Web de Metal BLACK LABEL SOCIETY – Grimmest Hits (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLACK LABEL SOCIETY – Grimmest Hits (2018)

by Jordi Thunder

USA
Heavy Metal

black label21. Trampled Down Below  (05:04)
2. Seasons of Falter  (04:00)
3. The Betrayal  (03:48)
4. All That Once Shined  (03:54)
5. The Only Words  (05:29)
6. Room of Nightmares  (02:31)
7. A Love Unreal  (05:58)
8. Disbelief  (05:28)
9. The Day That Heaven Had Gone Away  (06:12)
10. Illusions of Peace  (04:07)
11. Bury Your Sorrow  (04:41)
12. Nothing Left to Say  (04:22)

.

.

Zakk Wylde – vocals, guitars
Dario Lorina – guitars (rhythm)
John DeServio – bass
Jeff Fabb – drums

Desde 1998 lleva el guitarrista de Ozzy con su proyecto personal, unas veces más acertado que otras, pero es de esos geniales músicos que sabes que en cada ocasión te la pueden liar y que a día de hoy todavía tiene capacidad de hacerlo, algo que no se puede decir de la banda que le catapultó a la fama hace muchos años, es decir, su amigo Ozzy. El proyecto de Ozzy está casi acabado o en franco declive a nivel compositivo, el propio Ozzy ha comentado ya que lo de los discos ya no tiene mucho sentido para él. Por contra Zakk Wylde sigue en buena forma y hasta se le ve con ganas y con hambre.

black label1Este diría que es un disco de heavy metal pero que es también un disco muy en onda Zakk Sabbath, es decir, a lo largo de todo el disco palpas ese sonido de los padres del heavy metal, con ese estilo entre heavy y doom que Zakk recrea de maravilla. Lo tenemos ya en el primer tema, Trampled Down Below es un heavy doom, muy ambiental, su punto de groove y sus buenos riffs y un solo que te pone las pilas.

Seasons of Falter es un tema muy de Ozzy, o mejor dicho muy de los Black Sabbath de la era Ozzy, sabor setentero, y una de las notas características a lo largo de todo el álbum es que Zakk no es mal vocalista pero ha desarrollado una forma de cantar que tiene mucho del estilo de Ozzy, admiración o influencia, o las dos cosas, el caso es que resulta efectivo y hasta le da un aire nostálgico para todos los que amamos el heavy del pasado. El tema en sí es bastante básico, pero logra un estribillo demoledor y tiene mucho gancho.

The Betrayal es un tema entre el heavy y el southern rock, con algún riff de Iommanía total de por medio, inspiradísimo Zakk en los punteos. Parece que All That Once Shined sigue la tendencia rockera del tema anterior, pero esconde sorpresa ya que a mitad de tema mete un cambio de ritmo y un sonido muy sicodélico, de nuevo con un punteo ambiental sembrado.

The Only Words es una balada muy al estilo Ozzy y con unas melodías rockeras estupendas y limpias que me recuerdan los mejores tiempos de los asiáticos Tang Dinasty, sensibilidad por arrobas.

Con Room of Nightmares llega el primer pequeño bajón del álbum, un groove metal sin el encanto de las canciones anteriores, riff ramplón, pero al menos el solo cumple. A Love Unreal es un heavy entre moderno y atmosférico, va un poco en la onda del tema anterior, aunque en este caso con un punto más de inspiración, pero sin duda es el bache del álbum.

Disbelief nos reconcilia con los mejores momentos del disco, un cruce entre Black Sabbath y música acústica, no hace falta meter grandes ritmos ni mucha caña porque este guitarrista consigue emocionar sin necesidad de meter tralla. The Day That Heaven Had Gone Away solo podía ser una balada con ese título, un poco de blues, rock y southern y tenemos una balada a que suena al no more tears de Ozzy, puro sentimiento.

Illusions of Peace es un heavy con groove donde lo mejor es la parada para meter un punteo espectacular. Otro de los momentos especiales del disco es Bury Your Sorrow, que arranca con un espectacular riff al más puro estilo Jimi Hendrix y del que tira con acierto a lo largo de todo el tema para profundizar en ese sonido cuando mete la parada, tiene magia y sabor añejo. Y finaliza el álbum con Nothing Left to Say, otra balada en la que mete acústicas y con estilo entre southern rock y rock de toda la vida.

Un disco muy inspirado de Zakk, que ha tenido altibajos a lo largo de su carrera en solitario, pero creo que está en un momento dulce y eso hay que aprovecharlo y este disco es una buena prueba de ello. Por ponernos quisquillosos, se podría decir que el disco tira mucho del sonido Sabbath, eso le resta originalidad, pero lo compensa con la calidad y la buena composición de los temas.

Puntuación: 8/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *