Web de Metal HEAVY BABY SEA SLUGS – Teenage Graveyard (2017) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HEAVY BABY SEA SLUGS – Teenage Graveyard (2017)

by Jordi Thunder

Estados Unidos
Heavy Punk, Noise, Hardcore

heavy baby1. King Midas of Shit – (02:35)
2. Teenage Graveyard Party – (03:11)
3. Pit Bait – (03:56)
4. Zero-One – (06:44)

.

.

Kozminski – vocals
Khorasani – guitar
Tunnell – guitar
Edmonds – bass
Vracin – drums

Os presento a esta banda americana que hace una música de todo menos comercial, realmente se les puede considerar como un experimento científico casi dentro del metal. No esperes encontrar melodías amables ni adictivas con esta gente, ellos se sitúan en las antípodas de cualquier cosa que tenga que ver con la melodía, y es verdad que está bien experimentar y descubrir nuevos territorios, pero hay momentos en que se les va demasiado la pinza y no sabes distinguir si lo que está sonando es el cd o el centrifugado de tu lavadora a punto de jubilarse.

Heavy-Baby-Sea-SlugsPero no todos los momentos de este ep son así de crudos y desesperantes, podríamos decir. El comienzo es más estándar. King Midas of Shit por ejemplo mezcla el noise con el hardcore, ritmos vivos, más bien caóticos habría que decir, el pedal a tope hasta que meten una ralentización propia del sludge.

Teenage Graveyard Party es otro de los temas potables y digeribles, con un sonido The Misfits, mezclando un rock setentero con la suciedad y la distorsión. Mención aparte merece el apartado vocal, simplemente de juzgado de guardia en algunos momentos, una cosa es que trates de meter oscuridad, un poco en plan black metal y otra que se te vaya la pinza, pero para gustos los colores, aunque estos lo ven todo negro, no sé si por lo que se han fumado mientras grababan los temas o porque lo llevan en la sangre.

Pit Bait es el mejor tema, con un sonido de heavy punk, oscuro a lo black metal. Lo que no cambia es la atmósfera que le dan siempre a los temas, el caos imperante en toda regla. Sin embargo, es un tema que nos ofrece una base rítmica interesante, evolucionando hacia un medio tiempo y luego una parte final de hardcore machacón. No sueñes con que te vayan a meter un punteo.

Zero-One es un tema instrumental donde lo único salvable es el inicio doom del tema, porque luego dan rienda suelta a un noise irritante que solo es apto para los amantes del género. En resumidas cuentas, un disco que no pasará a la historia, experimentar está bien, pero para que el resultado sea positivo y atrayente para el público hay que ofrecer un poco de cordura en medio de lo desquiciante de sus composiciones, creo que eso se llama calidad técnica, pero son jóvenes y aún les queda un mundo por delante.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *