Web de Metal HEXX – Entangled In Sin (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HEXX – Entangled In Sin (2020)

by Vpower

Estados Unidos
US Metal

1. Watching Me Burn
2. Entangled In Sin
3. Vultures Gather Round
4. Beautiful Lies
5. Power Mad
6. Internal Enemy
7. Strive The Grave
8. Touch Of The Creature
9. Wise To The Ways World
10. Over But The Bleeding
11. Signal 30 I-5 (CD Bonustrack) (5:52) *
12. Night Of Pain (Bonustrack) (3:01) **
13. Terror (Bonustrack) (3:51) **

.

Eddy Vega – vocals
Dan Watson – guitars
Bob Wright – guitars
Don Wood – bass
John Shafer – drums

Los Hexx son una de las bandas americanas de power metal más apreciadas, debutaron con No Escape pero su disco más valorado y apreciado por los fans es el Under The Spell de 1986, que si no lo has escuchado te lo recomiendo y para que te hagas una idea llevaban un sonido que estaría entre la potencia de unos Metal Church, la épica power de unos Omen y la melodías de unos Lizzy Borden, un cóctel explosivo sin ninguna duda.

El disco que sacaron en 1991 iba más orientado al thrash que los anteriores. Después de dejar la banda en suspenso durante muchos años volverían en 2013 a reactivar el grupo y en 2017 sacaron un nuevo disco que si bien no estaba a la altura de sus discos de los ochenta no sonaba mal. De los miembros originales sólo tenemos a Dan Watson a las guitarras, que lógicamente es el jefe del cotarro y quien lleva la batuta en todos los temas. Por cierto, declaran que este disco es una vuelta un poco al sonido que les hizo un hueco entre los grandes del under, veremos que hay de verdad en eso. El álbum viene con tres bonus, siendo las dos últimas canciones que ya aparecían en su debut y que han vuelto a grabar ahora.

Arrancamos con Watching Me Burn, un tema potente de US Metal con una sonoridad que los acerca a los Metal Church. Buen fichaje el de Eddy Vega para las labores vocales, con una voz raspada y potente que le da un sonido oscuro al grupo. Riffs machacones mientras Watson se luce en el punteo. Un tema convencional pero con buen gancho y un estribillo muy logrado.

Entangled In Sin empieza como una auténtica locomotora, un comienzo arrollador que acentúa el carácter de su power metal muy americano. Introducen de manera acertada pequeñas pausas para relanzar de nuevo el tema con fuerza. Me gusta que suenen clásicos, que hagan uso de potentes riffs y que como en su gran Under the spell los punteos suenen afilados como cuchillos. Watson se acopla de manera perfecta al ritmo de la canción, una canción que sube el nivel de intensidad del disco.

No bajan el listón en cuanto a ritmos con Vultures Gather Round, siguen sonando potentes y corrosivos a lo Metal Church, Vicious Rumors o Liege Lord. Los licks de guitarra que salpican el tema le meten esa nota de calidad que distingue a las grandes bandas de las que van a piñón fijo. Otro tema en el que no podrás dejar de agitar el puño y que nos muestra a los Hexx que los fans sin duda quieren ver.

Beautiful Lies es un corte más sucio, más macarra, potente en los ritmos también pero con ese punto más de actitud heavy tan típica de los ochenta, buscando apoyarse más en la distorsión y en las melodías guitarreras. Power Mad es un título premonitorio porque no dejan títere con cabeza, un power thrash sin prisioneros con un Eddy Vega al que se le nota en su salsa, a mí me recuerda mucho a otro gran cantante como es Ronny Munroe que pasó por los Metal Church y que creo que nunca fue justamente valorado. Un tema deliciosamente alocado en el que de nuevo Watson se vuelve a mostrar salvaje en los solos, encadenando varios de forma consecutiva para rematar el tema por todo lo alto, contenido radiactivo y explosivo al máximo.

Internal Enemy viene a confirmarnos a estas alturas del disco que los Hexx vienen con las ideas muy claras y dispuestos a quemarlo todo a su paso. En este sentido creo que el regreso al estudio con su disco de 2017 les sirvió para calibrar sus fuerzas, una primera toma de contacto que ahora han pulido viajando a la esencia de su sonido. Esta es una canción de US power muy poderosa en las guitarras, con guiños a los Judas Priest.

Strive The Grave es al fin un tema que da un poco de respiro al oyente y también al batería que tenga que lidiar con los ritmos infernales que se han impuesto los Hexx en este disco, un medio tiempo con mayor presencia de groove. Tras el respiro llega otra acometida inmisericorde con Touch Of The Creature, tan sencillo como arrollador, con un estribillo que no te podrás sacar de la cabeza y con Watson desatado en las seis cuerdas.

Wise To The Ways World cede totalmente el protagonismo a las guitarras, con más groove en este caso, y el vocalista se sitúa en un segundo plano, no es de los más inspirados pero consigue mantener el nivel de intensidad del disco. Por último Over But The Bleeding es el segundo medio tiempo del disco, donde encontramos a un Eddy sacando matices más melódicos a su voz, dentro de lo grave que son sus registros, claro. En conclusión, un disco que como efectivamente nos vendían nos hace viajar en el tiempo a los ochenta, sonido americano muy potente y una grata sorpresa por la calidad y las ganas que le ponen en cada tema, mejoran notablemente las prestaciones ofrecidas en el disco anterior.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 4/5
Producción: 4/5

Puntuación: 7,75/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *