Web de Metal ASHTAR – Kaikuja (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ASHTAR – Kaikuja (2020)

by Andoni Bro

Suiza
Black / Doom

1. Aeolus
2. Between Furious Clouds
3. Bloodstones
4. The Closing
5. (She is) Awakening

.

.

.

Marko Lehtinen – Batería, Guitarra, Cantante
Witch N – Cantante, Bajo, Guitarra, Violín

Dos grandes músicos desde Basilea, ciudad suiza bañada por las aguas del Rin que queda ubicada justo en la frontera con Francia y Alemania, siempre hubo una importante comunidad under en esta ciudad. Con una escena de bandas de calidad aunque no tan clásica y nutrida como la que hay por ejemplo en Zurich, la ciudad que vio nacer a Hellhammer, la banda que lo cambió todo. Ashtar es una banda compuesta por dos músicos que son apoyados por dos guitarristas en los directos. Debutaron en el 2015 con el álbum “Illmasari” que recibió buenas críticas y cinco años después regresan con este “Kaikuja” un trabajo que saldrá publicado por el sello Eisenwald el 15 de mayo.

Aeolus es el primer tema, el típico sonido acelerado y blando en la batería que me recuerda a Bölzer o Mgla, es lo que se lleva hoy en día. El riff abarca todo el eje central del tema y le introduce esa intensidad necesaria y llega el primer cambio de ritmo lento.

Between Furious Clouds arranca con un ritmo acústico oscuro, lento y muy elaborado que va poco a poco cobrando interés. Están afincados en ese sonido “Occult Metal” que le llaman algunos, a ese ritmo acústico le saben dotar de una mayor profundidad con el ritmo lento de la batería con el bajo de fondo y el riff rítmico oscuro que es un ligero cruce entre Crust y Sludge, a un ritmo lento se encuentran más cómodos.

Pero también saben destacar a velocidad como en Bloodstones donde en el trémolo de la guitarra tiran del recuerdo de Hellhammer y derivados pero lo dicho, siempre acaban apostando por el Doom y lo mezclan muy bien con el Black como vuelven a demostrar una vez más con este tema donde se lucen con el trabajo de la guitarra rítmica que es clave.

Los comparan con Agalloch… sí, tienen ese sonido variado y elaborado dentro del Black pero son mucho más lentos, oscuros y evolucionan más hacia el Doom que los Agalloch. The Closing se ubica y se asienta definitivamente en el Doom. El riff rítmico se repite una y otra vez y lo que hace es darle un aire conceptual al trabajo que resulta interesante. También quiero destacar ese trémolo de guitarra que aporta un cruce entre Pagan y una tonalidad épica interesante.

(She Is) The Awakening es un corte que sirve para cerrar el álbum y de nuevo su cantante vuelve a recobrar el protagonismo perdido. También al violín en su música pero pasa completamente desapercibido y no es la típica banda que trata de incorporar Folk a su idea del Black. Este es el clásico álbum que va ganando peso con el paso de las escuchas. Suenan con carácter y primitivos a más no poder, diferenciales dentro de lo que es la escena del Black.

Feeling: 4/5
Originalidad: 4/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 8/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *