Web de Metal BLACK FLAMES – Fekete Lángok (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLACK FLAMES – Fekete Lángok (2017)

by Vpower

Hungría
Hard Heavy

black flames 11. Bezárt Lelkek
2. Halálos Hajsza
3. Sárkányok Földjén
4. Együtt
5. Fekete Lángok
6. Egy Hang a Sötérben
7. Adj Béket Nekem
8. Sotét úton Jársz
9. Kereslek, de nem talállak
10. Ha durobog a Rock
11. Soha nem adom fel
12. Nem várok Tovább

.

.

Poca información os puedo ofrecer sobre esta nueva banda formada en Budapest. Son seis músicos y le conceden una gran importancia a la construcción de los temas mediante el teclado que es el que da un aire internacional.

En el debut de Black Flames no nos espera el típico metal magiar, aunque hay pinceladas por supuesto del legado de Pokolgép y Ossian como no podía ser menos, aunque yo diría más de Rotor que es la banda de Hard Heavy por excelencia de Hungría.

Bezárt Lelkek es la primera piedra en el camino y lo más destacado es la versatilidad y sobre todo la emotividad que muestra su cantante en todo momento, Hungría siempre dando grandes voces al metal. Tienen ese toque que solo tienen las bandas de la Europa del Este que logran emocionarte, ese metal hecho con el corazón.

Halálos Hajsza me parece muy interesante, es una copia de los Epizod, una banda búlgara de rock/metal sinfónico épico que lleva operativa desde los ochenta, ritmo al galope y a otra cosa. Sárkányok Földjén aparece el Groove en los riffs, algo típico de Hungría combinado con un teclado que introduce la épica y el clasicismo.

Escuchando el tema Egyutt se me ocurren dos nuevas referencias musicales, los suecos Leviticus y los alemanes Viva… y sin rozar su técnica, los Saracen ingleses, por ahí van los tiros. Tenemos temas más comerciales como Fekete Lángok que podríamos calificar como intento de introducirse de lleno en la escena del metal sinfónico internacional, aunque cantando en húngaro lo tienen realmente difícil.

No hay un tema que rompa la monotonía, salvo Adj Béket Nekem y su brillante atmósfera. Folklore gitano de la Europa del Este, algo que está muy de moda en Hungría en este momento, por ejemplo en el último festival de Eurovisión se trajeron a un artista de esa índole.

El problema de esta banda es que los temas no están desarrollados y el trabajo de las guitarras es muy pobre. Los riffs más simples del mundo, siempre tirando de Groove para dar una sensación de fuerza que en realidad no tiene y tirando del legado de Pokolgép y Ossian pero sin la fuerza de ellos, sin su calidad y sin su fe en el metal. Solo nos queda por tanto el regustillo clásico y la sensación de que vocalista y teclista son los únicos protagonistas del álbum. Ha durobog a Rock y un trabajo de piano que recuerda a Evanescence, los toques comerciales internacionales que presenta este trabajo de forma espaciada, repartidos por algunos temas. No hay casi instrumentalización, simplemente desarrollan estribillos infinitos, que al menos siempre suenan emotivos y los pocos momentos donde la guitarra participa lo hace con muy poca chispa. Insuficiente y se hace algo largo además, pese a que no pasa el listón, es escuchable y por momentos entretenido.

Puntuación: 4,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *