Web de Metal CROWLEY – Evil Bride (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CROWLEY – Evil Bride (2020)

by Vpower

Japón
Heavy Metal

1. Calling (Opening Theme)
2. Alice in the Land of Hell
3. Evil Bride
4. Shout at the Ghost
5. Gate of Golden Dawn
6. Feel
7. Nation Reborn
8. Drifters of the Dark
9. Insanity World

Hiro – Drums
Takashi “Hawk Head Sean” Iwai – Vocals
Shunji Miyoshi – Bass
Kent – Guitars

Poco reconocimiento tiene esta veterana banda japonesa pero aún están a tiempo de romper esa maldición. Se pusieron el nombre de Crowley en honor de una canción de Ozzy. Esta es una banda creada en 1982 en Nagoya. Los japoneses Crowley vivieron su etapa dorada del 84 al 86. Con temáticas de horror y buscando una música tirando a oscura y gozaron de éxito con el lanzamiento del ep “The Scream of Death” de 1985 y el álbum “Whisper of the Evil” de 1986. Los Magazines de la época se interesaron por ellos y les salieron ofertas de tocar en Tours con bandas internacionales pero líos con su Manager y salidas de sus músicos terminaron por hundir una banda que se separaba en 1989. Regresaron en el 2014 con Hiro (batería) y Takashi Iwai (cantante) como miembros originales acompañados de nuevos músicos y desde su regreso ya llevan dos discos, este último se titula “Evil Bride”. Los Crowley son una banda muy respetada en Japón, más que por su calidad instrumental por su puesta en escena que es bastante teatral y tirando a terrorífica y que influenció a muchas bandas japonesas posteriores.

Seikimatsu, una banda creada en Tokyo en 1982 y los Sabbrabells de Tokyo creados en 1980, han seguido los pasos teatrales de Crowley que a su vez están originalmente influenciados por los italianos Death SS. De nuevo los Crowley se han centrado exclusivamente en el mercado japonés y se han olvidado por completo del resto. El disco es bastante variado y la idea con Calling (Opening Theme) me queda más clara que el agua. Buscan ese toque teatral y oscuro que te puede recordar a los Death SS de los ochenta o los King Diamond de los noventa en su etapa más blanda pero el contenido es otro.

Para mi gusto este es un disco donde abusan por completo de varios factores como la producción, la mezcla de estilos y queda saturado como Alice in the Land of Hell que pese a sus buenas ideas pues como os decía está mezclado de una forma que satura y parece metido a presión para que trate de cuajar. Nada que ver sus viejos tiempos con lo que buscan ahora, que si ritmos al galope, que si riffs de neoclásico y Shred y estribillos muy melódicos como el de Evil Bride a lo Ozzy.

Eso sí, menudo guitarrista han encontrado en Kent, aunque en el fondo lo único que hace es emular en todo a Randy Rhoads mientras tratan de buscar el estribillo comercial dentro de la vertiente más melódica de los Annihilator o Megadeth como referencia musical como en Shout at the Ghost. Pero pese a esa sencillez, la verdad es que el trabajo del guitarrista es notable aunque con un pequeño matiz, más en solos de guitarra que en riffs como en Shout at the Ghost.

Este es un disco para defender a nivel internacional porque tiene mucho gancho aunque también mucha paja que le sobra. Gate of Golden Dawn o Feel no son dos temas que me digan gran cosa y te dejan bastante frío pero aún así tampoco puedo decir que haya un tema en este disco que baje mucho la nota final. Sí mejoran ostensiblemente y suben el listón bastante con Nation Reborn un tema oportuno y agresivo donde vuelven a demostrar las tres características principales de este álbum: buenos estribillos, trabajo de guitarra a lo Randy Rhoads y un aire comercial pero agresivo.

Drifters of the Dark no dice nada pero Insanity World es un buen final, me recuerda un poco a una banda americana de los ochenta como son los Halloween pero estos Crowley tienen más gancho. Buscan lo comercial con elementos de Ozzy, Megadeth, Annihilator… nada que no hayamos visto un millón de veces antes y te lo combinan con un intento de atmósfera oscura que te puede recordar a bandas como Death SS, Halloween, Lizzy Borden, Impaler, Cemetary, Sacred Oath, Diamond Rexx, Krank… para todos esos fans de todas estas bandas citadas, pues deberían escuchar este álbum de Crowley.

Feeling: 3/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3/5
Producción: 3/5

Puntuación: 7,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *