Web de Metal ACCEPT – Too Mean to Die (2021) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ACCEPT – Too Mean to Die (2021)

by Vpower

Alemania
Heavy Metal

1. Zombie Apocalypse 
2. Too Mean to Die 
3. Overnight Sensation
4. No Ones Master
5. The Undertaker
6. Sucks to Be You
7. Symphony of Pain
8. The Best Is Yet to Come
9. How Do We Sleep
10. Not My Problem
11. Samson and Delilah

Wolf Hoffmann – Guitars
Mark Tornillo – Vocals
Christopher Williams – Drums
Uwe Lulis – Guitars
Martin Motnik – Bass
Philip Shouse – Guitars

Es increíble la longevidad de esta banda, hay que tener en cuenta que se creó en 1968 con el nombre de Band X, aunque de esa época no queda ya nadie y su carrera realmente no arrancó hasta finales de los setenta. Inicio dubitativo con su álbum de debut, pero con los dos siguientes álbumes: “I am Rebel” y “Restless and Wild” ya se ganaron al público. Vivieron su etapa dorada en los ochenta con los más comerciales “Balls to the Wall” o “Metal Heart”, qué decir del “Russian Roulette”, esa es la época clásica. A finales de los ochenta partieron peras con Udo y sus fans no lo aceptaron, el trabajo con Reece el “Eat the Heat” fue un fracaso comercial, pero no es mal álbum. Udo regresó en 1993 para el disco “Objection Overruled”, más de lo mismo pero era lo que querían los fans. Varios discos más y Udo abandonaba la nave definitivamente en el 2005, los fans nunca lo han superado. Es curioso que Udo reniegue una y otra vez de la banda y ande girando tocando los clásicos de Accept, está en su derecho, pero también está encorsetado en su pasado. Después de diez años de travesía por el desierto, volvían a sacar un disco “Blood of the Nations” con un clon de Udo a la voz, el señor Tornillo, grandes críticas. “Stalingrad: Brothers in Death” del 2012 sigue esa línea marcada por el anterior trabajo. En cambio el “Blind Rage” del 2014 editado por la Nuclear Blast ya suena un poco a más de lo mismo. “The Rise of Chaos” del 2017 ya es la confirmación de que van para abajo. Cuatro años después de ese lanzamiento tienen un nuevo reto al que enfrentarse, volver a empezar con cambios en la formación. Adiós a míticos como Baltes al bajo o Frank a la guitarra. Tienen ahora mismo tres guitarristas y sacan un nuevo trabajo “Too Mean to Die” que saldrá a la venta el 29 de enero a través de la Nuclear Blast.

El tema The Undertaker, ya lo conocíamos porque lo adelantaron en un single. The Undertaker arranca con un ritmo acústico que pretende sonar nostálgico y generar una atmósfera propicia. Batería a medio tiempo y acompañamiento del bajo con ese ritmo acústico para implantar una marcha más en el tema y seguir con ese amago melódico del inicio. Se huele la intro de las guitarras a la legua y cuando llega sin ninguna energía y con un coro muy pobre, la verdad es que no hacen notar en ningún momento el poderío que debería darle contar con tres guitarristas. Solo limpio y melódico con acompañamiento acústico pero dura un suspiro pues enseguida te implantan de nuevo un estribillo que no tiene ningún gancho. Aún así valoro de forma positiva que el tema es más complejo de lo que viene siendo habitual en esta banda en los últimos tiempos aunque me falta esa energía de las guitarras. En definitiva, este single tan solo sirve para presentar a la nueva formación que parece que quiere tener una orientación musical más melódica.

Zombie Apocalypse arranca con un riff lento que se acaba doblando para luego buscar el clásico cambio de ritmo, el Screaming Metal de Tornillo y el aire Painkiller / Defenders of the Faith. Cambio de ritmo muy oscuro y teatral que no aporta nada y ritmo más de Hard Heavy tras el regreso a la fórmula, no es el mejor tema para empezar un disco.

Too Mean to Die es el tema que da título al disco. Me parece sincero y atractivo por momentos, están completamente influenciados por los Priest y quieren regresar a los ochenta de su mano. Simple Metal/Speed con buen trabajo a la guitarra que era una de las dudas que generaban. Sin ser nada para tirar cohetes, pues me parece un tema divertido, sobre todo por ese aire clásico y las persecuciones entre guitarristas en el solo de guitarra.

Overnight Senation sigue con la tónica general. Me engañó el tema The Undertaker, era el más flojo del disco y a su vez el más comercial, porque la idea era tocar un simple metal de toda la vida, un cruce entre los Priest y el metal alemán de los ochenta de toda la vida, este nuevo tema es puro Hard Heavy a medio tiempo de la vieja escuela. 

No Ones Master trata de introducir cierta tensión con una base rítmica más acelerada, pero en líneas generales el trabajo de la batería y el bajo son bastante flojos y no tiene peso compositivo. Un poco de Speed Metal en la ecuación. Sucks to Be You, con más agresividad y Groove en el riff en un medio tiempo, buscando los coros en el estribillo y el solo de guitarra muy bien ejecutado. Symphony of Pain, riffs doblados melódicos y épicos a toda pastilla, de nuevo la influencia de los Priest y dándolo todo en el solo de guitarra que siempre es el momento más emotivo del tema, sacando una especie de himno de la alegría metalero. The Best Is Yet to Come es un corte que arranca como balada, influencia de los Scorpions de los setenta. Estás esperando el cambio de ritmo que efectivamente se produce y como pensabas pero tiene gancho. How Do We Sleep disfrazando más el tema para luego ejecutar el clásico medio tiempo al galope de toda la vida. Not My Problem es el clásico metal sucio con esencia de Rock acelerado, quizás lo más discreto del disco. Samson and Delilah trata de introducir ritmo oriental y épica al final del disco, en un tema instrumental de nuevo con la influencia de la música clásica. Me ha sorprendido gratamente lo nuevo de Accept, no es nada creativo pero retoman la senda más clásica y los tres guitarristas funcionan bien.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *