Web de Metal AARON KEYLOCK – Cut Against The Grain (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

AARON KEYLOCK – Cut Against The Grain (2017)

by Alba

Inglaterra
Rock, Pop Rock, Blues

aaron21. All the right moves
2. Down
3. Medicine man
4. Falling again
5. Just one question
6. Against the grain
7. That’s not me
8. Try
9. Spin the bottle
10. Sun’s gonna shine
11. No matter what the cost

.

Aaron Keylock – guitar, vocals

Aaron es un joven guitarrista inglés de 18 años al que la prensa inglesa ha ensalzado por su gusto y técnica. Este es su primer disco, donde como iremos viendo nos deja un puñado de canciones de sonido bastante clásico, que se mueven básicamente entre el rock y el blues, donde se notan las influencias de las grandes bandas del pasado. El disco lo ha grabado en Los Angeles con Fabrizio Grossi, que ha trabajado con grandes como Slash o Zakk Wylde.

aaron1All the right moves inicia el disco a ritmo de rock, ritmos sencillos y relajados, con un enfoque bastante comercial a los Rolling Stones, de riffs simples y resultones, el solo es de calidad pero hay que pillarlo con cronómetro. Down es un corte más variado que alterna el southern rock con el rock a lo Guns o Rolling Stones. El chico no tiene mala voz, no es un prodigio pero sin forzar para nada los registros hace un buen acompañamiento, me recuerda en eso a Ray Voghan, que era un excelente guitarrista y que cantaba lo suficientemente bien como para no cargarse las canciones, algo que no pueden decir todos los guitarristas, de ellos tenemos ejemplos de sobra conocidos.

Medicine man es una pieza rockera de aires setenteras, con coros femeninos muy de la época, es como un viaje al rock del pasado, con un toque funky, los ritmos son sencillos y sin complicaciones, lo mismo que los riffs, un rock de esos pegadizos y fáciles de disfrutar. Falling again tiene un arranque con acústicas y es un tema Rolling a tope, de esos de dar palmas, sin más chicha, lo mejor es que por fin encontramos un solo de guitarra que dura más de 15 segundos.

Just one question empieza en clave blues, muy lento, un tema donde demuestra su clase como guitarrista, muy de la escuela de Voghan o Gary Moore, guitarreo con mucho sentimiento. El ritmo es un mero acompañamiento para que se luzca a las seis cuerdas, pero también nos deja unas cuantas frases donde quizás se nota que a esa voz, sin desentonar, sí que le falta algo de carisma, algo que posiblemente se adquiera con los años.

Against the grain nos devuelve al rock pero con cierto aire bluesy, un tema de esos fiesteros, con un buen riff central pero también su parte muy popera dando palmas y demás. That’s not me es uno de los cortes rockeros con ambientación más moderna, se nota en los ritmos, en la forma de cantar y en la simpleza de los riffs, un tema típico para las emisoras y en plena vena Rolling.

Try nos devuelve al terreno de la sensibilidad, que creo que es donde más brilla el talento de este guitarrista, empieza con acústicas, dibujando unas buenas y sensibles melodías, y luego evoluciona hacia un rock melódico y con gancho muy a lo Guns. Es una baladita sencilla pero con buenas y pegadizas melodías, otro de los cortes destacados del disco.

Spin the bottle es una canción de southern rock de riffs hipnóticos, mientras que Sun’s gonna shine es otro de esos cortes donde Aaron se dedica menos a los riffs pegadizos y comerciales y le saca más jugo a su guitarra, con unos acordes muy setenteros y blueseros y unos buenos solos alargando el tema y creando una buena atmósfera. El punto final lo pone otra balada, No matter what the cost, acompañamiento acústico a lo Eagles, Rolling, nada nuevo bajo el sol, fácil de escuchar como el resto del disco.

En resumen, Aaron es un buen guitarrista, con buena técnica, pero todavía tiene por definir su estilo propio, originalidad ahora mismo no tiene ninguna, de momento sus primeros temas son una oda al rock y blues de toda la vida. Sin ser nada excepcional este disco, sí que es fácil de escuchar, con un buena carga comercial en la mayor parte de los temas, pero también con buenos momentos a la guitarra, sobre todo cuando mete los solos y los cortes más blueseros. Un guitarrista con toda la vida por delante y al que habrá que seguirle la pista

Puntuación: 6,75/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *