Web de Metal WITCHFYNDE – Play It To Death (2011) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WITCHFYNDE – Play It To Death (2011)

by Andoni Bro

Inglaterra
Nwobhm

wytchfynde 51. Play It to Death
2. Holy Ground
3. Elements
4. Sticks and Stones
5. The Darkest Places
6. Life’s a Killer
7. Three Wise Monkeys
8. Shame the Devil (Robin Trower cover)
9. Love Like Sin
10. Paint it Black (The Rolling Stones cover)

Gra Scoresby – Batería
Montalo – Guitarra
Luther Beltz – Cantante
Pete Surgey – Bajo

Este trabajo supuso el regreso de Luther Beltz de nuevo al micro. Witchfynde siempre fue considerada una banda de segunda fila dentro de la Nwobhm pero lo cierto es que compartieron escenario con absolutamente todos los considerados grandes: Judas Priest, Saxon, Iron Maiden, Def Leppard, Angel Witch, Venom… etc. Esta banda se creó en 1973, tiene su historia. Lo mejor de esta clase de bandas para llegar a entenderlos es escuchar a los propios músicos.

Montalo concedió varias entrevistas cuando la banda tocó por primera vez en Barcelona, eso ocurrió en el 2015. Montalo es el principal compositor de los temas y su guitarrista. Dijo que la música que practicaba Witchfynde era muy simple y que él la consideraba simplemente como rock. Dijo que la banda de la Nwobhm que más se parecía a ellos eran los Demon, que para él sonaban iguales pero con una diferencia. Los Demon incorporan teclado a su música y le dan un aire místico a sus composiciones y los Witchfynde son mucho más sencillos.

El problema de Witchfynde es que el cambio de los ochenta hasta nuestros tiempos les desubicó por completo. Lo suyo es un rock oscuro al que pretenden darle un aire sombrío en las composiciones, la producción es bastante casera pero aún así mejora en todos los aspectos su anterior trabajo, está bastante más logrado. A mí esta nueva etapa compositiva para esta banda me recuerda mucho a los Venom en el álbum Cast in the Stone, pues más o menos buscan eso, solo que los Witchfynde no tienen feeling compositivo.

Esta banda perdió la melodía por el camino, en sus primeros tiempos emulaban en los riffs a los Thin Lizzy con su melodía y le daban un aire oscuro que recordaba a los Blue Öyster Cult. Todo eso ya quedó por el camino olvidado. Ahora lo que sí hacen es de vez en cuando emular a los Judas Priest y Black Sabbath, eso es más que evidente en el tema Elements, que sin lugar a dudas, es de lo poco destacado del álbum. No es que sean malos es que no brillan y cuando les quitas esa melodía pues tienen muy pocas cartas bajo la manga para sorprenderte, siempre fue una banda a la que le falto personalidad y regularidad en su obra. Este cambio de estilo, mucho más oscuro, pues no les favorece en nada.

Siguen en activo, con conciertos y giras cuando les sale algo,  de momento no tienen planeado sacar un nuevo álbum pero estoy seguro de que tarde o temprano acudirán al estudio de grabación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *