Web de Metal VIO-LENCE – Nothing To Gain (1993) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

VIO-LENCE – Nothing To Gain (1993)

by Jordi Thunder

USA
Thrash Metal

vio- lence 11. Atrocity
2. Twelve Gauge Justice
3. Ageless Eyes
4. Pain of Pleasure / Virtues of Vice
5. Killing My Words
6. Psychotic Memories
7. No Chain
8. Welcoming Party / This Is System
9. Colour of Life

Sean Killian – Voz
Robb Flynn – Guitarra
Phil Demmell – Guitarra
Dean Dell – Bajo
Perry Strickland – Batería

Este fue el último trabajo de Vio-lence, sus dos anteriores trabajos los auparon a la primera línea de fuego del Thrash y este trabajo supone un pequeño bajón. Una de las claves de por qué no tiene la calidad de sus dos anteriores trabajos radica en la época. 1993 no era un buen año para el Thrash, estamos en la época en la que el grunge, nu metal y el metal alternativo estaban arrasando y algunos miembros de la banda, como Flynn, ya estaban pensando en sumarse a la nueva ola comercial del momento. En esos años, el Thrash metal tradicional se veía como algo anquilosado en el pasado.

vio- lence 2Pantera era la banda del momento y hasta los dinosaurios trataron de sumarse a su estilo. Vio-lence le hace un guiño al pasado (muy reciente) pero también trata de ganar nuevos adeptos con este trabajo, no suena ni por asomo tan cañero como sus dos anteriores trabajos.

El álbum arranca con Atrocity, tiran de groove y de medios tiempos con atmósfera cargada, algo típico en la época en la que estamos. Twelve Gauge Justice tiran de los viejos tiempos, era lo que os decía de tratar de satisfacer a toda la parroquia, viejos y nuevos fans, algo que no funciona casi nunca y que suele quedarse en tierra de nadie. Ageless Eyes es un corte que tiene cierto tufillo a Megadeth, aquí vemos por primera vez como una banda que empezó siendo under trata de sonar igual que las bandas comerciales del momento, primer clavo en su ataúd.

Pain of Pleasure / Virtues of Vice es un corte que no me convence. Tratan de complicarse la vida, pero nunca fue una banda de Thrash técnico y la atmósfera recientemente adquirida y tan típica de estos años tan malos para el metal clásico no me termina de cuajar con el estilo de la banda, tema a tema van tirando hacia lo comercial.

Killing my Words es el tema más flojo de todo el álbum, nos vamos a encontrar con un corte que no termina nunca de despegar y que simplemente es un cruce entre los Sepultura del momento y los Pantera. Psychotic Memories es 100% sonido Pantera solo que los Vio-lence tiran de esa atmósfera cargada que presenta este tema, los Forbbiden también hicieron lo mismo que los Vio-lence en este álbum y el resultado fue el mismo, el público no respondió.

No Chain, Welcoming Party / This Is System y Colour of Life tienen algún que otro momento salvable pero poco más, sería un cinco raspado el que le daría a este álbum, a mil años luz de sus mejores obras. Las partes de Thrash a lo Testament en su etapa más aguerrida aún son salvables, pero tanto medio tiempo, tanta atmósfera es un álbum en el que estás esperando algo que nunca llega a pasar, una pequeña decepción.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *