Web de Metal DEMON EYE – Prophecies And Lies (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

DEMON EYE – Prophecies And Lies (2017)

by Vpower

Estados Unidos
Heavy Metal, Doom

DEMON eye1. The Waters and the Wild – (4:07)
2. In the Spider’s Eye – (3:35)
3. The Redeemer – (3:41)
4. Kismet – (4:22)
5. Infinite Regress – (2:40)
6. Dying For It – (3:04)
7. Politic Devine – (3:41)
8. Power of One – (3:34)
9. Vagabond – (3:54)
10. Prophecies and Lies – (4:24)
11. Morning’s Son – (7:09)

Erik Sugg – Vocals, Guitars
Larry Burlison – Guitars
Paul Walz – Bass
Bill Eagen – Drums, Vocals

Demon Eye es una banda de North Carolina que se dedica desde 2012 a destilar un heavy de tintes doom de calidad garantizada, con buena técnica y pegadizo. El nombre de la banda surge o es tomado del tema de los Deep Purple “Demon’s Eye”, otro detalle de buen gusto. Hasta ahora habían publicado un ep y dos discos completos, iban a grabación por año, recibidos con buenas críticas. Ahora le toca el turno a su tercer larga duración para el que parece se han tomado las cosas con un poco más de tiempo, y siguen manteniendo su gran nivel y confirmando su buen hacer.

DemonEye-1El disco se inicia con The Waters and the Wild, un heavy metal a ritmo de galopada, con sabor ochentero y toque under. No hace falta ser un aguililla para darse cuenta de que beben de las fuentes más clásicas y selectas, Black Sabbath, Cirith Ungol, Fates Warning, todo metido en una buena coctelera para dar lugar a un tema en el que la voz muestra una gran personalidad y nos dan una excelente entrega de heavy metal con una capa de barniz de epic doom.

In the Spider’s Eye es otro excelente tema, con buenos riffs heavys muy adictivos, pero también con guitarras de sabor épico de por medio, un medio tiempo con un solo de épica de las que aparece en los libros de aventuras y un final ralentizado y sombrío donde sacan la vena doom.

The Redeemer es un heavy añejo, del que se facturaba en los años 70, a lo Deep Purple o Budgie. Con Kismet seguimos viajando hacia atrás en el tiempo, un tema muy sabbathiano, con un riff que se pega como un chicle y un solo ambiental con la marca Iommi.

Infinite Regress me trae a la memoria los discos clásicos de los dioses Cirith Ungol, la voz es under aunque no tan estridente como la de Baker, pero definitivamente con personalidad, y el sonido de las guitarras parece sacado de un disco de la banda de Ventura, de un King of the dead sin ir más lejos, para que os hagáis idea del sonido tan clásico y under al mismo tiempo que se gastan. Le añaden una parada ambiental que le va como anillo al dedo al tema.

Seguimos avanzando en el disco con Dying For It, un heavy añejo también pero con una marcha más, metiendo bastante distorsión, carisma a raudales en la voz, un sonido que me recuerda a otra gran banda, los Blue Oyster Cult. Como veis las referencias son de esas que se escriben con mayúsculas, no hace falta añadir más. La parada y posterior arrancada con riff rockero lleva el sello de los Deep Purple.

Politic Devine es un tema con una cadencia hipnótica de principio a fin, de esos en los que empiezas a cabecear a golpe de riff sin darte cuenta, una mezcla entre hard rock y doom con un despliegue estelar de guitarras doom melódicas. Power of One sigue tirando hacia el terreno del hard rock, con la genialidad de un Schenker en las guitarras pero con un poso más tenebroso, de rollo stoner, y el estribillo como es habitual en sus temas muy logrado.

Vagabond es la puntilla que le faltaba al disco, la referencia de los Judas Priest, pero como era de esperar de su época quizás más under o menos trillada, el sonido del Stained Class que sale a relucir en el ritmo y las guitarras. A medida que el tema se va desarrollando adquiere un carácter cada vez más atmosférico que me recuerda a los discos más oscuros y progresivos de los grandes Holocaust.

Prophecies and Lies es un rock sicodélico y ambiental a lo The Cult, el vocalista soltando una amplia parrafada y un solo melódico de raíces clásicas que sabe a gloria. Y para bajar el telón Morning’s Son un buen tema de 7 minutos a lo Black Sabbath con un sonido muy de la época Ozzy que quizás no suena tan fresco como otros cortes, pero que tiene una elaboración instrumental final con mucha ambientación y calidad.

Gran banda estos Demon Eye, ideal para adictos al heavy clásico de toda la vida con raíces setenteras. No descubren nada y sin embargo suenan divinamente, no suenan a refrito y sí con una clase tremenda. Este tercer disco es la consagración de una banda que es ya toda una realidad.

Puntuación: 8,5/10

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *