Web de Metal CAULDRON – New Gods (2018) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CAULDRON – New Gods (2018)

by Vpower

Canadá
Heavy Metal

cauldron 101. Prisoner of the Past
02. Letting Go
03. No Longer
04. Save the Truth – Syracuse
05. Never Be Found
06. Drown
07. Together as None
08. Isolation
09. Last Request

.

Ian Chains – Guitars
Jason Decay – Vocals, Bass
Myles Deck – Drums

Cauldron junto a Enforcer fueron de las primeras bandas que lograron ese status de culto a caballo entre el sonido Underground y el metal comercial. Etiquetas como Nwobhm son gracias a bandas como los canadienses Cauldron.

cauldron 2La banda de Toronto lleva en activo desde el 2006 y presenta su quinto larga duración este “New Gods”, donde vuelven a demostrar una vez más que son de las bandas de metal clásico más fiables y poderosas del planeta.

Prisoner of the Past es muy sencillo pero a la vez eficiente. Un medio tiempo con un riff muy marcado y clásico que te traslada a los años ochenta y con un estribillo lento que funciona con alternancia de solos de guitarra con esencia rockera que recuerdan a los Priest del Ram it Down o el Turbo, el clásico himno para empezar el álbum.

Letting Go es una nueva apuesta por dotar esas influencias de la Nwobhm de un aire oscuro, melódico y comercial a la vez. Nuevo medio tiempo con mucho gancho en el estribillo y buenos arreglos melódicos, como es habitual en ellos en el solo de guitarra siempre frescos y directos.

No Longer arranca con un medio tiempo con atmósfera que recuerda a los Wasp del Crimson Idol para luego tirar de ritmos Hard Heavy con distorsión que oscurecen el legado de los Dokken por ejemplo. En esos estribillos siempre con la fórmula de los Blue Öyster Cult, una vez más, demostrando buen gusto compositivo.

Save the Truth – Syracuse es el medio tiempo con más gancho del álbum, quizás repiten mucho la fórmula pero les funciona. La clave está en los arreglos melódicos que introducen atmósfera en el tema, una mezcla entre Nwobhm y el Hard Heavy melódico de los ochenta americano.

Never Be Found es el tema más dinámico de todo el trabajo, vale que siempre es la misma fórmula pero es lo que les funciona. El gancho que tienen en las composiciones esta banda es tremendo. Tienen la fórmula de los Judas Priest estudiada de memoria y tiran de sus álbumes más orientados hacia el mercado americano como eran el Point of Entry o el Turbo por ejemplo.

Pero llega ese momento de cambiar de dinámica y el primer tema acelerado es Drown que recrea una atmósfera oscura a lo Angel Witch en el inicio para después ponerle un ritmo trepidante a la base rítmica que lleva al tema en volandas.

Un tema más comercial es Together as None, es Hard Rock melódico de la vieja escuela. Emotivo pero muy visto. El caso es que lo podrían haber firmado los Def Leppard en sus buenos tiempos u otras bandas como Praying Mantis o los Tokyo Blade. 

Isolation es una intro acústica muy oscura que recuerda al Nostradamus de Judas Priest y que no tiene absolutamente nada que ver con el anterior tema lo cuál despista un poco. Finalizan con buen sabor de boca con Last Request.

Engancha, es emotivo, estribillos pegadizos, aroma clásico a más no poder, solos de guitarra con sentimiento, un álbum para escuchar una y otra vez, una y otra vez y así hasta el infinito, Cauldron siempre es un uno en la quiniela. El título debería ser viejos dioses porque suena a clásico ochentero en todo momento pero es un disco adictivo.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *