Web de Metal ANGEL BLACK – Killing Demons (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ANGEL BLACK – Killing Demons (2019)

by Vpower

USA
Heavy Metal

1. Strikeforce
2. Cyber Spy
3. Death Mill
4. Black Heart
5. Killing Demons
6. The Dream That Stood Alone
7. Killing Me
8. Metal Gods (Judas Priest cover)

.

Carl Strohmyer – Bass
Daniel Beck – Drums
Mike Jelinek – Guitars
John Cason – Vocals

Scottsdale así se llama la región de la que procede esta banda americana de Phoenix (Arizona). Banda creada en el 2013 que debuta este año con este “Killing Demons” un álbum a caballo entre Heavy Metal clásico y el Us Power americano de los ochenta.

Strikeforce tiene fuerza en los riffs, tributo total a los Black Sabbath en su álbum Paranoid pero llevado al Heavy/Us Power Metal, lo saben llevar a su terreno, le falta una marcha más al ritmo de batería y cierto gancho a la composición, tampoco me convence el cantante.

Cyber Spy es un medio tiempo algo más dinámico con la huella de Dio en el Holy Diver y también de Randy Rhoads y de los Riot, algo efectivamente muy visto pero que siempre funciona. De lejos te recordará a los Cage, la banda del cantante Sean Peck, tiene más gancho que el anterior tema y encuentran una melodía de forma más fluida.

Death Mill es un corte que roza los ocho minutos de duración, su esfuerzo más consistente en todo el trabajo con un inicio acústico que busca generar una atmósfera densa y con aire transcendental para luego buscar el cambio de ritmo e instalarse en un medio tiempo con mucha distorsión pero de nuevo estancados en su idea y con unos solos de guitarra que suenan más a rock que otra cosa.

Black Heart es un medio tiempo que trata de sonar tan épico como melódico, no lo consigue del todo, porque siempre les falta gancho en los estribillos pero este es un estribillo acompañado por un trabajo en las guitarras a las que les sobra siempre distorsión pues no tiran de otra cosa que sea el modelo clásico, se quedan a medio camino de todo y tratan de darle una capa de agresividad que no se ajusta con la idea que buscan.

Que no deja de ser un álbum que busca las influencias de Dio, Judas Priest, Black Sabbath y Riot básicamente como el tema Killing Demons que le da título al álbum. Pero de vez en cuando distorsión y atmósferas acústicas muy pesadas con cambios de ritmo contundentes como en The Dream That Stood Alone para darle un aire más actual y meter la cuña del Us Power Metal a lo Iced Earth o Cage pero falta técnica y creatividad en la composición que siempre son bastante lineales.

Killing Me sale un poco del guión y suena a Groove Metal sin más historia a medio tiempo un cruce entre los Judas Priest de los ochenta y los Meliah Rage, no le veo ningún sentido a este tema pues es un calco de Metal Gods de los Judas Priest, versión que tocan a continuación y que por cierto, me sorprendió de forma muy grata, porque saben darle su toque personal.

Demasiado sencillo y muy poco riesgo, por momentos hasta lineal pero no deja de ser un álbum divertido y una banda que con el paso de los años irá evolucionando hacia la buena dirección eso lo tengo claro, pues tienen ese amor por el metal clásico que siempre cala hondo entre los fans.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *