Web de Metal HITTMAN – Destroy All Humans (2020) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

HITTMAN – Destroy All Humans (2020)

by Vpower

Estados Unidos
Heavy, US Power

1. Destroy All Humans
2. Breathe
3. The Ledge
4. Code of Honour
5. Total Amnesia
6. 1000 Souls
7. Out in the Cold
8. Love, ‘The Assassin’

Dirk Kennedy – Vocals, keyboards
Jim Bacchi – Guitars, keyboards, background vox
John Kristen – Guitars
Greg Bier – Bass Guitar
Jai ‘Es – Drums on “Destroy All Humans”, “Breathe” & “Total Amnesia”
Joe Fugazi – All other drums

Vuelven los Hittman con nuevo disco después de 27 años, casi nada al aparato! Recuerdo de mis tiempos de instituto en los 80 que tenía una carpeta clasificadora toda forrada, y convenientemente plastificada para que no se estropease, con las portadas de discos de actualidad del metal y el rock de los 80, incluso dentro también la tenía decorada, pues bien en una de esas divisiones interiores tenía la portada mítica del debut de estos Hittman con las cuatro ciudades a modo de objetivo siniestro de alguna organización criminal, Londres, París y dos más. Ese disco fue reeditado recientemente y tuvo muy buena acogida, lo que habla mucho y bien de lo que se le quería a esta banda. En el 93 sacaron su segundo disco que no está mal pero no tenía el grado de emotividad del debut.

Y ahora como os decía van a publicar su tercer disco a través de No Remorse Records el 25 de septiembre y aquí te lo traemos como siempre antes que nadie y ante notario. Por cierto, se tomaron en serio lo de sacar su tercer disco cuando vieron la buena respuesta a sus directos en el KIT y el Up the Hammers así como la reedición de su primer disco. Por cierto, comentar también que en la formación encontramos tres de los miembros originales, el vocalista y los guitarras, que no es poca cosa después de tantos años, y además son claramente los que llevan la batuta del asunto.

Los cuchillos afilados y todo dispuesto para meterle el diente a este disco que ya se ha hecho esperar. Por cierto, como os iré contando el disco incluye dos temas antiguos, escritos en su época ochentera antes de que sacasen su primer álbum homónimo, todos los demás son temas de nuevo cuño. Pero de momento no te voy a decir cuáles son por si quieres hacer la prueba de la pepsi vs la coca-cola y ver si eres capaz de adivinarlo, creo que tiene un sonido que los diferencia, aunque no desentonan con el resto del disco.

Empezamos por un tema que sorprende por su duración, más de siete minutos, Destroy All Humans. Tiene un inicio pausado y ambiental que funciona a modo de intro para dejar paso a un medio tiempo heavy de riffs poderosos y sabor tope americano, un tema dinámico que va variando en velocidad, combinando partes rápidas con el medio tiempo, pero me quedo sobre todo con ese riff a lo US power que marca por completo el tema. Otra nota positiva es comprobar que Dirk Kennedy se encuentra en plena forma, tiene fuerza y potencia pero no rehuye las melodías. Un buen cañonazo para comenzar el disco, ojo a la parte de los punteos con sabor Judas Priest por los cuatro costados.

Breathe es un medio tiempo más pausado y atmosférico de riffs constantes y con mucho peso, tiene un aire entre unos Queensrÿche y unos Chroming Rose, con punteo melódico, emotivo y cocinado a fuego lento, como se deben hacer estas cosas, el estribillo es más que convincente, pero el soporte básico lo ponen los riffs rítmicos y la buena voz de Dirk. Dos de dos.

The Ledge tiene un comienzo fresco y melódico con la guitarra pero también con el trabajo a base de caja, un tema muy melódico a lo Titan Force, Fifth Angel, que Dirk defiende muy bien, hard heavy americano con marca registrada, impregnado de sentimiento y buenas melodías, mágico el punteo, se les ve inspirados a estos señores después de tantos años y esa es una gran noticia, porque con tanto tiempo entre medias las cosas nunca son fáciles.

Llegamos a la primera canción que han rescatado del baúl de los recuerdos, se trata de Code of Honour y la verdad es que los riffs dan buena prueba de ello, son clásicos a más no poder. Se trata de un medio tiempo que va evolucionando hacia partes más pausadas y más veloces muy a lo Queensrÿche, con ese toque emotivo y teatral que le daban a las canciones en sus buenos tiempos, y Dirk es capaz de defenderse de manera más que aceptable también en el terreno de los agudos a lo Geoff Tate, sí señor. Cuatro de cuatro, de momento el disco va directo a la vena y sin fallos.

Total Amnesia es una de las canciones más heavys y potentes del disco, pero nunca abandonan del todo la melodía, eso es algo que está presente en todos los temas y que ciertamente le da un toque muy pegadizo a todos ellos. Como os digo, este es uno de los cortes más potentes, más ideal para el directo, para levantar puños que para tocar la fibra sensible como algunos de los anteriores, Otra de las cosas que no falla en cada uno de los temas son los buenos punteos, otro punto a anotar y que constata que este regreso se lo han tomado muy en serio.

1000 Souls es uno de esos temas que te gana por sus melodías desde el principio, con un enfoque de hard heavy melódico clásico, por momentos me recuerda mucho a las canciones de Rob Rock en solitario, tiene carisma, no es que sea especialmente brillante pero es una de esas canciones que puedes escucharte un millón de veces sin aburrirte y con el mejor estribillo del disco.

Out in the Cold es el segundo tema que tenían escrito en los 80 antes de sacar su primer disco y que han rescatado del olvido. Como en el caso del anterior los riffs son más directos y con el estilo de los 80, se nota aunque suene a tópico decirlo, si lo tuviese que comparar diría que suena a unos Heir Apparent, con unos punteos que son pura delicatessen. Seguimos para bingo.

Rematan el disco con otro tema de más de 7 minutos Love, ‘The Assassin’ y después de un disco de notable alto no la iban a fastidiar con el último disparo. Un tema de US heavy con un toque progresivo de nuevo a lo Queensrÿche o Fates Warning, con múltiples giros y muy entretenido, un gran final para un disco muy acertado que marca uno de los mejores regresos de una banda de los ochenta que yo recuerde en tiempos recientes. Los Hittman han sabido ser fieles a su legado pero con los pies bien plantados en el siglo XXI, hay que reconocerles el mérito que tienen, y por supuesto disfrutar de este pedazo disco.

Feeling: 4,5/5
Originalidad: 3,5/5
Técnica: 4/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *