Web de Metal ARRAYAN PATH – Archegonoi (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ARRAYAN PATH – Archegonoi (2018)

by Andoni Bro

Chipre
Epic Power Metal

arrayan path 1CD1
1. Weaving the Web of Destiny
2. Rod of Asclepius
3. Seven Against Thebes
4. Sins of Pandora
5. The Words of Menelaus
6. Bellerophon (Forged by the Blacksmith)
7. Thisbe’s Blooded Veil

CD2
1. Lion of Amphipolis
2. Blood of the Sphinx
3. Nemesis
4. Eastern Sands
5. Where the Hydra Hides
6. King of Argos
7. Thermopylae 480 BC

Miguel Trapezaris – Bajo
Christofors Gavriel – Guitarra
Socrates Leptos – Guitarra
Nicholas Leptos – Cantante
Mark Zonder – Batería

Calma y profundidad para entrar en el mundo épico de los Arrayan Path. Una banda creada por Nicholas Leptos, un chipriota que creó esta banda en 1997 en Estados Unidos y que acabó regresando a su país natal. Chipre es un crisol de culturas, influenciado en todo esta isla por griegos y turcos y precisamente la música de Arrayan Path está influenciado por todo esto.

Doble álbum y ochenta minutos de buena música en su nuevo trabajo. Weaving the Web of Destiny tiene dos momentos diferenciadores, el primero es un coro doblado al ritmo del galope muy melódico y sinfónico y el segundo son unos arreglos orientales, muy turcos que recuerdan a Mezarkabul.

Rod of Asclepius es un tema con buenos arreglos y un metal melódico que siempre es tocado a medio tiempo y acercándose por momentos al Power Metal de los Blind Guardian, encuentran una buena melodía aunque quizás un tanto blanda. Seven Against Thebes arranca con un canto femenino étnico, ya lo sabéis amigos, Chipre, crisol de culturas, cruce entre oriente y occidente, de eso se hace eco la banda y busca un riff de neoclásico para relanzar el tema y después propiciar un solo con pasión que me recordó a los Savatage, de lejos eso sí.

Sins of Pandora tiene un ritmo de bajo que recuerda a los Manowar y es que esta banda estuvo en un tributo a la banda americana, de nuevo buscando ritmos orientales para darle un toque atmosférico y hasta progresivo, lo mejor es la base rítmica, lo peor los coros. The Words of Menelaus … por cierto, que no se me olvide, con la participación de Marc Zonder en la batería (Warlord y ex Fates Warning) de nuevo tirando de folklore oriental.

Bellerophon (Forged by the Blacksmith) es un tema que resulta un cruce entre el Nostradamus de Judas Priest en cuanto al aspecto sinfónico aunque le falta profundidad para después buscar el típico medio tiempo al galope con coros en el estribillo que es una apuesta por el sonido de Virgin Steele y de los Blind Guardian. El primer CD finaliza con Thisbe’s Blooded Veil, de nuevo voz femenina y arreglos sinfónicos para cerrar el primer álbum con elegancia.

Vamos ya al segundo CD. Arrancamos con Lion of Amphipolis, muy similar a la escuela griega del Power Epic heleno y también esa parsimonia y lentitud habitual del Epic Doom transalpino, el cambio de ritmo por fin introduce algo de agresividad y un poco de progresivo que le sienta bien al tema. Blood of the Sphinx te corta el rollo por completo pero hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo conceptual sobre las guerras helenas y que deben priorizar primero la historia y ligarla con el aspecto musical. En cuanto a trabajo de guitarras me quedo con el tema Nemesis que contiene un solo de guitarra que es pura pasión, desde luego, todas estas bandas siempre se miran al espejo de Criss Oliva, el añorado guitarrista de Savatage.

Se puede decir que el segundo cd es más variado pero yo diría que desacertado pues hay temas como Eastern Sands que aunque buscan un ritmo progresivo la verdad es que desentona bastante con los anteriores temas pero eso sí, siempre la calidad en la guitarra y en los solos, eso nunca falla en estos chipriotas.

Where the Hydra Hides vuelve a ser el show del guitarrista en un medio tiempo donde ejecuta un solo con ligera distorsión y después buscan los riffs doblados melódicos de los Judas Priest y por supuesto ese folklore en el estribillo. King of Argos es muy pausado y melódico con acompañamiento al piano, tanto que es muy similar a lo que viene desarrollando en los últimos años Axel Rudi Pell. Finalizamos con Thermopylae 480 BC, el tema más épico del trabajo con nueve minutos de duración , se guardaron una de las mejores cartas para el final.

Séptimo trabajo de estudio para Arrayan Path que llega tan solo un año después de “Dawn of Aquarius”, su anterior trabajo, no lo supera ni se le acerca pero mantienen un estupendo nivel. No te asustes por los ochenta minutos que dura este trabajo. Merece la pena por el enorme trabajo en las guitarras, por la atmósfera oriental y por el eterno buen hacer de Arrayan Path.

Feeling: 3/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *