Web de Metal HAEMORRHAGE – Hospital Carnage (2011) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HAEMORRHAGE – Hospital Carnage (2011)

by Mr Old School

Grindcore

Haemorrhage 61. Open Heart Butchery
2. Traumaggedon
3. Resuscitation Manoeuvres
4. Flesh Devouring Pandemia
5. Fomite Fetish
6. Amputation Protocol
7. 911 (Emergency Slaughter)
8. Doctors of Malpractice
9. Tumour Donor
10. Hospital Thieves
11. Splatter Nurse
12. Haemorrhage
13. Ingreso Cadáver
14. Necronatology
15. Intravenous Molestation of Obstructionist Arteries (O-Pus VI)

Ramón Checa – Bajo
Daniel Rojas – Batería
Luisma – Guitarra
Ana Bélén de López – Guitarra
Lugubrious – Cantante

Es un álbum significativo para la banda. Ellos estuvieron trabajando durante muchos años con un sello alemán como era Morbid Records, un sello que ya cerró sus puertas y que también tuvo en su roster a los belgas Agathocles a los que siempre se compara con esta banda de Coslada. Pero ficharon por un buque de primera como es Relapse Records, este sello americano les proporcionó tanto estabilidad como mayor reconocimiento en los Estados Unidos, hasta ese momento, los Haemorrhage empezaban a ser conocidos en el viejo continente pero gracias a Relapse Records dieron el salto internacional definitivo, así que es un álbum muy significativo para ellos.

El grindcore se caracteriza por su distorsión brutal, guitarras afinadas varios tonos por debajo de lo habitual, bajos distorsionados, tiempos vertiginosos, blast beats y su mezcla de voces utilizando tanto growls como shrieks. Las letras en el grindcore originalmente hablaban de temas políticos sociales, aunque a menudo se ven bandas que usan temáticas gore y humor negro. Otra característica típica son las “microcanciones”. Muchos grupos han hecho canciones que no duran siquiera un minuto. La velocidad de la canciones es de aproximadamente 124-240 BPM. El grindcore suele tocarse con la formación clásica del hardcore punk: guitarra eléctrica, bajo y batería, sin embargo, no es raro encontrarse con formaciones grind que utilicen otros medios para crear su particular brutalidad sonora y todo esto aparece en la música de los genios de Coslada.

Siguen la misma línea marcada por su anterior trabajo que es la variedad, esa es la consigna. Hay varios mediotiempos en este trabajo y ahí es donde aparece el trabajo de Ana Belén de López y del Luísma, dos guitarristas que deberían tener más reconocimiento. En esa labor le dan al sonido de la banda un aire de Brutal Death y también de Death Metal de lo más clásico.

Pero el Grindcore y la sencillez compositiva lo abarca todo, siempre tirando del legado de Agathocles y los Carcass sin demás historia aunque hay algún tema de cuatro minutos de duración más elaborado donde demuestran que podrían también destacar como una banda de Death Metal. Por último decir que camuflan muy bien la melodía, que aparece a cuentagotas y cuando menos te lo esperas, algo en lo que han trabajado en los últimos años. Las locuras y enfermizas historias de matasanos de los Haemorrhage, siempre son un uno en la quiniela.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *