Web de Metal SAXON – Call To Arms (2011) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SAXON – Call To Arms (2011)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

saxon 1221. Hammer of the Gods
2. Back in 79
3. Surviving Against the Odds
4. Mists of Avalon
5. Call to Arms
6. Chasing the Bullet
7. Afterburner
8. When Doomsday Comes (Hybrid Theory)
9. No Rest for the Wicked 
10. Ballad of the Working Man
11. Call To Arms (Orchestral version) 

Biff Byford – Vocals
Paul Quinn – Guitars
Doug Scarratt – Guitars
Nibbs Carter – Bass
Nigel Glockler – Drums
Guest/session musician: Don Airey – Keyboards

Desde luego mucho mejor álbum que el flojísimo “Into the Labyrinth”, este “Call to Arms”, aunque obviamente es lo de siempre: la mezcla entre el rock comercial y el metal con tintes épicos-melódicos de la banda, al menos tiene un puñado de temas bastante interesantes.

Hammer of the Gods es un tema rápido, no tan cañero como los temas que abren el telón en sus anteriores álbumes. Riffs speedicos doblados, con cierta melodía, lo de siempre. Ellos sufren el síndrome Wasp, llevan sacando el mismo tema 20 años.

Back in 79 es un tema rockero de los de antes. Si nos fijamos en su discografía, ellos llevan sacando temas rockeros a lo largo de toda su discografía, en los últimos años que se metalizaron, siempre hay 3 o 4 temas rockeros por álbum. En este tema hay un problema y una virtud, el problema es que meter un tema rockero después de uno metalero, siempre te corta por completo el rollo. Y la virtud, es que dentro de la mediocridad reinante en los últimos años de la banda, es un tema-himno, bastante digestible.

Surviving Against the Odds, sigue las directrices de los últimos años de la banda. Parece que vuelven a apostar por ablandar de nuevo su sonido, practicar un hard heavy. Típico tema de Saxon, rápido, con estribillo melódico, basándolo todo en el estribillo y en el punteo, un metal básico, pero sin chispa.

Mists of Avalon es el temazo del álbum. Y esta es la razón por la que sigo comprándoles discos y aún no perdí la fe en ellos, primero porque Byford es uno de los mejores vocalistas del metal y después porque los Saxon son como los Obús, te sacan dos o tres temas por álbum y el resto es broza, pero esos 2 o 3 temas valen más que lo que hace cualquier banda joven hoy en día. Típico tema con ligera orquestación, aires épicos y el mejor punteo del álbum.

Calls to Arms siguen en una línea mística iniciada con Mists of Avalon, con un inicio acústico, dónde Byford se pone en tono baladístico, un cuatro por cuatro que maneja todos los terrenos. Arrancada del tema, al que le sobran por completo los teclados, le roban fuerza.Típico tema, pensado solamente para el lucimiento del cantante.

Chasing the Bullet es un tema aburridísimo. Después de vivir dos temas con épica, sentimentales, con cierta magia…. te meten el rock a lo AC/DC de toda la vida, o mejor dicho a lo Krokus, son las cosas que nunca entenderé de esta banda.

Afterburner y después del relleno, toca el tercer buen tema del álbum, la cañera Afterburner. El tema más speedico del álbum, con guitarras dobladas con cierta distorsión, pedal en la batería, ritmos muy painkiller, aunque el estribillo no tiene gancho, al menos suena cañero, y esa interrupción de guitarras dobladas melódicas está muy bien.

When Doomdsday Comes gran tema, los Saxon dominan a la perfección el medio tiempo con tintes épicos, melódicos. Un tema que no se confunda nadie, en el que se dedican a copiar descaradamente ideas de otros músicos, por ejemplo los teclados son una copia del tema Perfect Strangers de Deep Purple.

No Rest for the Wicked es un tema hard heavy, que va increscendo, con una buena atmósfera, me suena mucho a Killing Ground, tiene cierto gancho, y en la producción le dan un toque oscuro al trabajo de las guitarras, estribillo con garra.

Ballad of the Working Man pues es un tema que me deja desubicado, suena a Thin Lizzy en su inicio por los cuatro costados, para después meternos el rock aburrido de toda la vida.

Y de regalo la versión orquestalizada de Call to Arms. En resumen, mejor que el “Into the Labyrinth”, para mí uno de los peores álbumes de Saxon de toda su discografía. 4 buenos temas, pero nada originales, y el resto puro relleno, lo de siempre con Saxon desde hace muchos años.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *