Web de Metal ASTRAL DOORS – Black Eyed Children (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

ASTRAL DOORS – Black Eyed Children (2017)

by Alba

Suecia
Heavy / Power

astral doors 11. We Cry Out
2. Walls
3. God is the Devil
4. Die on Stage
5. Tomorrow’s Dead
6. Good Vs Bad
7. Suburban Song
8. Lost Boy
9. Slaves to Ourserlves
10. Black Eyed Children

Mats Gesar – Guitarra
Johan Lindstedt – Batería
Joachim Nordlund – Guitarra
Jocke Roberg – Teclados
Nils Patrick Johansson – Cantante
Ulf Lagerström – Bajo

Octavo álbum de estudio para los Astral Doors, esta banda sueca de Heavy Metal mezclado con Power, con un sonido muy clásico. Black Eyed Children sale publicado el 31 de marzo por el sello Metalville. Nos encontramos ante los Astral Doors de toda la vida, sonido clásico y para nostálgicos del metal clásico. We Cry Out quiero destacar por encima de todo el muy buen solo de guitarra aunque se me hace corto. La producción pretende ser garajera y ochentera y Nils Patrick está más agresivo que nunca, buscando el legado de Dio (hay cierto parecido en el timbre de voz, que Nils explota al máximo).

astral doors 2Walls pone la calma con sus teclados y partes acústicas, arranca el tema y se queda instalado en un cómodo y elegante mediotiempo aunque muy previsible y lineal. God is the Devil tiene un juego de teclados que recuerda a Dio en la etapa del Dream Evil y Sacred Heart. Un tema que va de menos a más en intensidad, suena elegante, sobre todo esos interludios acústicos.

Die on Stage es un tema con un inicio muy a lo Deep Purple en los teclados para luego cambiar de ritmo y practicar un Hard Heavy en su vertiente más melódica. En la construcción de sus estribillos siempre me recordaron a los Primal Fear. Lo mejor del tema es la alternancia de los solos de guitarra.

Tomorrow’s Dead es el tema que mejor puede funcionar en los directos. Estamos ante la balada que acaba cambiando de ritmo e instalándose en un mediotiempo metalero. Una mezcla entre Dio y los temas más melódicos de los Metal Church y los Crimson Glory. Esa especie de Power americano en su vertiente más melódica, sin la clase de los citados pero con clasicismo y garra por momentos.

Good vs Bad es quizás el tema más agresivo y orientado hacia el Power del álbum. Hay pinceladas progresivas y su velocidad y agresividad recuerda un poco al primer álbum de los Masterplan y a los Symphony X. Suburban Song en cambio tiene una orientación musical completamente diferente. Con este tema los suecos buscan un Heavy melódico buscando de nuevo la referencia de Dio.

Lost Boy es un tema que destaca por su solo minutero, bien acompañado por unos redobles de batería que introducen algo de fuerza al tema, quizás el problema del nuevo álbum de Astral Doors es que no tiene riesgo alguno, tiraron por lo que los ingleses llaman “classic tunes”, estribillos clásicos y ritmos de toda la vida, eso sí, el álbum divierte pero no deja huella alguna.

Los últimos tres temas siguen la misma estela que los anteriores, Slaves to Ourselves no me deja ninguna impresión concreta, carece por completo de gancho y lo único destacable es que el teclista por fin se sale del guión y nos ofrece algo diferente, también quiero citar a Impiritelli y Rob Rock entre las influencias de esta banda. Black Eyed Children es el último tema de este álbum con casi nueve minutos de duración. Un inicio acústico y atmosférico tirando de un teclado con un ritmo clásico entre Purple y Axel Rudi Pell en la etapa de Jeff Scott Soto, la verdad es que alargan el tema sin ninguna necesidad pues no hay ninguna sorpresa.

Lo nuevo de Astral Doors se escucha con agrado, es una banda con un sonido muy clásico que nunca defrauda. Ahora bien, la creatividad brilla por su ausencia y al finalizar la escucha no recuerdas ningún tema en concreto porque carece de pegada y originalidad, pero aún así, siempre cumplen.

Puntuación: 6,25/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *