Web de Metal AYREON – The Source (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

AYREON – The Source (2017)

by Vpower

Holanda
Power / Progresivo

ayreon 1CD1:
1. The Day That the World Breaks Down
2. Sea of Machines
3. Everybody Dies
4. Star of Sirrah
5. All That Was
6. Run! Apocalypse! Run!
7. Condemned to Live
CD2:
8. Aquatic Race
9. The Dream Dissolves
10. Deathcry of a Race
11. Into the Ocean
12. Bay of Dreams
13. Planet Y Is Alive!
14. The Sources Will Flow
15. Journey to Forever
16. The Human Compulsion
17. March of the Machines

Arjen Anthony Lucassen – guitar, bass, keys, vocals
Ed Warby – drums

Others:
Paul Gilbert – guitar
Guthrie Govan – guitar
Marcel Coenen – guitar
Mark Kelly – keys
Joost van den Broek – keys
Ben Mathot – violin
Maaike Peterse – cello
Jeroen Goossens – wind
Vocals: James LaBrie, Tommy Karevik, Tommy Rogers, Simone Simons, Nils K. Rue, Tobias Sammet, Hansi Kürsch, Michael Mills, Russell Allen, Michael Eriksen, Floor Jansen, Zaher Zorgati

ayreon 2Este proyecto iniciado en 1994 por Arjen Anthony Lucassen no necesita de presentación, es de sobra conocido a nivel internacional, así que vamos al meollo del asunto. Como es habitual ha contado con una legión de músicos de nivel, como podéis ver más arriba. Su anterior álbum era de 2013, así que han pasado cuatro años, cuando el éxito te rodea te puedes permitir tomarte el tiempo necesario y preparar las cosas con tiempo. Así que de nuevo nos hace entrega de un álbum conceptual en el que las distintas voces interpretan distintos personajes, así que si le quieres sacar todo el jugo al tema, y si tienes el tiempo y la paciencia necesaria para ello, lo mejor es que vayas siguiendo el desarrollo de los temas por el libreto.

Se inicia el largo recorrido con The Day That The World Breaks Down, un tema de metal progresivo que te recordará sin duda a los Symphony X, con ese groove, los cambios de tiempo y la melodía. Buen gusto compositivo, un aluvión de voces y nivel técnico para dar y tomar, un gran primer corte en el que aprecio la habilidad que tienen para combinar la melodía con ritmos potentes, que hace que la cosa no decaiga, aunque cierto es que hay momentos para la pausa y los circunloquios.

Sea Of Machines empieza con sonido de sirenas y de melodías medievales, una combinación un tanto extraña, es mayormente una balada, rock melódico se podría decir, con voces muy pausadas, a la que les van sumando instrumentación, coros, etc, un poco ñoña para mi gusto.

Everybody Dies tiene un comienzo a base de coros y ritmos tribales que me trae a la memoria los cuentos de Pocahontas y Walt Disney, luego con el cambio de ritmo afortunadamente ya se meten en la locura progresiva habitual, cargada de coros y cierto ambiente folk. Un tema de rock progresivo mayormente, muy recargado de arreglos. Star Of Sirrah empieza con unos sintetizadores tenebrosos que prometen, pero cuando entra la voz me olvido de mis ilusiones. Y es que en Ayreon no te esperes encontrar mala leche, sino mucha melodía. Eso sí, este es un corte con mucha atmósfera y groove, a medio tiempo y tirando hacia el metal. Reconozco la calidad que tiene pero por momentos me aburre tanto revuelo instrumental y tantas vueltas en círculo. Bueno, esto me lleva a concluir que, como es habitual, lo que nos ofrece Lucassen es un producto muy concreto, para un público muy habitual de este tipo de grandes producciones y elaboraciones melódicas e instrumentales. No hay sorpresas con Ayreon, o te gusta o te sume en la modorra más profunda.

All That Was es una balada folclórica comandada por las voces femeninas y las guitarras folk, a la que luego le van sumando otras instrumentaciones y mayor bombo, me recuerda a los últimos discos de Avantasia.

Run! Apocalypse! Run! por fin le mete un poco de adrenalina al asunto, con un desempeño que va hacia el power metal progresivo, con la inconfundible voz de Hansi Kürsch de inicio. Condemned To Live es el último corte del primer disco, con un metal sinfónico y cierto ambiente un poco más oscuro y menos edulcorado que en otras pistas. Como en las otras canciones, lo más interesante es reconocer las voces e ir estudiando la ejecución de cada vocalista, este es un medio tiempo donde las voces son absolutamente las protagonistas de la pieza. El resumen musical de este primer disco se podría calificar de metal y rock progresivo muy melódico.

Aquatic Race nos deja unos riffs muy interesantes con cierta aura Savatage, mayor presencia de bajo y mejores sensaciones, tiene más carácter y fuerza que todo lo que hemos escuchado hasta ahora, aunque a veces la excesiva parsimonia me saca de mis casillas, es como que cuando se te están afilando los colmillos te cortan el rollo con nuevas pausas, y eso es una constante a lo largo de todo el disco.

The Dream Dissolves tiene otro inicio folk, una pieza a un ritmo muy lento y con numerosas pausas, mucha sinfonía y grandes melodías, eso no se puede negar, calidad instrumental y vocal hay para dar y tomar. Deathcry Of A Race sigue en esa onda, pero metiendo ritmos orientales y voces operísticas incluso.

Into The Ocean es un medio tiempo que tiene unas melodías y un ritmo que me recuerda a los Rainbow, Dio, posiblemente de los mejores cortes del disco. Bay Of Dreams hace gala de sonidos electrónicos, una pieza muy ambiental y pausada, para variar…, aunque a mitad de tema le meten un riff de metal progresivo y futurista que hace que la cosa se anime, donde la voz de Nils K. Rue encaja como un guante. Planet Y Is Alive! Parece que recoge las influencias del corte anterior y sigue en un estilo de power metal que hace que por fin te sacudas las legañas, meten mucho sintetizador para dar esa sensación futurista y de otros mundos, con un buen solo ambiental.

The Source Will Flow es un tema muy pausado, de rock progresivo. Journey To Forever sigue por los mismos derroteros, aunque metiendo algo más de vidilla en el tema. Los dos últimos cortes son dos piezas breves, más ambientales que otra cosa, con voces por doquier. La conclusión es que el disco me ha aburrido en su mayoría, se me hace largo, se me hace demasiado pausado y tiene demasiadas vueltas y revueltas. Supongo que tienes que tener una querencia por este tipo de óperas rockeras, con mucha instrumentación y mucha voz para que lo pases bien. De todas formas, esto de la música es básicamente sensaciones y si es cierto que hay momentos donde te despiertan los sentidos, el disco se me hace demasiado minutero y me corta el ritmo cada dos por tres, difícil de acabar sin que tengas la tentación de saltarte algún tema. Obvio es reconocer que la calidad musical está garantizada, y las muchas horas de trabajo que hay detrás de este doble disco. Lo dicho, un disco para habituales del género y del estilo Arjen.

Puntuación: 7/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *