Web de Metal CATAPULT THE DEAD – A Universal Emptiness (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CATAPULT THE DEAD – A Universal Emptiness (2017)

by Mr Old School

Estados Unidos
Doom, Post-Metal

catapult the dead21. Till It Goes Away – (08:48)
2. Anti-Aether – (09:40)
3. Last Breath – (11:24)
4. Burning Wom – (08:45)

.

.

Dan Brownson – Bass
Thomas Lilliston – Guitars
Emad Dajani – Guitars
Garrick O’Connor – Keyboards, Guitars
Ben Hiteman – Vocals, Percussion
Patrick Spain – Drums

Desde Oakland, California, segundo álbum de esta banda, el anterior lo publicaron hace cuatro años. Doom de esos que te entra por los poros, te intoxica y te llena de oscuridad, con composiciones minuteras, desgranando los segundos en una agonía perpetua.

catapult the dead1Ojo al vocalista de esta banda, parece vivir en un lamento constante o en un sufrimiento infinito, no sé como le quedará la voz después de un concierto porque parece que la desgarra constantemente, sin aflojar en ningún momento. Ya desde el primer corte, Till It Goes Away, Hiteman nos deja una de las señas de identidad de este grupo, una voz desgarrada, no le oiréis un atisbo de melodía, ni muchos menos un gorgorito, lo suyo es la devoción por la oscuridad y por el doom más tenebroso. Sumadle a eso unos riffs apocalípticos y tenemos una atmósfera negra como la noche.

Otro de los elementos importantes, pero ojo, bien dosificado, en sus composiciones son los teclados y sintetizadores, no pretenden eregirse en protagonistas en ningún momento, pero son fundamentales para crear la ambientación de doom y post metal que esta banda es capaz de crear. En Anti-Aether me gusta como van introduciendo distintas armonías, oscuras y tétricas todas ellas, por supuesto, pero jugando con los tonos, suben unas octavas, de forma que el efecto es de tensión increscendo hasta el final, instrumentación muy compacta en la que el bajo juega también su papel.

El disco lo componen solo cuatro temas, pero cada uno de ellos es un viaje de ida y sin retorno al inframundo. Llegamos a Last Breath, casi doce minutos de pasión y sufrimiento, el título le va que ni pintado. Órganos de tipo eclesiástico al principio y luego caen los riffs con una distorsión brutal para construir el tema más repleto de matices de todo el disco. Un tema a caballo entre el black metal atmosférico y el funeral doom, momentos de ritmo más intenso y otros más de doom depresivo. De nuevo, la voz se ajusta como un guante, consiguen una gran atmósfera pero también un gran despliegue de melodías melancólicas como no habían conseguido en los temas anteriores. Es de esos temas con los que puedes hacer una película o ponerle las imágenes de un libro que hayas leído, la Divina Comedia de Dante creo que no le desentonaría para nada, en ciertos pasajes es como si lo estuvieses visualizando. El final es realmente una procesión de muertos vivientes, camino de la tumba.

Después del temazo opresivo y devastador anterior te imaginarías que te darían un poco de respiro, pues no. Burning Wom es un tema de ritmo lento y asfixiante, agónico, introduciendo riffs de doom black. De repente Hiteman se calla y deja al desnudo una atmósfera truculenta con la que concluye el tema y el disco. Una banda de doom muy oscuro y pesado, ideal para gente que guste de grupos como Candlemass, Lord Vicar, Death Row, etc.

Puntuación: 8/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *