Web de Metal LOS SUAVES – El Jardín de las Delicias (2005) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

LOS SUAVES – El Jardín de las Delicias (2005)

by Alba

Rock

los suaves 11. El Jardín de las Delicias
2. Vísperas de Destrucción
3. No le Grites
4. No me pesa, es mi amigo
5. Deja de Llorar, mi Amor
6. Piensan
7. Quizás esta noche
8. No llegaste a Mí
9. Noches del Long Play
10. Burro cansado Blues
11. La última canción

Yosi – voz, armónica y guitarras.
Alberto Cereijo – guitarras.
Fernando Calvo – guitarras.
Charly Domínguez – bajo.
Tino Mojón – batería.

El Jardín de las Delicias se convirtió en el Jardín de las pesadillas, pero nos han dado tanto Los Suaves que les perdonamos un mal disco y es que este trabajo es el más flojo de toda su carrera y de largo. Es curioso los últimos años de esta banda.

San Francisco Express es una obra maestra y después editaron el Víspera de todos los Santos, tirando a flojo. Volvieron a remontar vuelo y quién lo diría con el Si yo Fuera Dios, a la altura del San Francisco Express. Exitazo a nivel de ventas y temazo tras temazo.

El jardín de las Delicias tiene acompañamiento acústico y unos riffs pausados atmosféricos que resultan muy envolventes, pero se hace algo largo. Vísperas de la Destrucción tiene un ligero toque a AC/DC en su inicio, mezcla ese arranque con un toque acústico para volver a arrancar. La letra está bien pero no me transmite absolutamente nada.

No le Grites sigue el rollito cantautor una especie de balada reprise, siempre con ese acompañamiento acústico y esos aires nostálgicos. La música simplemente se pone al servicio del poeta que simplemente recita.

El gran tema del álbum es No me pesa, es mi Amigo. La letra es simplemente brillante y es que Yosi es un poeta en toda regla. Cuenta la desventura de dos niños que crecieron juntos. El tema es típica composición de Los Suaves. Va de menos a más y va intercalando las fases melódicas para que Yosi nos meta dentro de la historia para al final meternos el rock a fuego con el solo de Cereijo.

Deja de Llorar, mi Amor, es una balada acústica combinada con la armónica de Yosi. Sentimental, nostálgica y con una letra intimista que merece mucho la pena, son Los Suaves más Unplugged e intimistas de toda su carrera. Piensan es un relleno y es lo malo de este plástico que hay un puñado de temas que bajan muchísimo el nivel. Quizás esta noche tampoco me dice absolutamente nada. Suena a lo de siempre, el de menos a más y el mediotiempo instalado de toda la vida y el solo rockero de Cereijo, le dan a los fans lo que piden, pero a veces se está más acertado que otras.

No llegaste a mí, Noches del Long Play son dos de las peores composiciones de Los Suaves en toda su carrera. Qué decir de Burro cansado Blues, eso ya no entra dentro de la categoría de mal tema, sino de sonrojante. Es como el como estáis amigos de Maiden, un mal día para componer un tema. La última canción son 12 minutos con buen guitarreo pero no transmite.

Es sencillo el análisis de este trabajo. Hay tres buenos temas y con eso construyeron un nuevo álbum que es de suspenso categórico y sin derecho a subir la nota, pero son Los Suaves, y aunque sacaran diez álbumes malos seguidos, siempre estaríamos en sus conciertos para aplaudirlos, porque más inspirados o menos, siempre son auténticos.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *