Web de Metal CLOCKWORK REVOLUTION – Clockwork Revolution (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CLOCKWORK REVOLUTION – Clockwork Revolution (2017)

by Luna

USA
Hard / Heavy

clowkwork revolution 11. Give me the Reins
2. Now I Know
3. Heritage
4. Fade Away
5. Monsanto
6. Carnivore
7. Sweet Leaf
8. Endless
9. Last in Line
10. Test my Pride

.

Patrick Johansson – Batería
Wade Black – Cantante
Dirk Van Tilborg – Bajo
Dewayne Hart – Guitarra

Hacía tiempo que no teníamos noticias de Wade Black, un cantante que tuvo la misión imposible de sustituir a Midnight en Crimson Glory, con esta banda editó un álbum que pasó de puntillas y llevaba un par de años distanciado de la escena metalera. Une sus fuerzas con el batería Patrick Johansson (Wasp, Yngwie, Lynch Mob, G3, Gus G.), el bajista Dirk Van Tilborg (Crimson Glory, Kamelot, Attackk) y el guitarrista Dewayne Hart (Kinlin).

Debutan con un álbum de título homónimo de Hard Rock potente con momentos de Hard Heavy clásico y ochentero, terreno donde se encuentra cómodo este cantante que también ofreció sus servicios a los Leatherwolf o Seven Witches, un buen cantante sin duda.

Give me the Reins es un tema muy lineal donde lo único destacable es el ritmo de batería de Patrick Johansson, que hace un gran trabajo a lo largo de todo el plástico. Now I Know es un mediotiempo atmosférico al que introducen una atmósfera bastante sureña y con tintes progresivos, la idea es buena pero le falta fuerza. El clásico ritmo al galope tirando de Groove y de nuevo mezclando ese trabajo rítmico tan sureño en Heritage, solo discreto y estribillo sin pegada.

Con Fade Away se dejan de experimentos y van a lo seguro a un tema con esencia rockera americana, un cruce entre Mötley Crüe y los Striper, caballo ganador para sonar en el Billboard, buena melodía pero pésima producción, es como una gaseosa sin gas. Monsanto recupera la energía perdida y con un ritmo acelerado nos introducen en un Hard Heavy donde los mejores momentos los proporciona la base rítmica con su técnica, pero ni el guitarrista ni el cantante brillan en ningún momento.

Carnivore es un quiero y no puedo, una constante en este trabajo. La banda lo intenta pero se queda tan solo en eso, suena clásico pero sin gancho. Sweet Leaf es un acierto y el tema más sólido de todo el trabajo. Un riff que lleva en volandas el tema que recuerda a los Ratt, Extreme y bien acompañado por un solo de guitarra melódico que recuerda a Ozzy con Zack Wylde como guitarrista. Van mejorando con el paso de los temas, en cambio en Endless lo que no me convence es la base rítmica y la sencillez del tema pero el solo de guitarra está logrado.

No se atreven con la balada ni es una banda que tenga una melodía que te atrape, quizás deberían buscar algo más contundente, al tema Last in Line le falta algo de agresividad. Vuelven a tirar de sonido ochentero para Test my Pride.

Muy poco convincente y hasta dubitativo el inicio de este álbum, sin ningún gancho y con un Wade Black lineal durante todo el trabajo. Pero con el paso de los temas se van poniendo las pilas, prescindiendo del Rock más comercial y abarcando ritmos de Hard Heavy más atmosférico a lo Obsession, Wasp o Lizzy Borden y por qué no, Crimson Glory, salvan el álbum.

Puntuación: 5,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *