Web de Metal EQUIPOISE – Demiurgus (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

EQUIPOISE – Demiurgus (2019)

by Mr Old School

Estados Unidos
Death Progresivo, Sinfónico

1. Illborn Augury
2. Sovereign Sacrifices
3. Alchemic Web of Deceit
4. A Suit of My Flesh
5. Shrouded
6. Sigil Insidious
7. Reincarnated
8. Dualis Flamel
9. Eve of the Promised Day
10. Waking Divinity
11. Ecliptic
12. Squall of Souls
13.Cast Into Exile
14. Ouroboric

.

Stevie Boiser – vocals
Phil Tougas – guitar
Nick Padovani – guitar
Sanjay Kumar – guitar
Hugo Doyon – bass
Jimmy Pitts – keyboads
Chason Westmoreland – drums

Banda americana que podríamos caracterizar como de death progresivo y que debutó en 2016 con un ep, ahora presentan su primer disco, compuesto por nada menos que catorce temas, de los cuales varios son instrumentales como iremos viendo. Ya lo dejan traslucir desde el primer corte, Illborn Augury es una instrumental con muchos toques de teclado, guitarras cristalinas y la verdad más aires progresivos que death, aunque tiene algún arreón potente en la base rítmica.

Ahora sí con Sovereign Sacrifices se aprecian más esos toques death, aunque la voz suena demasiado apagada para mi gusto en las labores de producción, lo que destaca es sobre todo el juego de melodías de guitarras y teclados y los ritmos lanzados en buena parte de los temas que si no fuesen por las voces podrían llevarnos a pensar que son más de una banda de power. También apreciarás multitud de giros en el tema, sin duda el toque progresivo es lo que más lo caracteriza.

Alchemic Web of Deceit comienza con unas elocuentes acústicas y melodías. Luego ya lanzan el tema y apenas bajan de velocidad. Sorprende un tanto la amalgama de sonidos de teclados, guitarras, bajo y ambientación que son capaces de crear y que por momentos resultan un poco saturantes, me quedo con las pausas del tema en las que sacan la vena más sensible.

Con A Suit of My Flesh siguen desarrollando su death técnico y progresivo, de nuevo las voces me siguen pareciendo demasiado sucias y enlatadas y el contraste entre melodías limpias y el caos acústico que sin embargo meten en otros momentos es un tanto chocante.

Shrouded es un breve corte a base de guitarra acústica seguida de Sigil Insidious que de nuevo retoma la senda de los ritmos alocados y los riffs de guitarra que se mueven entre el progresivo, el death y el sonido neoclásico. Aprecias que tienen calidad técnica de manera clara pero a nivel compositivo los temas carecen de gancho y más bien parecen una sucesión de habilidades de cada uno de sus miembros. En este caso los punteos de guitarra son como un oasis en medio de la burbuja de locura que impone el batería.

Otro tema instrumental pausado y nos metemos con Dualis Flamel en su ya habitual sonido death progresivo con mucho toque sinfónico. Otro problema dentro de lo que son la composición de los temas es que la similitud entre unos y otros se acentúa, al final te queda la sensación de estar escuchando un poco el mismo tema pero con variaciones en los solos. En este caso me quedo con la parte donde pausan el tema, suenan más contundentes sin tanta algarabía sinfónica.

Eve of the Promised Day es otro corte instrumental donde nadan entre el neoclásico y el progresivo. Waking Divinity combina las partes death con una voz gutural aguda que sinceramente me saca de quicio con las partes heavys progresivas comandadas por las guitarras y donde suenan realmente bien.

Ecliptic, otro pasaje instrumental, en este caso muy ambiental. Squall of Souls es un tema donde predominan las melodías pero el constante martilleo del bombo acaba por saturar el tema, aunque tiene unos arreglos de guitarra interesantes. Más de lo mismo Cast Into Exile, lo que llevamos escuchando durante todo el disco y a estas alturas ya se me hace muy cargante por la sobredosis sonora que imponen. Y acaban con Ouroboric que es un tema más relajado, pero la manía de meter el bombo a saco y en todo momento, incluso en los pasajes ambientales, es para hacérselo mirar.

Recomendaría este disco a los que gusten del progresivo más que del death, también a lo que se enfoquen al sinfónico. Buena calidad técnica, pero escaso gancho, hay momentos buenos, pero al final del disco tengo una amalgama de sonidos en mi cabeza y no me he quedado con ninguno de los temas y con pocas ganas de repetir. A mirarse de cara a futuros lanzamientos especialmente la obsesión del batería con el bombo.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 4/5
Producción: 3/5

Puntuación: 6/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *