Web de Metal ANGUISH – Magna est vis Siugnah (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ANGUISH – Magna est vis Siugnah (2018)

by Vpower

Suecia
Doom Metal

anguish11. Blessed Be the Beast – (06:34)
2. Magna est vis Siugnah – (07:40)
3. Of the Once Ravenous – (11:42)
4. Requiescat in Pace – (08:00)
5. Elysian Fields of Fire – (07:51)
6. Our Daughters Banner – (09:21)

.

.

J.Dee – Vocals & Bass
David – Guitar
Linus – Guitar
Rasmus – Drums

Esta banda sueca se formó en 2007, es decir, 10 años de existencia y tres largas duraciones contando esta que publican en 2018 les contemplan y con este tercer disco confirman que son una apuesta segura dentro del mundillo del doom.

Anguish-BandSi te comparan con bandas de gran calado como Trouble, Pentagram, Candlemass, Solitude Aeternus, etc es que estás a un nivel considerable, en la liga de los grandes. Lo corroboran desde el primer tema. Blessed Be the Beast es un exponente de oscuridad, distorsión, una voz cavernícola y de ultratumba que dota a los temas de gran personalidad. La pausa para meter luego un solo grandioso y truculento es lo que le faltaba a este tema plagado de atmósfera, guitarras lúgubres y un halo a lo Mercuful Fate aunque a ritmo de doom que realmente resulta cautivador.

No se arredran a la hora de elaborar temas largos, Magna est vis Siugnah ofrece unos riffs de occult doom que son como una sangría. Tiene la virtud de que son capaces de compaginar los sonidos de ese doom oscuro con momentos repletos de energía y potencia donde recuerdan a los Procession chilenos.

Of the Once Ravenous es el tema más largo del disco y durante los primeros minutos parece recrear una marcha fúnebre. A destacar en este corte el papel de las voces, realmente multifacético, unas suenan oscuras, salidas de las cavernas, mientras que otras tienen un matiz epic y otras un aire horror a lo Mercyful Fate, cómo no, la influencia de los daneses se extiende a lo largo del tiempo y más allá de géneros. Once minutos donde tienen la habilidad de dibujar melodías, tenebrosas, eso sí, sin aburrir en ningún momento, algo que no todas las bandas doom son capaces de lograr, incluso cuando bajan el ritmo hasta tal punto que parece que te hayas quedado sin pulso.

Requiescat in Pace es un tema de lo más agónico, la lentitud del ritmo contrasta con la desesperación que supuran las voces y los riffs lentos como un lamento. Elysian Fields of Fire vuelve a mezclar el ritmo doom con el heavy, el gran solo con toques epic le sube la nota y la parada con riffs adictivos para rematar el tema es sencillamente brillante.

Fin de este viaje por las sendas tenebrosas que diseñan estos suecos con Our Daughters Banner, ritmos de heavy doom con riffs potentes y parada ambiental, con un final pausado de voces guturales y aires heavys a lo Mercyful Fate pero congelando el tiempo. Gran fusión la que hacen estos suecos entre el doom, el heavy y el occult metal, un disco con múltiples matices que gana con las escuchas y que te traslada a un mundo lleno de oscuridad. Diez años les contemplan y diría que han alcanzado su madurez y solo cabe esperar lo mejor de ellos de aquí en adelante.

Puntuación: 8,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *