Web de Metal BLOODBATH – The Arrow of Satan Is Drawn (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

BLOODBATH – The Arrow of Satan Is Drawn (2018)

by Mr Old School

Suecia
Death Metal

bloodbath 101. Fleischmann
02. Bloodicide
03. Wayward Samaritan
04. Levitator
05. Deader
06. March of the Crucifers
07. Morbid Antichrist
08. Warhead Ritual
09. Only the Dead Survive
10. Chainsaw Lullaby

Jonas Renkse – Bajo, Guitarra, Cantante
Anders Nyström – Guitarra, Bajo, Cantante
Martin Axenrot – Batería
Nick Holmes – Cantante
Joakin Karlsson – Guitarra

Menuda hoja de servicios presenta esta banda con gente de Katatonia, el batería de Opeth, el cantante de Paradise Lost…. casi nada…. y qué decir de los que pasaron por esta banda: Dan Swano, Akerfeldt (Opeth), Tagtren (Hypocresy), Per Eriksson (Katatonia, Ghost).

Esta banda creada en 1998 en tierras suecas presenta su quinto larga duración, por cierto, brillante portada. Fleischmann es un corte muy actual, no deja de ser un Death and Roll dotado de mucha atmósfera asfixiante recreada de forma natural por la distorsión de las guitarras. Hablando de distorsión, hablemos de Bloodicide, un corte que juega al Death/Crust en su mezcla para luego apostar por un medio tiempo cargado de Groove y sentimiento Doom, velocidad y lentitud, dos estilos diferentes perfectamente mezclado, aroma de Entombed y el Death sueco más agresivo.

Wayward Samaritan es un corte que tiene una base rítmica de Heavy Metal mezclado con Thrash y mucho Groove sin más historia, pese a la sencillez les funciona y lo hace porque siempre te aportan ese toque clásico con el trémolo de la guitarra que te recuerda a los Vomitory, Dismember, Entombed o Cannibal Corpse.

Levitator presenta un riff mareante y opresivo con mezcla entre Death/Doom y Noise/Sludge que le queda muy bien pero pese a tanta mezcla la estructura es la típica del metal y quizás, por momentos, el álbum está sobrecargado en la producción y suena poco natural.

Brillan en las partes lentas como en Deader donde siempre logran esa atmósfera tan oscura típica de los Katatonia entre otros y es que de casta les viene al galgo, el caso es que sin crear nada nuevo suenan auténticos y diferentes a otras bandas.

Yo diría que es el álbum más primitivo y esencial, imagínate mezclar Bolt Thrower, Sodom en su primera etapa, Terrorizer, Entombed y Hellhammer, si tienes ritmos tan sucios en mente te diré que cobran forma en el tema March of the Crucifers.

Sonido con carácter pero poca creatividad, una producción y una distorsión que son los grandes protagonistas, incluso en los temas que pretenden sonar más clásicos como es el caso de Morbid Antichrist, por cierto, la aceleración de primera a lo Bolt Thrower.

Con el corte Warhead Ritual regresamos a esos temas que busca la esencia de la mezcla de estilos, el riff de Crust Punk es de primera, tienen esas pinceladas de Punk y Rock espeso que le sientan de maravilla a sus temas. Only the Dead Survive es el único tema de larga duración y que supera los cinco minutos de duración, tema lento y sobrecargado de groove mezclado con un riff limpio y atmosférico.

Finalizamos con Chainsaw Lullaby con una base rítmica de Crust Punk y con un sonido en las guitarras de Death and Roll a lo Entombed. Espectacular por momentos aunque con el paso de las escuchas suena menos inspirador y un tanto sobrecargado.

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *