Web de Metal ART – Asylum (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ART – Asylum (2019)

by Cesarito Olivas

Italia
Rock Progresivo

1. No Way Out
2. Black Mist
3. B. Case
4. Seven Stones 
5. The Doctor
6. Room
7. Asylum
8. The Box
9. Hide The Light

Denis Borgatti – Voz
Enrico Lorenzini – Teclados
Roberto Minozzi – Guitarra
Stef Burns – Guitarra
Diego Quarantotto – Bajo
Ivano Zanotti – Batería

Segundo álbum que se marcan los italianos Art luego de su muy prometedor debut, dan en el blanco sin innovar en nada pero dando mucha clase. He de admitir que pese a que lo de mezclar el rock progresivo con sonidos electrónicos no suele hacerme ni fucking gracia, este grupo sabe darle un aire especial que solo puedo definir cómo pura adrenalina, el álbum es un directo al grano. No Way Out arranca despacio con una introducción a voz hablada hasta que entran en escena los teclados y la batería a toda pastilla, me encanta el cambio de ritmo con el riffeo y la parada para darle cabida a la voz de Borgatti, uno de los grandes protagonistas del álbum, de voz agradable y de fácil escucha, lleva el tema perfectamente hasta el final donde Lorenzini le pone la frutilla al postre con un solo de teclado digno de un maestro del género como Tony Banks o Peter Bardens por poner ejemplos.

Black Mist es mucho más comercial y es que es la fórmula de toda la vida, arrancar con un tema progresivo para continuar con uno facilón, fórmula vista hasta en la sopa pero funciona. Se introduce el tema con un punteo de guitarra corto pero bastante inspirado, luego sigue con el clásico dueto entre guitarra y teclado para cederle todo el protagonismo a Borgatti, de nuevo canta de maravilla y sabe darle emotividad pese a que el estribillo no sea nada del otro mundo. Escuchad el solo de guitarra que se marca Minozzi al final y luego me contáis.

B. Case es aún más interesante, una buena arrancada con tintes heavys y muchas paradas y cambios de ritmo, de nuevo el cantante está brillante con todos sus matices y adaptándose a cada tiempo de la canción. Otra vez el solo de guitarra es de lo mejor. Seven Stones es otro corte típico para reposar entre los temas más largos, es una interesante mezcla entre Depeche Mode y los Genesis de su etapa más pop. No hay tema malo pero son los cortes más regulares como estos los que bajan la nota. 

The Doctor es otro temazo, de nuevo una muy buena arrancada con cierto aire caótico y el cambio del solo de teclado al de guitarra te atrapa sin remedio.

Lo único malo que le encuentro al álbum, son las paradas con voces habladas que te cortan bastante el rollo, siento que quedan como pegote y no aportan un carajo. En The Room volvemos a los cambios de ritmo con acústicas y teclados con un Borgatti que de nuevo se sale del mapa, dan en el clavo con el riffeo de la mitad, todos se acoplan a todos.

Asylum es otro corte facilón, que no malo, de nuevo el estribillo te atrapa y todo suena perfectamente, el tema tiene cierto corte gótico que a mí me recuerda bastante a los Paradise Lost en su etapa electrónica, no sé a vosotros. En la misma onda está The Box solo que aquí la guitarra vuelve a subir el listón, Minozzi es definitivamente la figura del partido.

Cierra Hide The Light, un tema tranquilo con rasgos de balada, bueno para despedir el álbum, bastante normal hasta el solo de guitarra del final que pone el broche de oro.

¿Innovan? En lo más mínimo. Hacer cosas nuevas a esta altura de la película y en estos días que parece que ya está todo inventado, no es nada fácil; no obstante, entregar tanto sentimiento y calidad sin ofrecer nada novedoso tampoco lo es, por eso, éstos italianos tienen mi respeto, un álbum bastante sólido, con unos cuantos momentos top, de fácil escucha pero con matices, van por muy buen camino.

Feeling: 4,5/5
Originalidad: 2/5
Técnica: 4/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *