Web de Metal WITCHFYNDE – Cloack & Dagger (1983) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WITCHFYNDE – Cloack & Dagger (1983)

by Luna

Inglaterra
Nwobhm

WYTCHFINDE 31. The Devil’s Playground
2. Crystal Gazing
3. I’d Rather Go Wild
4. Somewhere to Hide
5. Cloak and Dagger
6. Cry Wolf
7. Start Counting
8. Living for Memories
9. Rock and Roll
10. Stay Away
11. Fra Diabolo

Luther Beltz – Cantante
Montalo – Guitarra
Gra Scoresby – Batería
Pete Surgey – Bajo

Gra Scoresby creó esta banda a finales de los setenta y unió sus fuerzas con el guitarrista Montalo. En 1980 editaron dos álbumes seguidos bastante melódicos y que pertenecen a la parte más blanda de la Nwobm, pese a que en las letras quisieron darle una tonalidad oscura. En los primeros tiempos la banda estaba completamente influenciada por Judas Priest y hay que matizar la influencia de los Judas, hablamos de los Priest del Killing Machine y del Sin after Sin concretamente, de los Blue Öyster Cult en menor medida y mucho de Black Sabbath y sobre todo de los Thin Lizzy (en cuanto a los solos melódicos).

Entonces se produce un cambio en el seno de la banda, abandona el micro Steve Bridges, un cantante melódico y con poca voz (el cuál no hizo carrera) y entra en la formación Luther Beltz que sigue actualmente en la banda. Luther es un cantante que vale para un roto y para un descosido, quiero decir, que básicamente es un cantante de Rock pero que trata de emular en sus primeros pasos con los Witchfynde a Halford y sobre todo a King Diamond, abusando de los falsetes.

Decidieron crearse su propio sello, una aventura que les salió muy mal. Siendo sincera los Witchfynde son una banda de segunda fila y lo son porque no tienen originalidad alguna, crean buenos temas pero no buenos álbumes y este Cloak and Dagger tiene buenos momentos pero se queda tan solo en eso. Básicamente se trata de un álbum de Rock con algunos matices de metal blando y sin más historia. Lo único que se reforzó es en las letras, con Beltz y Montalo, la banda cuenta con dos aficionados al satanismo que convierten sus letras en odas a Satán pero la música es melódica.

Escuchas Crystal Gazing y es un calco de los Blue Öyster Cult, en cambio escuchas I’d Rather Go Wild y es un calco de los Priest en el Killing Machine, para mí un álbum soberbio y más interesante que el British Steel pero ese ya es otro debate, muy interesante por cierto.

Esa es la clave de los Witchfynde que les faltaba originalidad. Temas de Hard Heavy, más bien de Rock con pinceladas de Judas, Sabbath (de vez en cuando generan alguna atmósfera sombría y algún pasaje acústico técnico que no progresivo que nos recuerda a Iommi) y buscando constantemente esa melodía tan oscura que tenían los Blue Öyster Cult en su mítico álbum Fire Unknown Origin. Temas de corta duración de lo más sencillos, con buen guitarreo, divertidos pero que te suenan a más de lo mismo. Eran y son buenos pero les faltó esa originalidad para destacar y salir de las sombras del underground.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *