el sonido de la batería es pobre. Por cierto, el cantante de los Mace fue comparado en su día con Paul Baloff el mítico cantante de los Exodus.

Es un plástico muy flojo, pero aún así quiero señalar un par de momentos salvables. El arranque metalero de The Evil in Good, es un arranque metalero que recuerda a los primeros tiempos de los Metal Church. La parte acústica de Poison Gases y para de contar.

El resto de temas son exactamente iguales desde Gutripper a Blonde Obsession. Lo peor de este trabajo son los riffs…. por momento hasta carecen de sentido. La producción es tan pésima que en muchos temas la batería y el bajo, simplemente no se escuchan.

Al final todo el protagonismo queda para Kirk Verhey, que era el único miembro de la banda que tenía un mínimo de calidad, el resto de miembros sabían raspar sus instrumentos y poco más. Solos alocados que no te llevan a ninguna parte, una estructura de temas previsible, partes ilógicas y de auténticos amateurs. Es un paso para atrás el que tuvieron en este trabajo, hasta en su primer álbum, había alguna pincelada de buen gusto que no de calidad, que salvaba el álbum.

Es un trabajo que dura 28 minutos y lo único que es salvable es la actitud de su cantante y la curiosidad histórica que significan esta clase de álbumes, poco más que destacar.

https://www.youtube.com/watch?v=k-6JvvTVCQ8  álbum completo

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *